lahoradigital.com
Edición testing    2 de julio de 2020

Ultraderecha

Tras tres meses de retraso a causa de la Covid-19, este domingo se ha celebrado la segunda vuelta de las elecciones municipales francesas. Se decidían los gobiernos de casi 5.000 ayuntamientos. Una votación celebrada en medio de la pandemia que ha registrado un 59 por ciento de abstención, alcanzando una cifra récord. La izquierda, con Anne Hidalgo a la cabeza, mantiene París, y Los Verdes han celebrado unos resultados históricos tras ganar en Grenoble, Lyon, Estrasburgo, Tours y Besazón.

España comienza a adaptarse a la nueva normalidad que nos acompañará durante bastantes meses, pero la cotidianidad irá ganando terreno sobre lo extraordinario tras salir del Estado de Alarma. También en la política. Ahora, los partidos ponen el foco en dos importantes citas electorales en Euskadi y Galicia. La portavoz socialista del Gobierno de Sánchez, Mª Jesús Montero inauguró este domingo la precampaña gallega haciendo un llamamiento a todos para encarar la reconstrucción económica tras la pandemia, “necesitamos del concurso de todos”. Pero también avisó del juego “de insultos y mentiras que hace el PP y a ultraderecha”, y recordó que en Galicia es Feijóo, el actual presidente “quién representa a la ultraderecha”. Por su parte, el candidato socialista a presidir la Xunta, Gonzalo Caballero anunció que se compromete a garantizar 5.000 puestos estables en el sistema de salud pública “para dar dignidad a los trabajadores que piden estabilidad en lugar de contratos por horas”.

Terminé mi último artículo con una frase que me salió del alma: “Dime para qué me sirves y te diré lo que vales para mí”. La frase se refiere al concepto de utilidad que determina la relación entre personas. No me voy a meter en el utilitarismo filosófico; no estamos para eso. Aquí voy a la relación entre personas que rige en la sociedad de nuestro país y de los países de nuestro entorno económico, ateniéndome a la realidad pura y dura. Y la realidad pura y dura nos dice que nos regimos por una máxima: Me importas en la medida en que me aportas algo que me interesa. Y en sentido negativo: Si no me aportas algo que me interesa, no me importas en absoluto.

La ultraderecha de Vox ha vuelto a bloquear una declaración institucional en la Cámara Alta algo que parece ya habitual desde su llegada a las instituciones. En esta ocasión, dicha declaración tenía por objeto denunciar el racismo y mostrar el apoyo del Senado al movimiento “Black lives matter” procedente de Estados Unidos ante el fallecimiento de George Floyd. Los tres únicos senadores ultraderechistas han votado en contra de la medida que, al necesitar la unanimidad, ha decaído. El portavoz del PSOE, Ander Gil, califica como un “ataque a la democracia y la Constitución”.

El sábado pasado, tras la manifestación efectuada contra el Gobierno, se produjo un gran altercado entre 8 jóvenes que defendían ideas de ultraderecha contra un sindicalista de la UGT que se encontraba en la terraza de un bar del centro de Málaga, el cual respondió a los cánticos de este grupo con buenas formas.

Este lunes, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, sufrió un ‘escrache’ a las puertas de su domicilio en el norte de la capital de España. Dos decenas de personas profirieron insultos al dirigente socialista que no se encontraba en el lugar, pero sí se encararon con la mujer e hija de Ábalos. El incidente se produce en plena escalada mediática de las minoritarias protestas en barrios de clase alta de la capital de España y tras un programa en Youtube del periodista ultra Javier Negre que hizo pública la dirección de la vivienda del ministro.

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Ángel Gabilondo, ofreció a la presidenta madrileña del PP Isabel Díaz Ayuso su disposición y su apoyo para que la Comunidad de Madrid actuara con unidad y lealtad para salir de la crisis del coronavirus. Sin embargo, la respuesta de la líder popular no solo ha sido negativa, sino que ha atacado duramente al Gobierno de Pedro Sánchez, culpándole de absolutamente todas las trágicas consecuencias de la llegada del Covid-19 a España. Díaz Ayuso ha dicho en la cámara regional que su mayor error fue “confiar en un Gobierno que se ha ufanado de usar la mentira para llegar y permanecer en el poder (…) reconozco mi error: fiarme de la izquierda”. Con su inflamado discurso, la dirigente popular que está en el poder gracias a los votos de la ultraderecha, a quien se siente muy cercana, rompe todos los puentes de colaboración y podría suponer un punto de inflexión en la política regional y nacional en estos graves tiempos. A pesar de todo, el portavoz socialista sigue con la mano tendida.

