lahoradigital.com
Edición testing    21 de enero de 2021

Salvador Illa

El Centro de Investigaciones Sociológicas pone al Ministro de Sanidad la etiqueta de favorito según los resultados de la encuesta preelectoral de las elecciones en Cataluña.

Aún no se sabe a ciencia cierta la fecha segura de las elecciones en Cataluña, pero lo que si está claro es que independientemente de cuando los catalanes y las catalanas vayan a las urnas, el principal favorito para ganar los comicios es el candidato del PSC y ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Sanidad ha notificado 41.576 nuevos contagios según el informe recogido este miércoles. Es la cifra más alta desde que comenzó la pandemia y los expertos advierten de que aún quedan semanas para que se alcance el pico máximo de casos y la curva empiece a caer. La incidencia acumulada se sitúa en 736’22 casos por cada 100.000 habitantes, Sanidad estableció la cifra de riesgo extremo en 250, muy por debajo del índice del país. Los peores datos, la presión hospitalaria que continúa creciendo y podría llevar a un colapso en unas semanas. Las camas se encuentran ocupadas al 19’95% mientras que el riesgo extremo de colapso está situado en el 20%. El riesgo máximo de ocupación en camas UCI, un 35%, ya se supera, situándose en el 35’02%. Algunas comunidades superan incluso el 40%, los casos de Madrid, Melilla, Cataluña, Baleares, Castilla – La Mancha, La Rioja y la Comunidad Valenciana. Sanidad insiste en que hay que esperar una semana más para evaluar los resultados de las últimas medidas restrictivas, antes de endurecerlas de forma más drástica.

Varias Comunidades Autónomas han pedido en el Consejo Interterritorial de Salud que se modifique el estado de alarma para adelantar el horario del ‘toque de queda’ y también para que se recoja la posibilidad de implantar confinamientos domiciliarios. Estas peticiones se realizan en plena expansión del coronavirus con récord de contagios diarios y de ingresos hospitalarios. Pero el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha descartado de momento la petición, aunque ha avanzado que el Ejecutivo estudia esta posibilidad. Las autoridades sanitarias apuntan a que primero hay que desplegar todas las medidas que ya permite la legislación vigente y que permitieron superar la segunda ola.

Sanidad anuncia al primer grupo diana de la segunda fase de vacunación en España. Las personas mayores de 80 años serán los primeros en recibir las primeras dosis para alcanzar la inmunidad contra la Covid-19. Desde marzo hasta junio, más de 2,85 millones de personas mayores -incluyendo las vacunadas- podrían contar con la inmunidad total. Una inmunidad de grupo que podría descender la incidencia acumulada de casos en el país antes de completar el resto de las fases. Por su parte, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, se muestra satisfecho con los resultados obtenidos en esta primera fase de vacunación, y prevé que la llegada de nuevas vacunas pueda agilizar el proceso de vacunación.

El continuo incremento de contagios y el aumento de las muertes por coronavirus ponen en alerta a las distintas Comunidades Autónomas, que solicitan al Gobierno más herramientas jurídicas para ampliar las restricciones y combatir la tercera ola. En este sentido, los Gobiernos autonómicos aúnan esfuerzos para que el Ejecutivo modifique el Estado de alarma, con el fin de adelantar el toque de queda más allá de las 22.00 horas, como está fijado actualmente. Ya son 13 las autonomías que se han mostrado favorables a la reforma, y tan solo cinco no tienen clara su posición, por lo que dicha propuesta se debatirá este miércoles en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), para consensuar una decisión definitiva.

El TSJ de Cataluña ha decidido escuchar uno de los recursos presentados contra la decisión de la Generalitat de suspender el proceso electoral ya iniciado y da de plazo unos días para resolver el fondo del asunto

La sección 5ª de la Sala de lo Contencioso-administrativo del TSJ de Catalunya ha estimado las medidas cautelarísimas solicitadas y suspende, de forma provisional, el decreto por el que dejaba sin efecto la celebración de las elecciones al Parlament de Catalunya el 14 de febrero.

