lahoradigital.com
Protestas del personal sanitario por los recortes
Ampliar
Protestas del personal sanitario por los recortes (Foto: Europa Press)

Conseguir cita en la atención primaria madrileña es una misión imposible desde hace meses

miércoles 19 de agosto de 2020, 13:37h

Los madrileños y las madrileñas llevan ya muchos meses sin tener acceso a la atención primaria de la Comunidad de Madrid. La crisis del coronavirus del mes de marzo hizo que los centros de salud de la región cerraran sus puertas solo para casos de urgencias. Pero meses después la situación ha empeorado. Aún hay centros que continúan cerrados por culpa de la pandemia, pero también por un sistema sanitario mermado durante años por la administración regional. Ahora, los contagios del personal, las vacaciones que no se cubren o las bajas médicas han dejado sin personal sanitario a muchos centros. Esto ha hecho que conseguir cita con nuestro médico de cabecera sea una misión imposible. Así lo denuncia la diputada socialista de la Asamblea de Madrid, Lorena Morales, que ha sufrido en primera persona la precaria situación asistencial de los madrileños y las madrileñas.

El pasado 14 de agosto, Lorena Morales, diputada socialista en la Asamblea de Madrid contaba a través de sus redes sociales que “debido a un cáncer no tengo tiroides. Así que tengo que tomar pastillas. Necesito que mi médica las active de nuevo en mi receta electrónica. No hay consulta telefónica ni cita presencial en, al menos, 14 días”. Es uno de los miles de casos de madrileños y madrileñas que no pueden tener la atención sanitaria básica en la Comunidad de Madrid.

Otro paciente, A.P.R nos cuenta con durante los meses de mayo, junio y julio vivió un calvario con su alergia a las gramíneas. “Estar meses encerrados en caso hizo que los alérgicos tuviéramos más problemas que otros años. Estuve semanas intentando contactar con mi médico de cabecera para que me cambiase el tratamiento de otros años ante el agravamiento de mis síntomas. Y era imposible. He llegado a estar dos horas escuchando la cancioncita de espera del teléfono sin que nadie me pudiera atender. Ya no es que se pueda conseguir una cita presencial, es que la saturación hace que tampoco se atienda telefónicamente”.

Con el comienzo de la pandemia en el mes de marzo, los centros de salud cerraron sus puertas para atender la urgencia, los miles de casos de Covid-19 que colapsaron hospitales y centros sanitarios. La situación fue mejorando gracias al confinamiento de meses que hizo que la famosa curva de contagios se controlara y la red sanitaria se normalizara. Con el final del estado de alarma, las Autonomías se hicieron cargo de la situación y son las responsables de controlar los rebrotes del coronavirus. El protocolo aprobado indicaba que los centros de salud serían indispensables para controlar la enfermedad, detectar nuevos contagios y rastrear contactos. En la Comunidad de Madrid, las autoridades sanitarias prometieron reforzar un sistema mermado por años de recortes y pérdida de personal sanitario. Pero los refuerzos no han llegado.

Han tenido meses para hacerlo, pero la situación en atención primaria de la Comunidad de Madrid es peor que nunca. Así lo manifiesta el personal médico y así lo pueden comprobar los ciudadanos. Algunos sanitarios consultados por LHD confirman que llevan años escasos de personal y admiten que “las vacaciones no nos las cubren porque no hay una bolsa de trabajo de la que tirar”. Además, añaden que “las bajas médicas tampoco se pueden cubrir y ahora la situación se complica si alguno de nosotros se contagia de Covid-19”. El problema es mayúsculo y es necesario que la Comunidad de Madrid de Isabel Díaz Ayuso tome cartas en el asunto y contrate personal con urgencia. Pero el problema, nos cuentan en un centro de salud de Fuenlabradaes que los nuevos médicos no quieren trabajar en atención primaria y prefieren irse a los hospitales, por lo que no hay personal disponible para contratar”. A esto se une que España lleva años exportando médicos, médicas y enfermeros y enfermeras a otros países europeos. La precariedad del mercado español ha hecho que cientos de jóvenes se fueran a países como Reino Unido, Alemania o Francia donde son mucho mejor tratados que aquí. Y ahora no quieren volver.

A las quejas de los usuarios se unen los partidos de la oposición en la región como Más Madrid y PSOE. Los socialistas, de la mano de Ángel Gabilondo, llevan pidiendo de forma reiterada la celebración de un Pleno Extraordinario en la Asamblea de Madrid, así como la reunión de las comisiones de Sanidad y de Políticas Sociales para abordar la grave situación por la que atraviesa la sanidad madrileña. Pero el PP y Ciudadanos han bloqueado en la Mesa de la Asamblea esta posibilidad. El portavoz socialista ya ha denunciado públicamente que se trata de “un grave error y una equivocación”. Y piden medidas de choque que hagan mejorar la situación.

MUNICIPIOS CON CENTROS DE SALUD CERRADOS

La Plataforma de Centros de Salud de Madrid ha denunciado esta semana que la Dirección Asistencial Sur plantea además un nuevo recorte de horarios en la ya mermada atención presencial en los centros. Algo que consideran inadmisible en la situación que nos encontramos. Según ha contado a la Cadena Ser la Comunidad les ha informado que se podrían instaurar horarios tan solo hasta las tres de la tarde. Representantes de esta plataforma indican a la Ser que “no hay personal suficiente, no hay rastreo de condiciones, no hay plan de contingencia, no hay coordinación entre atención primaria y salud pública… no hay nada”.

Precisamente esta semana, en el municipio madrileño de Cubas de la Sagra han visto cómo las puertas de su único centro de salud se han cerrado. En esta ocasión, la Consejería de Sanidad, ha comunicado que uno de los trabajadores sanitarios ha dado positivo por Covid-19 y ha tenido contacto directo con otros 6 trabajadores lo que ha obligado a cerrar. Ahora los vecinos que han acudido estas semanas al centro están asustados sobre lo que deben hacer. El ayuntamiento del municipio, en manos del PP y Ciudadanos, ha comunicado a través de las redes que deben esperar a que les llamen los rastreadores, que se podrán en contacto con las personas que han podido estar expuestas a la enfermedad. Y si no les llama nadie, que hagan un seguimiento personal por si comienzan a sentir síntomas del coronavirus.

Ahora, durante al menos una semana, los cuberos y cuberas que necesiten atención médica deben desplazarse al municipio vecino de Griñón. Y si el asunto es más grave deberán ir al hospital de Parla.

La misma situación se vive en el centro de salud Quinto Centenario de San Sebastián de los Reyes, donde ocho profesionales han dado positivo del SARS-CoV2, por lo que han cerrado sus puertas.

En Fuenlabrada, una de las grandes poblaciones del sur madrileño, el alcalde socialista Javier Ayala lleva semanas pidiendo la reapertura de unos centros que no llegaron a abrir sus puertas tras el estado de alarma. Y ahora con el recrudecimiento de la pandemia son indispensables.

La ciudad registra en las dos últimas semanas uno de los rebrotes más graves de la Comunidad. Y eso hace que centros como el de la calle Francia o el de la calle Castilla La Nueva (cerrado parcialmente) se encuentren saturados. Desde el ayuntamiento indican que no han recibido respuesta a sus peticiones y la situación amenaza con empeorar

Son casos que podrían repetirse en un otoño que se espera que sea muy complicado. Este martes, el Ministerio de Sanidad anunciaba más de 2.000 nuevos contagios en las últimas 24 horas y, lo que es más grave, 24 fallecidos por Covid-19.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios