lahoradigital.com
Edición testing    5 de julio de 2020

Sanidad

En las últimas 24 horas se han registrado en España dos nuevos brotes, lo que elevan a 26 los focos de coronavirus en nuestro país. Alrededor de 600 personas se han visto afectadas en catorce autonomías. Preocupan los casos de Andalucía y Murcia, aunque, de momento, están todos controlados. Santander, Murcia, Málaga, Aragón, Lleida o Lugo son algunos de los territorios donde se han detectado los últimos focos de contagio. Destaca el caso de un edificio completo de Santander donde sus vecinos han sido confinados y la policía vigila para que nadie abandone el immueble.

Agentes de la Policía Nacional, han desmantelado la infraestructura de las principales paginas web dedicadas a la venta y distribución ilegal de medicamentos en España. Asimismo, han detenido a 22 personas y han realizado 17 registros en diferentes municipios de las provincias de Alicante (1), Murcia (2), Madrid (3), Málaga (3), Barcelona (1), Sevilla (2), Zaragoza (1), Castellón (1), Palma de Mallorca (1), Valladolid (1) y Valencia (1).

Este pasado jueves, 25 de junio, ha supuesto una jornada muy fructífera para el Ejecutivo que lidera Pedro Sánchez. El diálogo social ha dado sus frutos y se anunció un acuerdo con los agentes sociales para la extensión de los ERTE hasta septiembre, también se consensuó con las organizaciones que representan a los trabajadores autónomos una nueva batería de ayudas, con más exenciones de cuotas hasta después del verano. Y, como guinda, el Gobierno consiguió un amplísimo apoyo al Real Decreto-Ley de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. En esta 'nueva normalidad' incluso el Partido Popular se sitúa junto al Gobierno. La nueva legislación obtuvo 265 votos a favor (PSOE, PP, Unidas Podemos, Ciudadanos, PNV, Más País, PRC, Unión del Pueblo Navarro, Coalición Canaria-Nueva Canarias, Foro Asturias y Teruel Existe), por 77 en contra (Vox, ERC, JxCAT y EH Bildu) y 5 abstenciones (Compromís, BNG y CUP). El ministro de Sanidad, Salvador Illa, antes de la votación, expuso en el Congreso la norma que se mantendrá hasta que el Ejecutivo declare de forma motivada el final de la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus. Las medidas aprobadas han sido admitidas tras escuchar a las Comunidades Autónomas en el Consejo Interterritorial del SNS y previo informe del CCAES.

Este pasado miércoles acabó el plazo para que las distintas formaciones políticas presentaran sus borradores con las propuestas y conclusiones de la Comisión de Reconstrucción. Cada grupo podía presentar cuatro documentos, uno para cada grupo de trabajo. PSOE y Podemos han presentado sus medidas en las que han aparcado temas conflictivos como la subida de impuestos a las rentas más altas o la derogación de la reforma laboral. Anteponen la búsqueda de un consenso amplio que pudiera incluir al PP y por eso sus borradores son propuestas de mínimos para, a partir de ahí, poder debatir cuestiones más ambiciosas. Concluyen que nuestro modelo de bienestar social ha mostrado sus debilidades y proponen su fortalecimiento; también señalan los desequilibrios y cambios de nuestro modelo productivo con un débil sector industrial y asumen que hay que actualizarlo; Detallan las fortalezas y debilidades de nuestro Sistema Nacional de Salud que consideran que hay que reforzar; y estiman que el papel de la Unión Europea en la reconstrucción tiene que ser urgente, decidido y orientado a la recuperación social y económica.

Salvador Illa, ministro de Sanidad, detalló durante su comparecencia en el Senado un Plan de Preparación y Respuesta ante el COVID-19 que incorporará, entre otras medidas, una reserva estratégica de materiales críticos; planes de contingencia para reactivar los recursos sanitarios replegados, y una guía para el control de repuntes, brotes y una posible segunda ola.