El Ministerio de Sanidad notificó este lunes 84.287 nuevos casos de coronavirus en el peor fin de semana desde el inicio de la pandemia. Es la consecuencia directa de la movilidad que se produjo durante las pasadas fiestas navideñas, a pesar de las restricciones y prohibiciones impuestas. Por tanto, la incidencia a 14 días ha alcanzado los 689,27 casos por cada 100.000 habitantes lo que deja nuestro país en una situación muy peligrosa frente al virus. Con estos números, las comunidades autónomas endurecen sus medidas y piden al Gobierno que se pueda ampliar el toque de queda e incluso que se pueda decretar confinamientos domiciliarios. Por su parte, Fernando Simón, ha asegurado que nos encontramos cerca del pico de esta tendencia y explica que la medida más efectiva durante las pasadas semanas ha sido el cierre del interior de bares y restaurantes.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha confirmado el recurso que ha presentado el Gobierno ante el Tribunal Superior de Justicia por la decisión tomada por la administración de Castilla y León de ampliar el toque de queda a las 20.00 horas. El ministro ha recalcado la eficiencia de las actuales medidas para hacer frente a la Covid-19, por lo que pide a las CCAA que opten previamente por un refuerzo de éstas, siempre que esté amparado por el actual decreto del estado de alarma, antes de solicitar la prolongación del estado, vigente hasta el 9 de mayo. Por su parte, al igual que ha comunicado hoy la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, el Gobierno se muestra abierto a escuchar las propuestas de mejoras de las directivas autonómicas, siempre que se planten desde al ámbito del consenso. Será este miércoles cuando el Gobierno tenga la oportunidad de reunirse en el Consejo Interterritorial para debatir sobre la posibilidad de ampliar el toque de queda hasta las 20.00 horas y otras medidas.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha aprobado este viernes 15 de enero el acuerdo por el que se delimita el horario del toque de queda en todo el territorio de Castilla y León desde las 20.00 horas. Dicho acuerdo fue publicado este sábado en una edición extraordinaria del Boletín de Castilla y León y ha entrado en vigor el domingo. Ante esta decisión, el Gobierno central ha solicitado a la Abogacía General del Estado recurrir el acuerdo, ya que vulnera lo expuesto en el documento que regula el estado de alarma, que marca las 22.00 horas como horario mínimo para fijar la movilidad nocturna. Tras este suceso, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, se ha mostrado abierto a adelantar el horario del toque de queda fijado actualmente, aunque es una decisión que deberá “hablar con todo el mundo”. Otras comunidades autónomas, como Andalucía o Galicia, también se han mostrado partidarias a fijar el toque de queda por debajo del horario permitido, aunque finalmente no lo han realizado. Por su parte, la Junta de Andalucía ha anunciado nuevas medidas, entre las que destaca el permiso de saltarse la movilidad entre provincias para practicar esquí y caza mayor, “siempre que no se proceda de municipio con cierre perimetral”, ha publicado este sábado el Boletín Oficial de Andalucía (BOJA).

España atraviesa nuevamente duros momentos por la situación epidemiológica del coronavirus. Hay Comunidades Autónomas que piden más dureza en las medidas e incluso solicitan la posibilidad de poner en marcha un confinamiento domiciliario como el de marzo y otras siguen su línea de medidas más suaves que no dañen su economía. La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha dicho que todas las administraciones deben dar una respuesta adecuada en función de las cifras y ha adelantado que el Gobierno está dispuesto a escuchar las reclamaciones que se plantean dentro del “esfuerzo de cogobernanza” por el que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha optado desde hace muchos meses.

El Ministerio de Sanidad ha actualizado los datos vacunación en España con la información aportada entre el miércoles y el jueves por la CCAA. Las comunidades han administrado el 59’3% de las vacunas recibidas, un total de 676.186 dosis, 200.000 más que las registradas el lunes. En cabeza se mantienen la Comunidad Valenciana, Asturias, Galicia, Castilla y León y Cantabria, con entre el 70 y el 85% de los viales administrados, después las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, con un 75’6% y un 91’1% respectivamente. A la cola, País Vasco y Madrid, con apenas un 41’2% de las dosis utilizadas. Esta última región, aunque aumenta considerablemente el ritmo inyectando 38.488 viales en los últimos días, se sitúa muy por debajo de los objetivos. Las Residencias de Mayores de Madrid denuncian que el 88’75% del total de los centros no han recibido ni una dosis y el gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso, ya ha confirmado que no podrá cumplir los objetivos de Sanidad marcados para esta semana. Desde el Ministerio de Sanidad mantienen que a finales de esta semana las Comunidades tendrán que haber administrado una primera dosis a todos los usuarios y trabajadores de las residencias, algo que comunidades como La Rioja, Andalucía y Galicia sí cumplirán.

