lahoradigital.com
Edición testing    29 de septiembre de 2020

Universidad de Oxford

La Universidad de Oxford presenta las primeras pruebas realizadas a más de un millar de personas para el desarrollo de una vacuna contra al COVID-19, unos ensayos que mostraban datos prometedores, pues nos encontramos ante una vacuna segura que genera una respuesta de inmunidad, ayudando así al cuerpo a crear una barrera doble, compuesta por un lado de anticuerpos, y por otro de linfocitos T, que combaten y eliminan las células infectadas. Unos resultados sin duda esperanzadores que han sido publicados por la revista científica “The Lancet”, y que coincide con la difusión de los resultados de una de las investigaciones que se siguen en China para el desarrollo de la vacuna definitiva.

La Dexametasona es un medicamento barato y de fácil acceso que se utiliza como tratamiento a base de esteroides y que podría ser, según los investigadores, un gran avance contra el coronavirus. El uso de este tipo de fármacos se desechó al principio de la pandemia por la OMS, que reconoce ahora los beneficios del mismo.

La carrera contrareloj por conseguir una vacuna inmediata contra el Covid-19 se libra entre los dos gigantes mundiales, Estados Unidos y China. Pero también entre Francia y Reino Unido. También España está en la carrera de conseguir la vacuna. Estos días, la Universidad de Oxford, a través de su Instituto Jenner, ha comunicado que se halla muy avanzada su experimentación para conseguir la ansiada vacuna. De hecho, han anunciado que en los próximos días comenzarán con los ensayos clínicos. Esto les situaría en los primeros de Europa. Un español, David Pulido Gómez trabaja en el Instituto Jenner que lleva 15 años dedicado a buscar vacunas contra el VIH y también contra la malaria. España tambien tiene un laboratorio del CSIC en marcha.
  • 1