lahoradigital.com
Edición testing    18 de septiembre de 2020

Sanidad

Ante la rapidez de la propagación del Covid-19 en ciertas zonas de la Comunidad de Madrid, que superan los 1.200 contagios por 100.000 habitantes, cuando la media nacional no alcalza los doscientos, el gobierno regional de Díaz Ayuso ha decidido endurecer las medidas y restricciones en 37 barrios de otros tantos distritos y localidades. Tras dos días de clamoroso silencio, y tras pedir ayuda directa al Gobierno de España, Ayuso, junto al vicepresidente Aguado y el consejero Ruiz Escudero, han anunciado también que realizarán casi un millón de test a una población "semiconfinada" que agrupa casi un millón de residentes madrileños.

La secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, ha anunciado una posible reducción de días en el periodo de cuarentena por coronavirus: entre los diez y los siete días. Una medida contradicha desde el ministerio de Sanidad que señala que no se va a modificar el tiempo establecido, si no se presenta “una evidencia científica sólida que indique lo contrario”. El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha planteado la posibilidad de limitar el aislamiento a una semana, mientras aguarda, este viernes, las directrices establecidas por Ayuso para mitigar la pandemia en la comunidad.

El personal sanitario lleva a cabo durante esta semana concentraciones de protesta contra “el abandono y desprecio a los profesionales por parte del Gobierno regional”, durante esta crisis sanitaria. El aumento de positivos en la ciudad madrileña de Collado Villalba ha generado las primeras manifestaciones por parte de sindicatos y organizaciones vecinales en defensa de la Sanidad pública.

El Gobierno repartirá un total de 15 millones de mascarillas a partir del lunes 21 de septiembre. Esta distribución contará con el apoyo de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y de entidades sociales. Se estima que los Ayuntamientos de las diversas localidades obtengan 11.998.000 mascarillas a repartir entre los habitantes, mientras que el resto irán destinadas a organizaciones como Cáritas, Cruz Roja y el Comité Español de Representante de Personas con Discapacidad (CERMI). La principal finalidad de este reparto es abastecer a las entidades locales y familias más necesitadas de mascarillas en unos momentos en los que los rebrotes del coronavirus están creciendo en algunas zonas del país.

La cifra total de fallecidos por coronavirus en España alcanza los 30.000. Este martes, el Ministerio de Sanidad ha contabilizado 3.022 nuevos contagios en las últimas 24 horas, aumentando el balance de infectados a 603.167, aguardando obtener la última actualización de datos por parte de Cataluña.

Habrá dosis para todos los españoles, empezando por la población sanitaria y pacientes de riesgo.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, se muestra optimista con respecto a la vacuna del coronavirus y mantiene la esperanza de que en España se podrían adquirir las primeras dosis a finales de diciembre o principios del año 2021. A pesar de la pausa de los ensayos de la vacuna de Oxford, asegura que “si las cosas salen bien”, dado que hay seis vacunas en desarrollo muy avanzado, y de ellas al menos dos europeas, la Janssen, donde participa España con Bélgica y Alemania, podrían estar listas pronto para España y la zona europea.

Las cifras de diagnosticados en España por Covid-19 ya asciende a 543.379, unas cifras que suben, tras que Sanidad notificara en las últimas 24 horas 4.410 casos más, de los que 1.107 personas han necesitado hospitalización

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas acordaron en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), celebrado este miércoles, una nueva estrategia para aumentar las medidas control de la COVID-19.

Fernando Simón, director del CCAES, advierte de posibles rebrotes de Covid-19 en alguno de los 28.000 colegios de España debido a la reapertura de los centros escolares, pero intenta calmar a la población recordando que las medias tomadas “son muchas y deberían de ser eficaces”. Ha insistido en la diferencia de casos entre las CCAA.

Vivimos una segunda ola de la pandemia en España, que podría llegar al resto del continente europeo en unos días, y que está ya aumentando la presión hospitalaria de muestro país dado el incremento de ingresos por Covid-19. El número de positivos, la mayoría asintomáticos, ya supera el medio millón de contagios desde que comenzara la pandemia a finales del mes de febrero. Cabe destacar que este incremento también viene dado por la gran cantidad de pruebas PCR que se realizan, en torno a medio millón por semana.

