lahoradigital.com

Salvini

Tras 20 días a la deriva, los 83 migrantes que aún seguían a bordo del barco español han podido pisar tierra firme en la isla italiana de Lampedusa. La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha recordado que el Open Arms "no tiene permiso para rescatar" puesto que tiene "licencia para ayuda humanitaria y transporte de víveres, lo sabe el capitán", ha insistido, y se lo recordó "el Ministerio de Fomento, del que depende Marina Mercante". Por otra parte, la formación política liderada por Santiago Abascal ha anunciado que presentará hoy una denuncia contra la ONG española.

La eurodiputada de Unidas Podemos, María Eugenia Rodríguez Palop asegura que la gestión de habilitar el puerto de Algeciras para el desembarco del Open Arms llega tarde provocando tensiones entre Podemos y el PSOE en un hipotético Gobierno de coalición, ya que las poisiciones de ambos partidos, en este sentido, han sido totalmente opuestas. ''Podemos hubiera gestionado la crisis de otra manera'', asegura Rodríguez Palop. Además, Unidas Podemos insta a la Comisión Europea que 'tome cartas en el asunto' con una infracción contra Italia

Sea cual fuere la resolución del caso del barco Open Arms y de otras embarcaciones de ONG’s que participan en el salvamento de personas que embarcan en lanchas neumaticas de las mafias por el Mediterráneo, estas situaciones inhumanas tendrán continuidad. La clave reside en la adopción de respuestas sólidas y solidarias a las Migraciones acordadas por los Estados de la UE. Lo último es que los gobiernos se desentiendan o anden improvisando, porque el problema se agravará hasta niveles insostenibles.
  • 1

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha señalado en una entrevista en la Cadena Ser que "no es fácil entender que estos migrantes que están en una situación muy difícil" no estén camino de España. "Les hemos ofrecido todo tipo de ayuda: atención medica, víveres... No entendemos la posición del Open Arms".

Una noticia causó ayer una explosión en Twitter y Facebook, las únicas dos redes que el tiempo me permite seguir. García Egea, secretario general del Partido Popular, proponía que Sánchez y el PSOE se echaran a un lado permitiendo, con su abstención, que accediera a la presidencia del gobierno Pablo Casado con los votos de Ciudadanos, es decir, con la vicepresidencia de Albert Rivera. Las reacciones oscilaron entre el estupor y la hilaridad.

Del blog de Maria Mir-Rocafot