lahoradigital.com
Edición testing    3 de julio de 2020

Quim Torra

El PSOE ha conseguido el apoyo de ERC en la próxima votación del que será el último Estado de Alarma. Los republicanos se abstendrán gracias a un pacto que no ha sentado muy bien en las filas de JxCat, pese a que su línea roja de cara a una nueva prórroga era, precisamente, que cada comunidad tomase el control del final del plan de desescalada hacia la llamada 'Nueva Normalidad', algo que, de hecho, ha conseguido Esquerra con este acuerdo.

En la XII reunión de todos presidentes y presidentas de las Comunidades Autónomas hubo numerosas peticiones al Gobierno de España entre las que destacan la adopción de medidas fiscales en esta fase de desescalada, la recuperación de competencias o la puesta en marcha cuanto antes del Ingreso Mínimo Vital, una medida que fue ampliamente aplaudida por varios presidentes regionales. Esta semana, el Ejecutivo volverá a pedir una nueva prórroga del Estado de Alarma y las Autonomías piden más capacidad de decisión, pero al mismo tiempo “prudencia” para evitar rebrotes de la enfermedad. El presidente de la Generalitat, Quim Torra fue el más duro con el Gobierno y pidió recuperar cuanto antes todas sus competencias, pero también vinieron críticas de los presidentes del Partido Popular, especialmente del de Murcia, Fernando López Miras, Por el contrario, los presidentes del PSOE respaldaron ampliamente las medidas del Gobierno de Pedro Sánchez.

La octava reunión de todos los presidentes y presidentas de las Comunidades Autónomas con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha servido para que los líderes regionales del Partido Popular, siguiendo la estrategia de su presidente nacional, Pablo Casado, hayan pedido a Sánchez que acabe ya con el Estado de Alarma. Fieles a su estrategia de doble moral y tras dos años criticando tajantemente que Sánchez dialogara, siquiera, con Quim Torra, en esta ocasión no les ha importado unirse al President de la Generalitat, Quim Torra para pedir al Gobierno el retorno a la legislación ordinaria para ‘recuperar’ competencias y ser ellos los que gestionen la fase de desescalada. El jefe del Ejecutivo les ha ofrecido una ‘cogobernanza’ en la que los distintos territorios podrán trasladar al Gobierno central sus propuestas y se consensuarán las decisiones. Pero, en caso de discrepancia, decidirá el Gobierno de España. También Íñigo Urkullo, lendakari de Euskadi, se ha puesto en clave electoral, ya que quiere que las elecciones, aplazadas a causa del coronavirus, sean antes de otoño. Por esta razón intenta también recuperar cuanto antes las competencias, para no acudir a unas elecciones en Estado de Alarma o muy próximas a ello.

El vídeo que inmortalizó a Pablo Iglesias -el vicepresidente tercero del Gobierno, no el fundador de la UGT- en el momento de pasar por caja y recoger los productos comprados en el Supermercado tiene dos detalles para reflexionar. El primero que Iglesias está sin ningún tipo de protección, ni guantes ni mascarillas. Cierto que los guantes no son recomendables salvo para manipular la fruta, pero la mascarilla es imprescindible, como bien le señaló su compañero de Gobierno, el ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, y aconseja todos los días el responsable de la Sanidad, el ministro Salvador Illa. El vicepresidente de un Gobierno que nos 'da la brasa' todos los días con el mantra de protégete, quédate en casa, debería dar ejemplo y no andar por la vida como si fuera un ser superior, miembro de una casta libre de las debilidades humanas.

El presidente de la Generalitat Catalana, Quim Torra, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, han indicado que de momenrto no tramitarán las sanciones ocasionadas por incumplimiento del confinamiento hasta que se termine el Estado de Alarma y todo vuelva a la normalidad. Además, explican que la notificación de estas sanciones “puede provocar indefensión a los ciudadanos”.

El Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell, ha comentado en una entrevista telemática en Nueva Economía, que el Gobierno de España deberá preocuparse de administrar rentas a todos aquellos ciudadanos que queden desamparados y de evitar la quiebra de las empresas que no percibirán liquidez.