De nuevo, España acredita un repunte en los casos por Covid-19 durante esta semana, notándose las aglomeraciones y los correspondientes efectos del pasado diciembre. Preparándose para un mes difícil tras notificarse los peores datos en los últimos once meses con respecto a contagios, muchas autonomías sienten que lo queda más remedio que endurecer las restricciones nuevamente. Territorios como Andalucía, Murcia, Castilla y León y Asturias piden ya que haya una modificación del actual Estado de Alarma, con la opción de conceder a cada región el poder de decretar un aislamiento como el del pasado marzo. Sin embargo, muchas otras descartan esta dura decisión y prefieren optar por otras medidas que también han sido contundentes y eficaces durante la segunda ola, siguiendo, así, el ejemplo de otros países europeos.

Este año de la segunda legislatura del Gobierno de Sánchez, ha estado marcado por la llegada de la pandemia del coronavirus y sus trágicos efectos. El Ministerio de Sanidad ha dirigido todos sus esfuerzos a la lucha contra la pandemia, y aprovecha para mejorar un Sistema Nacional de Salud deteriorado por los recortes y las privatizaciones. En este sentido, el Ejecutivo también ha apostado por medidas como la eliminación del copago farmacéutico o la regulación de precios de mascarillas y geles hidroalcohólicos para que sean accesibles para casi toda la población. La coordinación con las Comunidades Autónomas también ha sido clave en la lucha contra el Covid – 19, lo que ha servido para la mejora de los mecanismos de trabajo en conjunto y el refuerzo de la sanidad a nivel regional. Sanidad trabaja ya con vistas al futuro para preparar al país frente a la llegada de nuevas olas del coronavirus y evitar un colapso de hospitales y Atención Primaria y continua en constante seguimiento de la Estrategia de vacunación.

La pandemia sigue su curso de manera inexorable y cualquier relajación de las medidas de protección tiene una incidencia directa de subida de contagios, hospitalizaciones y, finalemente, fallecimientos. Nada para al coronavirus, que contagia las 24 horas del día y no entiende de festivos, de fiestas, de economía, de trabajo... de nada. El "salvemos la Navidad" que algunos políticos irresponsables trasladaron a la ciudadanía se convierte ahora en un mes de enero muy complicado y se está traduciendo en un período de crecimiento de la incidencia. La Covid-19 recupera fuerzas y registra en España 25.438 nuevos positivos, de los que 14.060 han sido diagnosticados en las últimas 24 horas del pasado martes. A su vez, el país presenta una subida de la incidencia acumulada, alcanzando los 454,22 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. A la espera de que el acelerado ritmo de infección diagnostique un empeoramiento de datos a lo largo de este mes, el Ministerio de Sanidad vuelve a “descartar el confinamiento domiciliario para frenar el virus, a pesar de que la situación en nuestro país sea preocupante”.

Sanidad reporta muy malos datos. Una incidencia acumulada de 435,62, los positivos en las últimas dos semanas alcanzan la cifra de 61.422, mientras que los fallecimientos rondan los 400.

Un total de 35.700 nuevas dosis contra la Covid-19 han llegado a España. Se trata de la vacuna de Moderna, que garantiza una alta efectividad -en torno al 95%- y unas condiciones de conservación más asequibles que la de Pfizer. Pese a que en España contamos con más de 40.000 inmunizados desde el comienzo de la campaña de vacunación, el pasado 27 de diciembre, y a la espera de la aplicación de la segunda dosis en la próxima semana, el número de contagios sigue creciendo aritmo mucho más rápido, tras las navidades. Con una incidencia acumulada de 435,62, los positivos en las últimas dos semanas alcanzan la cifra de 61.422, mientras que los fallecimientos rondan los 400.