El ministro Salvador Illa de momento, descarta el confinamiento madrileño aunque reconoce que podría ser planteable.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa ha descartado, de momento, el confinamiento perimetral de la Comunidad de Madrid a pesar de que los rebrotes duplican la media nacional y las cifras de contagiados, hospitalizados y fallecidos suponen el treinta por ciento del total nacional. A pesar de la evidencia de los datos, tanto Casado, como los portavoces del PP y la presidenta madrileña, Díaz Ayuso, se toman a mal que se reconozca la situación catastrófica en la que se encuentra Madrid. Algo que simplemente reflejan los datos de la propia autonomía, que durante las últimas semanas están aumentando de forma alarmante muy por encima del resto de Comunidades, algo que además preocupa mucho a las vecinas dos Castillas. Además se da la circunstancia de que en Madrid, los contagios se triplican en los barrios pobres con respecto a los ricos.

La Comunidad de Madrid tuvo que suspender este miércoles las pruebas serológicas que había planificado para todo el personal de educación que la próxima semana debe recibir a miles de alumnos y alumnas en una delicadísima vuelta al cole con la evolución de la pandemia. Cientos de profesores se agolparon en las pruebas del Instituto de la Paloma de Madrid para hacer los test y con ello se puso en peligro su salud con unas aglomeraciones inconcebibles. Si dentro de 15 días hay un rebrote de la pandemia entre los profesores ya sabremos dónde se encuentra el origen. Las protestas del profesorado fueron muy notorias y ante el caos generado por la administració autonómica se decidió mandar a todo el mundo a su casa. Sin embargo, este jueves se vuelven a repetir las colas de personal de los centros educativos. El consejero de Sanidad y el de Educación del Gobierno de Ayuso ya han pedido disculpas, pero no parece que hayan aprendido del enorme error porque lo vuelven a repetir.

La Junta de Castilla y León firmó este martes una orden que incrementa la medidas restrictivas en los dos municipios castellanoleoneses para controlar la transmisión comunitaria de la Covid-19. El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha anunciado que recurrirá la decisión del gobierno regional ya que considera que se están delimitando derechos fundamentales de los ciudadanos. Por tanto, serán los tribunales los que decidan dónde está el equilibrio entre mantener la seguridad sanitaria y proteger algunos de los principales derechos constitucionales de vallisoletanos y salmantinos.

La ministra de Educación, Isabel Celaá, que había sido cuestionada por la oposición en cuanto a su operatividad para la puesta a punto de "la vuelta al cole", en la segunda semana de septiembre, ha dado la vuelta a la crítica y ha recordado a las CCAA que en el Decreto de Desescalada, del 21 de junio, ya se les encomendó una serie de normativas, deberes y exigencias a los responsables de Educación de las Autonomías, que no todos han cumplido. La ministra puso en valor el trabajo que se está llevando a cabo, desde el Gobierno, junto a los consejeros de las CCAA para "garantizar un nuevo curso escolar seguro y adaptado a la situación de la pandemia". Celaá dejó claro su trabajo de coordinación y las normas extendidas y se encargó de demostrar que desde el comienzo de la vuelta paulatina a la "nueva normalidad", su ministerio no ha parado y ha puesto deberes que algunas Autonomías han cumplido y otras no. Por si hiciera falta, cabe recordar que la gestión de Educación está transferida desde hace casi dos décadas aunque es función del Gobierno central coordinar que éstas cumplan adecuadamente para salvaguardar la seguridad educativa.

23.572 casos por Covid-19 que el Ministerio de Educación registraba y a lo que el director de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, declaraba que, “el 50 por ciento de los diagnosticados son personas asintomáticas, y más de la mitad son menores de 40 años”. Unas cifras que registraban 2.489 casos en las últimas 24 horas, frente a los 3.829 de viernes anterior.