lahoradigital.com

Ultra derecha

Ciudadanos, PP y PSOE consiguen dos puestos cada uno y Vox se hace con una vicepresidencia.

Partido Popular, Ciudadanos y la ultraderecha de Vox oficializan hoy sus acuerdos en la Comunidad de Madrid y en Murcia por los que controlarán la mesa de ambas cámaras, vaticinan futuros gobiernos conformados y sostenidos por las tres formaciones y materializan la “foto de Colón”

La irrupción de Vox en el panorama político español, que ha dado al traste con la llamada “excepción española” – la que convertía a nuestro país en el único de cierto calado en la UE que carecía de un partido de extrema derecha con representación parlamentaria- ha colocado al partido de Santiago Abascal en el centro de la actualidad informativa nacional y de las conversaciones de ámbito político de millones de españoles. Puede parecer algo común: desde el “Sí se puede”, nos hemos acostumbrado a que partidos de nuevo cuño entren de lleno en instituciones y noticias y parezcan, sucesivamente, llevar la voz cantante de un supuesto cambio del paisaje político y social español.

Suecia empieza a calmarse. Tras cuatro largos meses de negociación, parece que el resto de partidos políticos aislan a la extrema derecha. Pese al ascenso de los Demócratas Suecos (DS), con el bronce en las elecciones del pasado septiembre y sus 62 escaños correspondientes, la ultraderecha del país escandinavo empieza a flaquear. Los socialdemócratas de Stefan Löfven, hasta ahora primer ministro, han persuadido a los Liberales y al Centro, dos de los partidos que formaban La Alianza, el bloque conservador en la política sueca. Ahora con quien Löfven ha de negociar es con el partido excomunista.

Alrededor de cincuenta asociaciones y organizaciones de mujeres de toda España presentan un manifiesto en el que denuncian las políticas que partidos ultraderechistas como Vox quieren volver a recuperar con el objetivo primordial de quitar a las mujeres los derechos conquistados en las últimas décadas.

Creíamos que VOX era una amenaza lejana para la libertad y, por tanto, nos parecía imposible que sus postulados reaccionarios y preconstitucionales encontraran eco en ningún sector representativo de nuestro país. El resultado de las elecciones andaluzas me ha dejado estupefacta. Casi con el 100% escrutado, VOX ha obtenido el 11% de los votos, lo que supone, a falta de un análisis de género, que aproximadamente la mitad de los 382.076 votos que ha obtenido, proceden de mujer

  • 1

Gracias a las donaciones del CRNI, un grupo marxista-islamista en el exilio iraní, la extrema derecha de Abascal pudo financiar el 80% de su campaña a las elecciones europeas de 2014. El grupo opositor iraní desconocía el trasfondo ultraderechista de este partido político, pero el ex dirigente del PP catalán, que fue uno de los fundadores de Vox, Alex Vidal-Quadras asegura que eran "donativos a su persona". El político catalán, tras haber fracasado en el Parlamento Europeo, abandonó la organización política, pero antes de hacerlo advirtió al actual líder, Santiago Abascal, de la procedencia del dinero.


Las negociaciones de las derechas para gobernar Andalucía siguen su curso normal. En la tarde de ayer, la ultraderecha presentaba al PP sus propuestas y todo el mundo se escandalizaba, incluso los populares. Pero ya se vislumbraba que todo podría hacer sido una escenificación. Hoy, en una nueva reunión, el PP ha presentado sus propias propuestas y anuncia que Vox ha rebajado sus exigencias. La reunión continúa esta tarde en Sevilla y pretende llegar al pacto definitivo, que parece no corre ni corrió nunca peligro.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, fue junto a su homólogo portugués, Antonio Costa, el centro de atención del Congreso de los socialistas europeos donde se puso a la cabeza del liderazgo contra el avance de la extrema derecha. “No tenemos que atenazarnos como consecuencia del auge del autoritarismo en la Unión Europea”,dijo en Lisboa este fin de semana.

Los mensajes de WhatsApp del francotirador de Tarrasa detenido confirman su radicalización, aunque ante el juez declaró que tan solo "era una fantasía y una forma de hablar"