lahoradigital.com

Rob Rienen

Los ojos de la democracia europea y del mundo están puestos en España. Nuestras elecciones generales se miran con lupa y ansiedad porque suponen el muro de contención del avance del fascismo gracias a la consolidación del socialismo en España. Sólo hay que observar lo que está sucediendo en Polonia, Hungría, Francia, Finlandia. La gente no es consciente de que hay que actuar ahora, antes de que sea tarde. Estamos a tiempo, digamos otra vez "¡No pasarán!".

  • 1