lahoradigital.com
Edición testing    25 de septiembre de 2020

Venezuela

El pasado lunes, el régimen de Nicolás Maduro establecía un plazo de 72 horas para que la embajadora de la Unión Europea, Isabel Brilhante Pedrosa, abandonase Venezuela. Un decisión que tomaba como represalia a las sanciones que la UE adoptaba contra once altos cargos del régimen de Maduro. Sin embargo, tras una conversación entre el Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, y el ministro de Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, se ha decidido revocar la decisión.

Nicolás Maduro ha exigido que la embajadora de la Unión Europea en Caracas, Isabel Brilhante Pedros, abandone el país en un plazo de 72 horas desde el pasado lunes. Una reacción a las sanciones que la UE ha impuesto contra varios altos cargos del régimen. El Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha rechazado esta medida y ante la respuesta de Maduro ha convocado a la embajadora de Venezuela, Claudia Salerno Caldera, ante las instituciones comunitarias.

El presidente norteamericano, en una entrevista para el medio digital Axios, ha afirmado que está abierto a reunirse con Nicolás Maduro. Unas declaraciones que contrastan con la política de apoyo y reconocimiento al autoproclamado presidente venezolano, Juan Guaidó.

Tras las acusaciones de EEUU

El presidente Nicolás Maduro aseguró que Estados Unidos se presenta como el mayor donante de ayuda humanitaria a Venezuela y no ha llegado ninguna donación. Su país es uno de los cuatros países latinoamericanos con menos casos cosos confirmados, 329, y 10 fallecidos a causa de la pandemia china.

La derecha ha vuelto a intentar montar bronca en la sesión de control al Gobierno. Y de nuevo lo ha intentado con un tema que no da más de si: el encuentro de Ábalos con la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez. Ante los gritos de "dimisión" de la bancada 'popular' y de la ultraderecha, el resto de representantes de la Cámara Baja han ovacionado al dirigente socialista acallando así un conflicto que en realidad nunca lo fue. En lugar de hacer propuestas, la oposición sigue viviendo rehén del "procés catalán" y de Venezuela, temas con los que pretende acosar al Gobierno.

La instancia multilateral asegura que "si bien la Constitución venezolana prevé la celebración de elecciones parlamentarias en 2020, la democracia se restablecerá plenamente en Venezuela sólo mediante elecciones presidenciales libres, justas y creíbles". Así buscan presionar para nuevas elecciones presidenciales y parlamentarias "libres y justas" en Venezuela

El diplomático estadounidense, Elliott Abrams, informó que la crisis venezolana forma parte de la agenda de dialogo permanente que mantienen España y EEUU, Además, remarcó que el gobierno español y toda la UE reconocen a Juan Guaidó como el presidente interino de Venezuela. Lo cual no es exacto ya que España considera a Maduro como presidente de facto y aunque las esperanzas están puestas en Guaidó, hoy por puede ser considerado como un presidente encargado, pero la realidad es que es el jefe de la oposición.

La sensación de que la convulsión que sufre nuestro mundo, en lo climático, ambiental, o exclusivamente moral tiene visos de definitiva, aumenta a cada instante. Es como si nadie hiciera caso de los avisos que constantemente nos va dando nuestro planeta, por cierto cada vez de manera más clara y contundente.

España ha concedido a casi 40.000 venezonalos permisos para residir y trabajar legalmente en el país por cuestiones humanitarias. La Oficina de Asilo resuelve más de 60.000 peticiones, pero aún acumula 120.000 sin resolver. Estas ayudas han salido adelante gracias a la ONG 'Un Salvavidas para Venezuela'.

LA JUSTICIA VENEZOLANA PIDE LA ENTREGA DEL OPOSITOR

La Justicia venezolana a punto de crear una crisis diplomática al pedir al Gobierno español la entrega del opositor Leopoldo López que se encuentra como "huesped" en la residencia del embajador español en Caracas, Jesús Silva. El ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell que se encuentra en Beirut, ha asegurado este viernes que España "no entregará a López pero que si, limitará su actividad política" para evitar que el opositor anti chavista convierta la casa del embajador en una tribuna. El Gobierno español pide a Venezuela que respete la inmunidad diplomatica de la embajada. Entre tanto Europa considera que se trata de un asunto nacional español y no se inmiscuye.

MAXIMA TENSION TRAS LA LIBERACION DE LEOPOLDO LOPEZ EN VENEZUELA

Venezuela está viviendo momentos de máxima tensión tras la liberación por parte de un contingente del Ejército chavista del opositor Leopoldo López que tuvo que refugiarse en la embajada de Chile primero y después en la de España. Guaidó arengó a la población a que se enfrentara al chavismo y pidiera la expulsión de Nicolás Maduro. Tras enfrentamientos cruentos entre ejército y población civil, el ministro de Exteriores, Josep Borrell, hace un llamamiento en nombre del gobierno español para "buscar soluciones pacíficas y evitar un derramamiento de sangre"

Con el fin de intercambiar experiencias acerca de los retos y oportunidades para la protección de la niñez y adolescencia venezolana, y delinear algunas sugerencias técnicas a ser consideradas por espacios de coordinación regional existentes –tales como MERCOSUR, el Proceso Quito, la Conferencia Sudamericana sobre Migraciones, entre otros–, los representantes técnicos de instituciones nacionales de los sectores de refugio, protección de la niñez y migración de varios países sudamericanos se reunieron los pasados días 27 y 28 de marzo en la Ciudad de Buenos Aires.

La tripulación de Air Europa vivió en Caracas una tentativa de atraco que ha hecho que se nieguen a volver a trabajar en Venezuela ante la situación crítica que está viviendo el país. El incidente se produjo cuando los empleados de la compañía se dirigían al hotel. Durante el traslado, dos motos persiguieron al vehículo que los trasladaba hasta su llegada al alojamiento, donde se produjo un tiroteo. Los pilotos y azafatos piden a Air Europa mayor seguridad si quiere que se siga operando en Venezuela.

El fin de semana, la oposición venezolana, con el presidente encargado Juan Guaidó a la cabeza, intentó introducir en el país caribeño los primeros camiones con alimentos y medicinas procedentes de Estados Unidos. Se intentó cruzar la frontera desde Colombia, pero las tropas fieles a Maduro impidieron la entrada de la ayuda humanitaria. Los enfrentamientos se saldaron con más de 280 heridos de diversa consideración y varios camiones quemados por los militares venezolanos.

🔴 Maduro y Guaidó miden sus fuerzas con sendos conciertos en la frontera mientras entra la ayuda humanitaria a Venezuela

Jaume Roures intenta evitar que el concierto Venezuela Aid Live se emita en España

La ciudad colombiana de Cúcuta, en la frontera venezolana, vivió el Venezuela Aid Live, un concierto organizado por el magnate americano Richard Branson para pedirle a Nicolás Maduro que deje entrar a su país la ayuda que precisa el pueblo. A escasos metros de allí, el régimen de Maduro ha organizado otro concierto de tres días bajo el título de "hands off Venezuela" (manos fuera de Venezuela). Mientras Guaidó asegura que gracias al Ejercito la comida, medicinas y otra ayuda humanitaria ha entrado al país, Maduro sigue su alianza con el bloque ruso para evitar que el mundo occidentan intervenga, siquiera humanitariamente, en un país que se muere de hambre y necesidades de todo tipo.