España comienza a adaptarse a la nueva normalidad que nos acompañará durante bastantes meses, pero la cotidianidad irá ganando terreno sobre lo extraordinario tras salir del Estado de Alarma. También en la política. Ahora, los partidos ponen el foco en dos importantes citas electorales en Euskadi y Galicia. La portavoz socialista del Gobierno de Sánchez, Mª Jesús Montero inauguró este domingo la precampaña gallega haciendo un llamamiento a todos para encarar la reconstrucción económica tras la pandemia, “necesitamos del concurso de todos”. Pero también avisó del juego “de insultos y mentiras que hace el PP y a ultraderecha”, y recordó que en Galicia es Feijóo, el actual presidente “quién representa a la ultraderecha”. Por su parte, el candidato socialista a presidir la Xunta, Gonzalo Caballero anunció que se compromete a garantizar 5.000 puestos estables en el sistema de salud pública “para dar dignidad a los trabajadores que piden estabilidad en lugar de contratos por horas”.

El drama de las residencias de ancianos durante la pandemia del coronavirus se hace cada vez más crudo a medida que se conocen las decisiones sanitarias que se tomaron durante los días más duros de la extensión de la enfermedad. Este jueves 18 de junio, el diario El País publica un video de una sesión informativa en el Hospital del municipio madrileño de Parla en el que un facultativo explica el protocolo que iban a seguir en el inminente colapso de los hospitales madrileños. El internista explica que las camas UCI “se van a asignar al paciente que más se beneficie de ello no por gravedad, sino por años de vida recuperables. Eso es drástico, es horroroso, ojalá no nos hubiera tocado vivirlo”. Es una prueba más que demuestra la decisión de no atender a personas ancianas, de residencias o con historiales clínicos con patologías graves. Desde la Comunidad se afirma que esta charla solo era una sesión interna de simulación de un escenario concreto y que tuvo lugar el 18 de marzo.

El Pacto de Recuperación de Catilla y León sitúa a las grandes cifras del acuerdo en Sanidad, donde se han destinado 250 millones y 738 para inversiones sociales prioritarias.

La Dexametasona es un medicamento barato y de fácil acceso que se utiliza como tratamiento a base de esteroides y que podría ser, según los investigadores, un gran avance contra el coronavirus. El uso de este tipo de fármacos se desechó al principio de la pandemia por la OMS, que reconoce ahora los beneficios del mismo.

La Junta de Castilla y León ha detectado dos nuevos brotes de Covid-19 en dos centros residenciales de Valladolid. Se han confirmado cinco y 11 casos en cada uno. Además, hay un nuevo contagio de coronavirus en el Hospital Río Hortega. A pesar de estas informaciones la consejera de Sanidad de la comunidad asegura que está controlado.

España ha realizado más tres millones de pruebas PCR para detectar el coronavirus desde que comenzó la epidemia por COVID19. Hay que recordar que estas pruebas son las más fiables para diagnosticar la enfermedad. Concretamente, las Comunidades Autónomas han notificado al Ministerio de Sanidad que, hasta el 11 de junio, han llevado a cabo un total de 3.061.738 pruebas diagnósticas PCR. La realización de pruebas a todas las personas con sospechas de la enfermedad es una prioridad en esta fase de desescalada para localizar posibles rebrotes y controlarlos y aislarnos en el menor tiempo posible.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha hecho patente este sábado la orden ministerial que entrará en vigor a partir del lunes 15 de junio, cuando la mayor parte de España se encontrará en la fase 3 del Plan de desescalada hacia la considerada como 'Nueva Normalidad', y únicamente Madrid, Barcelona, Lleida, Salamanca, Ávila, Segovia y Soria se quedarán en la fase 2.

El ministerio de Sanidad ha informado que son ya cuatro los días consecutivos sin fallecidos en España. Sanidad también ha informado de 167 nuevos casos de Covid 19 en la última semana.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, detalló este domingo en la XIV conferencia de presidentes los nuevos criterios de reparto del Fondo Covid19 que distribuye durante este año entre las autonomías 16.000 millones de euros para hacer frente a la crisis económica producida por la pandemia. La última propuesta del Ejecutivo es destinar 9.000 millones a sanidad, 2.000 a educación y 5.000 para paliar la pérdida de ingresos por impuestos. El reparto se hace en un porcentaje por la población y otra parte tiene en cuenta la afectación de la enfermedad y el coste de los servicios. Hasta seis presidentes se han quejado por sentirse perjudicados, el más crítico ha sido Quim Torra que pide para Cataluña 15.000 millones de euros.

Durante la undécima comparecencia ante la Comisión de Sanidad del Congreso, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado que sigue siendo necesario ser prudentes y responsables. El ministro ha pedido también que se sigan cumpliendo las normas de higiene así como el distanciamiento social.