El President de la Generalitat ha enviado una carta a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los derechos humanos, Michelle Bachelet. En ella, critica la negativa ante la excarcelación de los presos independentistas.

Desde PSC aseguran que el catalán no está a la altura de la circunstancia

Sus declaraciones han sido desmentidas de forma rotunda por la ministra de Defensa, Margarita Robles, que ha sostenido que "Torra no tienen ninguna altura política".

La ministra de Defensa ha desmentido rotundamente a Quim Torra, ante la irresponsable actuación del president de la Generalitat. Durante una entrevista para la BBC, el president, ha atacado duramente -utlizando mentiras- al Gobierno de España de Pedro Sánchez. "Estas declaraciones no ayudan a frenar la expansión del virus en España" y el líder independentista continúa en su posición de confrontación con la Administración Central intentando sacar rédito político, cuando España necesita unidad, responsabilidad y lealtad al Estado. Sus declaraciones han sido desmentidas de forma rotunda por la ministra de Defensa, Margarita Robles, que ha sostenido que "Torra no tienen ninguna altura política".

La ministra de Defensa ha contestado al líder independentista Joaquim Torra, que este jueves en la BBC acusó al Gobierno de “permitir la propagación del virus” al no cerrar Cataluña del resto del mundo. Robles ha negado rotundamente la barbaridad que ayer lanzó el catalán y ha afirmado que “Torra no tiene ninguna altura como responsable político”.

Reitera su petición de que la mesa de diálogo se realice vía videoconferencia

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha anunciado este jueves que participará en la reunión por videoconferencia anunciada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Además, el Govern ha animado a incentivar el teletrabajo y el trabajo a distancia y el vicepresidente y conseller de Economía y Hacienda de la Generalitat, Pere Aragonès, ha considerado "fundamental" aprobar Presupuestos para aumentar la capacidad de respuesta de la administración catalana ante el brote de coronavirus.

De momento, los intereses que defiende cada parte están muy polarizados pero se mantiene el buen tono

El Gobierno de España y la Generalitat de Cataluña iniciaron este miércoles la Mesa de Diálogo que pactaron PSOE y ERC en el inicio de la legislatura y acordaron reunirse una vez al mes para abordar posibles soluciones al “conflicto” que aseguran que es de “naturaleza política”. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez encabezó la delegación del Ejecutivo mientras que Quim Torra representó a la parte catalana. Tras tres horas de reunión, emitieron un comunicado conjunto en el que detallaron los cuatro puntos de acuerdo a los que llegaron, entre ellos que los acuerdos que alcancen estarán bajo el marco de la “seguridad jurídica”.

Carlos Campo, ministro de Justicia aseguró esta semana en el Senado que las "penas por sedición en España son inusitadamente altas” y añadió que por tanto "no son funcionales al contexto social y político que vive el país".

Este miércoles se celebra la primera reunión de la mesa de diálogo entre el Govern y el Gobierno para tratar de buscar soluciones al conflicto en Cataluña. La Generalitat ha confirmado que junto a Quim Torra y Pere Aragonés, estarán dos consejeros, pero también tres personas que no forman parte del Ejecutivo. La vicepresidenta Nadia Calviño ha criticado esta decisión y ha afirmado que “lo correcto” será que la mesa de diálogo este integrada por miembros de los respectivos ejecutivos.

Desde el momento en que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aceptó abrir el diálogo con la Generalitat, una parte del independentismo, vinculada a JxCAT, se quedó sin argumentos y solo busca excusas para impedir el inicio de la mesa. Este jueves Quim Torra ha enviado una carta a Sánchez en la que rechaza la fecha del 24 de febrero para iniciar el diálogo. Los socialistas han propuesto este jueves que dicha reunión se retrase finalmente al 26 de febrero.

Pedro Sánchez dijo tras su reunión con Quim Torra que la mesa de diálogo que su partido ha pactado con ERC se establecería durante este mes de febrero y este miércoles ha anunciado que finalmente será el lunes 24. La fecha está pactada con los republicanos catalanes, pero Laura Borrás, portavoz de JxCAT en el Congreso ha afeado la forma en la que se ha hecho pública.