lahoradigital.com
Edición testing    20 de abril de 2021

Vox

Isabel Díaz Ayuso ganaría, según la mayoría de los sondeos, las elecciones del próximo 4 de mayo de la Comunidad de Madrid pero la suma de PP y Vox, está muy igualada a la suma de Psoe, MM y UP. La diferencia de entre uno y dos escaños, entre el bloque de derechas y el de Izquierdas, podría conceder el gobierno tanto a Angel Gabilondo como a Díaz Ayuso. Además, el sondeo de Metroscopia da la victoria a la izquierda, asegurando que PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos podrían reunir 70 escaños, superando los 69 necesarios para la formación del gobierno, la mayoría absoluta.

Entre las veinte formaciones políticas madrileñas, sólo seis luchan por entrar en la cámara regional, aunque las encuestas prevén la salida de Ciudadanos e incluso de Vox si el PP recoge el voto útil de la derecha. Las otras catorce tienen muy difícil superar el 5% de los votos emitidos que es el umbral que determina la ley electoral para acceder al reparto de los 136 diputados y diputadas que conformarán la nueva Asamblea de la Comunidad de Madrid.

Los votantes que quieran ejercer su derecho al voto por esta vía podrán hacerlo de manera telemática en la página web de Correos o en cualquier oficina de forma presencial. Ante la previsión de un mayor número de votos por correo, la compañía ha contratado hasta 970 trabajadores de refuerzo.

Anoche volví a ver una película escalofriante. No hay en ella monstruos ni efectos especiales ni coches desbocados persiguiéndose ni crímenes ni violencia de ninguna clase. Va de un viaje por la mente de Bertie, un infeliz tartamudo aquejado de inseguridad y timidez patológicas al que el destino o lo que sea obliga a convertirse en Rey del Reino Unido y de la Mancomunidad Británica. Va de la lucha de ese hombre, torturado desde niño por su discapacidad, y la de otro hombre, un hombre corriente que, haciéndose pasar por logopeda, intenta ayudarle para que pueda hacer frente a su vida pública. Alguien diría que en esa película no pasa nada, pero, para el espectador atento, pasa de todo, porque nada puede resultar más espectacular y emocionante que ver cómo la voluntad va imponiendo su poder hasta transformar el carácter y, por ende, las vidas de esos dos hombres. Esa transformación, gracias a la omnipotencia del poder de la voluntad, parecería increíble si no supiéramos que los hechos que narra la película fueron hechos reales. Una escena en particular me cortó la respiración las dos veces que la vi. Estaba el tartamudo Bertie rumiando su inseguridad y el golpe brutal de su destino mientras miraba las noticias en una pantalla de cine instalada en palacio, cuando en la pantalla aparece Adolf Hitler chillando un discurso, vomitando palabras de odio a toda velocidad y sin tartamudear. La expresión de la cara del excelente actor que encarna a Bertie permite captar que, en ese momento, ese hombre comprende que no puede darse el lujo de seguir regodeándose en sus miserias privadas. El histérico que grita en la pantalla tiene poder suficiente para destruir a Europa con sus ejércitos. Él, Bertie, ya para siempre Jorge VI, Rey, tiene el deber de conducir a su pueblo a la victoria contra los que pretenden entronizar al odio satánico en el mundo. En ese momento, Bertie se convierte en soberano de su propio cuerpo, de su propia mente, de sus propias convicciones y de sus propios actos, impelido y protegido por el poder de su voluntad.

Algunos vecinos han increpado al grito de “fuera fascistas de nuestros barrios” el acto de campaña de la formación liderada por Santiago Abascal. La tensión hizo que los manifestantes se lanzarán objetos e incluso a los miembros del partido y la policía ha acabado cargando contra los manifestantes.

El presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Félix Tezanos, ha asegurado en una entrevista en RTVE tras la publicación del barómetro especial sobre las elecciones madrileñas que hay una intención de voto muy grande y que, aunque la derecha está más movilizada, los resultados están muy igualados lo que puede llevar a un empate el próximo 4 de mayo.

El candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha matizado sus palabras este martes en una entrevista para RTVE tras sus declaraciones la noche anterior sobre un posible veto al candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, tras las elecciones del 4M. “No estoy diciendo que no vaya a hablar con él nunca, no excluyo a nadie”, ha recalcado. No obstante, el candidato socialista ha insistido en que no quiere un Gobierno en la Comunidad de Madrid “donde estén planteamientos de este tipo”, haciendo alusión a los extremismos que, a su juicio, aporta Iglesias. En este sentido, ha vuelto a recalcar que su preferencia es formar una alianza con Más Madrid y Ciudadanos “y construir sobre eso una construcción de izquierdas contra la antipolítica”.

En la larga precampaña electoral en la Comunidad de Madrid los pactos postelectorales estarán en el centro del debate ya que no parece claro que ningún partido pueda alcanzar por sí solo una mayoría suficiente para gobernar. El PP precisaría de Vox y, posiblemente, de Ciudadanos. El PSOE, también tendría que elegir para poder formar gobierno. Este lunes, el candidato socialista. Ángel Gabilondo, ha abierto la puerta a negociar con Ciudadanos y Más Madrid mientras se aleja de “extremismos” y del Podemos de Pablo Iglesias.

