lahoradigital.com
Núñez Feijóo y otros líderes nacionales del PP se desmarcan de Casado en la negociación andaluza con Vox
Ampliar

Núñez Feijóo y otros líderes nacionales del PP se desmarcan de Casado en la negociación andaluza con Vox

miércoles 09 de enero de 2019, 17:00h

Las negociaciones con Vox en Andalucía, que empezaron con un documento que el propio Partido Popular calificó de "inasumible", están abriendo discrepancias entre los barones populares, incluido el gallego Alberto Núñez Feijóo. El líder gallego se manifestó apoyando con rotundidad la lucha contra la violencia de género y advirtiendo de que no se pueden dar pasos atrás en la lucha contra esta lacra.

En la tarde del 8 de enero se filtraba el documento de 19 puntos con el que Vox pretendía dar comienzo a la negociación con el Partido Popular para darle su apoyo en la formación de gobierno en Andalucía. Este documento incluía medidas como la derogación de la Ley andaluza de violencia de género, de la Ley que protege a la comunidad LGTB, la creación de una Consejería de Familia y Natalidad o el cambio del Día de Andalucía al 2 de enero. Incluía también la devolución de competencias en Educación, Sanidad, Justicia y Orden Público y la expulsión de 52 000 inmigrantes en situación irregular de la Comunidad. Muchas de esas medidas ni siquiera son competencia del ejecutivo andaluz o se basan en datos directamente falsos. El líder del PP gallego, Núñez Feijóo, de quien se habló como sucesor de Mariano Rajoy, llamado a ser su delfín, que a última hora decidió no concurrir al Congreso popular, optó por desmarcarse de esas medidas y de su negociación.

Haciendo hincapié en el asunto de la violencia de género, Feijóo marca perfil propio de liderazgo entre el resto de líderes populares que empiezan a manifestarse contra la negociación con la extrema derecha. El gallego quiso dejar bien claro en el acto público en el que hizo estas declaraciones que las "medidas contra la violencia machista dejarán de aplicarse cuando no haya violencia machista" y defendió luchar contundentemente contra esa "lacra social". Un discurso en el que se dijo avergonzado al pensar "que hay otros hombres que, en una situación de irracionalidad" acosen y lleguen a la violencia contra las mujeres "por el hecho de ser mujeres". Estas declaraciones del presidente de la Xunta de Galicia eran de las más esperadas, pues se trata de un primer espada que, como apuntábamos, amagó con presentarse aunque optó finalmente por quedarse en Galicia. Sin embargo, sigue teniendo muchos partidarios dentro del Partido Popular.

Ya su viceportavoz parlamentaria, Paula Prado, había comenzado a fijar posiciones diferenciadas de las del PP andaluz y nacional al asegurar que "la violencia de género, doméstica e intrafamiliar son cosas distintas que no deben mezclarse y que este debate no tenía sentido al llevar 15 años superado".

Otros líderes populares, como el guipuzcoano Borja Sémper, se desmarcaban también del documento presentado por la extrema derecha con sus condiciones para apoyar el Gobierno de Juanma Moreno. Sin embargo, el PP nacional aceptó ese documento como base para negociar, aunque no se sabe hasta dónde están dispuestos a ceder ni unos ni otros.

El temor a que las cesiones sean elevadas y el peligro real de que el Partido Popular se comprometa a derogar leyes que protegen a mujeres u homosexuales está empezando a organizar al colectivo feminista en torno a acciones de protesta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.