lahoradigital.com
Edición testing    26 de septiembre de 2020

UP

El Centro de Investigaciones Sociológicas ha publicado este jueves el barómetro de febrero en el que incluye la intención de voto a los distintos partidos. El PSOE sigue al alza tras la formación de Gobierno y cada vez le saca más diferencia al PP, que sigue cayendo. Un 24,9% responde espontáneamente que si mañana hubiera elecciones votaría a los socialistas. Además, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se mantiene como el líder político más valorado.

La eterna canción de la desunión de las izquierdas toca a rebato cuando estamos al borde del abismo frente al auge brutal de la extrema derecha. Hacer un solo reproche del pasado, sobre el desencuentro del Psoe y Up, no conduce a ninguna parte. Los reproches y la guerra por el relato ha quedado atrás. Se han perdido unos meses preciosos, para desesperación de mas de trece millones de votantes progresistas que veían como la extrema derecha se agarraba al discurso del odio e iba subiendo como la espuma. El daño ya está hecho. En otro capítulo se analizará esa nefasta moda de “repetir elecciones”. El bloqueo es y ha sido el auténtico culpable. PDs por sillones, el PP por irresponsabilidad política y Ciudadanos, que tenía todas las claves, ha preferido blanquear a la ultraderecha y adoptarla como socios de gobierno en varias comunidades.

El debate en las anteriores elecciones generales cambió la intención de voto en un 7 %. En este, en el mejor de los casos, lo mismo. Espectáculo aparte este tampoco ha añadido mucho. Los convencidos al suyo sin duda, solo el dudoso habrá apreciado los matices y le hará pensar antes de votar. El resultado posible sigue siendo una gran incógnita. Es reiterativo que los electores deciden en el último momento su voto. En la última encuesta del CIS un 67,3% tiene seguro que irá a votar el día 10; de ellos sólo un 66,6% tiene decidido su voto, hay un alto porcentaje que no sabe si irá a votar y, en su caso, a quién. Todas las encuestas marcan una tendencia parecida. En todo caso, en estos momentos, las encuestas no dejan de ser potenciales intencionalidades. Queda la prueba del algodón y en unos días tendrán que ser millones de votantes los que corroboren, o no, lo dicho por unos millares de encuestados. No podemos vivir en estado de elección permanente y este viaje es el que tenemos para encontrar camino y no puede desaprovecharse.

La portavoz del Grupo Parlamentario socialista en el Congreso, Adriana Lastra y el secretario de Acción de Gobierno de Podemos, Pablo Echenique, han oficializado que la segunda reunión entre ambas formaciones ha acabado con las posturas muy alejadas. Los ‘morados’ echan el reloj atrás borrando sus rechazos a las seis ofertas socialistas y exigen, inamoviblemente, lo mismo que el primer día: entrar en un Ejecutivo de coalición sentándose en sillones ministeriales. El PSOE ya advirtió y descartó esa posibilidad, de forma firme y clara, el mismo 25 de julio, cuando fue rechazada por Podemos la vicepresidencia social y tres carteras. El Psoe dio su palabra de que esa oferta no se iba a repetir en septiembre. Y así lo cumple. No obstante ha trabajado intensamente en agosto, con 25 reuniones con 350 colectivos sociales para elaborar un gran Acuerdo Programático de 370 medidas, unido a cargos potentes en instituciones para Unidas Podemos, y la incorporación de las medidas de UP incluídas, además de una triple garantía de cumplimiento. Esta es la "Tercera Vía", una vez fracasadas y superadas las anteriores, con las que el Psoe y el Gobierno se presentan. Pero Pablo Iglesias sigue en el mismo lugar: sillones, sillones, sillones. Muchas de sus confluencias ya le han dicho que acepte y negocie. Veremos en los próximos días si surte efecto, aunque la sombra de las elecciones se acerca más.

Ciudadanos sabe que, con la aritmética actual, no hay suma parlamentaria posible más allá de Pedro Sánchez. Incluso está por ver si el PSOE puede formar gobierno antes de la fecha límite. Por eso ha rechazado la propuesta del PP de presentar un candidato alternativo a la Presidencia. Una idea que, dicen los de Albert Rivera, son "ganas de distraer".

Me dirijo a ti, Pablo más que nada porque de tu decisión depende que volvamos a pasar por unas elecciones generales en este próximo noviembre o, podamos formar un gobierno de izquierdas antes del 23 de septiembre. Además quiero dejar claro las razones por las que veo muy difícil el que alguna vez el PSOE pueda formar un gobierno de coalición con el partido que aún lideras.

*Reflexiones de un militante socialista de base para lahoradigital.com

No hubo mayores sorpresas en el debate de Investidura del presidente Pedro Sánchez. La primera vuelta de la votación del candidato propuesto por el rey, fue fallida al no conseguir los apoyos necesarios. Desde ese momento el engranaje socialista se puso a funcionar a contrarreloj para lograr un acuerdo in extremis con Unidas Podemos de cara a la segunda vuelta, que tendrá lugar este mismo jueves.

  • 1