Hace días que me da vueltas en la cabeza el ignominioso espectáculo que nos han ofrecido las derechas en Murcia y el show de la pintoresca presidenta de Madrid. Lo de Murcia repugna e indigna y lo único que uno puede agradecer a los politiqueros que montaron el evento es que, una vez concluida la representación, vuelvan a confinarse en su Asamblea y dejen al resto del país en paz. A la de Madrid le agradecía yo con alguna frecuencia las risas y sonrisas que me provocaban sus desatinos y sus extravagancias. Pero lo de convocar elecciones no me conmovió de ninguna manera porque uno ya la considera capaz de cualquier cosa. Sin embargo, al ver que dos encuestas le daban más votos de los que tiene y la posibilidad de llegar a la mayoría absoluta con Vox, el ánimo se me fue a los pies y me sentí como si estuviera barriendo el suelo con la nariz.

La moción de censura propuesta en la Región de Murcia por el PSOE y Ciudadanos se votará este jueves y salvo sorpresa fracasará. Los tres diputados expulsados de Vox votarán en contra la moción de censura que se vota este jueves porque según ellos les ha ilusionado la propuesta del PP de comenzar en Murcia una unificación del centro-derecha.

El Centro de Investigaciones Sociológicas, CIS, ha publicado el barómetro del mes de marzo en el que da porcentajes de voto para los partidos si se celebrasen hoy elecciones generales. La encuesta está realizada entre el 1 y el 11 de marzo por lo que no recoge los acontecimientos políticos de los últimos días que se han fraguado en un adelanto electoral en la Comunidad de Madrid. El panorama electoral en España según el CIS nos deja varias certezas. La primera es que el PSOE sigue consolidándose en la primera posición y creciendo. La segunda que la ultraderecha de Vox se va comiendo poquito a poco al PP y ya le pisa los talones. Y la tercera es que Unidas Podemos sigue perdiendo apoyo en las urnas y está casi igualado con Ciudadanos en torno al 10% del voto. En relación a los resultados de las últimas elecciones, el Gobierno de Coalición conseguiría ahora más apoyo en las urnas y más diputados en el parlamento, aunque pierde fuelle respecto al mes de febrero.

Acabar con el golpismo catalán y con los partidos que quieren destruir la unidad de España; acabar con las Policías autonómicas y con el Estado de las Autonomías; acabar con la Ley de la Memoria Histórica; acabar con la igualdad de sexo; acabar con los inmigrantes ilegales y con los legales; acabar con las mezquitas y con la libertad religiosa en las escuelas públicas; acabar con el espacio Schengen; acabar con el IRPF y con el suelo público: acabar con el aborto y con la eutanasia; acabar con la sanidad pública y gratuita para los inmigrantes; acabar con la educación pública mediante el pin parental; acabar con los contrarios de subvencionar la tauromaquia y el flamenco; acabar con la ley de violencia de género; acabar con los partidos políticos; acabar con el Tribunal Constitucional y con la Ley del Jurado; acabar con la UE…

Financial Times denuncia que “como era de esperar, Madrid tiene las tasas de infección más altas de la España continental". Debido a que Ayuso ha convertido a Madrid en el "oasis de la fiesta europea en plena pandemia", mientras el resto de países se están sacrificando.

La prensa internacional señala el colapso del Gobierno de Madrid que se fragua con los movimientos en los territorios con sus socios de gobierno, CS, y la irresponsable gestión de la pandemia por parte de la presidenta Isabel Díaz Ayuso. Palabras como “colapso” “tensión” y “enfrentamientos” cubren los titulares de los periódicos europeos y estadounidenses al describir las coaliciones que ha mantenido el PP con Ciudadanos, incorporando una creciente ultraderecha que aumenta cada vez más las presiones tras sus resultados electorales en Cataluña. Consideran que las elecciones en Madrid, son un “regalo” para Pedro Sánchez y los socialistas y otros como una oportunidad para la controversial Ayuso de posicionarse como cabeza de los populares, movimiento cuestionable para la derecha conservadora. No obstante, mantienen que el escenario es muy complicado para la derecha tradicional, con una situación fragmentada, y que los comicios serán determinantes para el futuro del partido. “Esto podría socavar la habilidad del PP de formar gobiernos”, escriben en el periódico francés Le Monde.

Las pocas encuestas que existen de momento, y poco actualizadas, indican que Isabel Díaz Ayuso, actual presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata del PP, podria ser la lista más votada el 4-M, pero aún asi lo tendría difícil para sumar mayoría sólo con Vox. En las elecciones autonómicas de 2019, el PP consiguió 30 representantes, mientras el Psoe alcanzó los 37, y Más Madrid, 20 escaños. Estos primeros sondeos, poco actualizados, darían un cierto incremento de escaños al PP. La mayoría absoluta en la Comunidad de Madrid está en 69 escaños por lo que Ayuso deberá contar con Vox, que sería la segunda fuerza de derechas más votada, para gobernar. Con la posible unión de UP y Más Madrid, los datos del bloque de izquierdas podrían ganar puntos.

Este domingo, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha despejado las dudas y finalmente la disolución de la Asamblea de Madrid tiene prioridad sobre las mociones de censura presentadas por Más Madrid y los socialistas. De este modo, la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, consigue su objetivo que no es otro que deshacerse de sus socios de Gobierno, los que la hicieron presidenta, Ciudadanos, y que ahora le impiden desarrollar sus políticas neoliberales más cercanas a la extrema derecha de Vox que al centro que dice representar el partido naranja. Los partidos de la oposición, y entre ellos, el ganador de los últimos comicios, el PSOE de Ángel Gabilondo, han lanzado un mensaje de tranquilidad y de esperanza. Los socialistas madrileños consideran que están preparados para volver a ganar en las urnas, esta vez con la contundencia necesaria para desalojar del poder al PP que lleva más de un cuarto de siglo en la Puerta del Sol. La decisión está ahora en manos de los madrileños y las madrileñas.