El Pleno del Senado ha aprobado hoy por práctica unanimidad- excepto los tres senadores de Vox- una enmienda transaccional redactada sobre la base de una moción socialista, instando al Gobierno, en primer lugar, a trabajar en la implementación de la Declaración de Emergencia Climática en España aprobada recientemente, comprometiéndose con el horizonte de total descarbonización en 2050 y a impulsar un Green New Deal, en España y en la Unión Europea, con financiación suficiente para garantizar la creación de empleo y una transición justa en los sectores y territorios más vulnerables ante los necesarios cambios en los modos de producción y de consumo.

Kramp-Karrenbauer estaba llamada a suceder en la cancillería alemana a Ángela Merkel. Así lo decidieron los conservadores bávaros en diciembre 2018 en su congreso celebrado en Hamburgo cuando eligieron a la actual titular de Defensa como presidenta del CDU. Sin embargo, la crisis política de la semana pasada en la región de Turingia, que rompió el cordón sanitario a la ultraderecha de AfD, ha hecho que este lunes la dirigente alemana haya transmitido al partido su renuncia a ser la futura candidata al Gobierno.

Históricamente, cuando algunos líderes políticos no democráticos, caudillos militares o autoridades religiosas se quieren hacer con el poder político, suelen acudir a la manipulación de las masas. En la mejor tradición goebbeliana y de sus famosos 11 principios de propaganda, no existen mejores argumentos para convencer que aquellos que no apelan a la razón. No existe mejor herramienta para convencer a una ciudadanía descontenta que apelar a las razones del nacionalismo radical o a los dogmas de cualquier religión integrista. Es mucho más difícil y más costoso construir una argumentación, un relato o una ideología basándose en la razón, en ideas que se crean a través de la reflexión racional que cualquier soflama populista que emana de las emociones o de sentimientos subjetivos.

El candidato liberal Thomas Kemmerich se convirtió esta semana en el presidente del Estado Federal de Turingia (Alemania) gracias al apoyo del partido de Angela Merkel, la CDU, y también a los votos del partido nazi Alternativa para Alemania (AfD). La rotura del cordón sanitario a la ultraderecha ha supuesto un escándalo político de primera magnitud. Todos los partidos consideran inaceptable que un primer ministro regional gobierne con el apoyo de los ultras. La canciller alemana, Angela Merkel, considera que esto ha sido “un mal día para la democracia” y su partido ya trabaja para forzar la repetición electoral antes de que nadie gobierne de esta manera. Por su parte, el propio Kemmerich ha anunciado que renuncia al cargo.

Durante el acto, Asier González, hermano de Yolanda González, asesinada por el ultra Emilio Hellín, fue el encargado de descubrir la placa que da nombre a este edificio y que cuenta con una ilustración realizada por Óscar Cebolla. Presentado por el concejal de Juventud, David López, el encuentro ha contado con las intervenciones de diversas personas vinculadas con Yolanda González, como su hermano Asier y sus compañeras y amigas, Marta Cárdaba y Mar Noguerol (a través de su hija Irene).

El Partido Socialista sigue trabajando para que la ultraderecha española, al igual que ocurre en Europa, no ocupe puestos importantes de las instituciones. Con la apertura de las Cortes, se ha aprobado el nuevo reglamento del Congreso y la constitución de las comisiones que desarrollarán su trabajo durante la legislatura. Los socialistas han acordado con el Partido Popular que la formación de Abascal no presida ninguna de esas comisiones. Vox había pedido estar al frente de cuatro presidencias así como nueve vicepresidencias y quince secretarías. El partido de Casado mantiene una lucha abierta con Vox en la que se juegan la hegemonía de la derecha y le interesa desplazar a los ultraderechistas.

El Centro Joven de Alcorcón pasará a llamarse Yolanda González en honor a la víctima asesinada por el terrorismo fascista. El ácto será el próximo domingo día 2 de febrero, con el objetivo de recordar a las víctimas de la Memoria Histórica y evitar que se repitan errores del pasado

Izquierda Unida y Podemos piden al Tribunal Supremo que se tomen diligencias con el eurodiputado de Vox por tres delitos recogidos en el Código Penal: provocación para la rebelión armada, amenazas al Gobierno de la nación y un delito de odio al promover la hostilidad y violencia por razón de ideología, penado con hasta cuatro años de cárcel.