lahoradigital.com
Edición testing    28 de octubre de 2020

PSOE

La Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, ha concedido una entrevista a ElDiario.es e infoLibre en la que se ha pronunciado sobre varias polémicas. La ex ministra no se esconde y busca el escrutinio de la ciudadanía sobre su paso por este puesto. Habla sobre Cataluña y la necesidad de reformar el delito de sedición para evitar “formas de atentar con la democracia”. También se pronuncia sobre la reforma del Poder Judicial presentada por los partidos, Psoe y UP, que tendrá que “derivar del consenso” aunque señala que existe una “anomalía del sistema constitucional” que ha permitido el bloqueo del PP en la renovación del CGPJ, caducado desde hace dos años. No se pronuncia sobre el futuro de las posibles imputaciones de Pablo Iglesias y el Rey emérito y defiende una Ley contra la Violencia de Género que no debería suponer ya una “disputa política” para el partido de ultraderecha Vox.

Tras la aprobación por parte del Consejo de Ministros del Anteproyecto de los Presupuestos Generales del Estado 2021, como alternativa, y por cuestiones de calendario, el CoMin ha llevado a cabo un acuerdo legislativo para garantizar el derecho a una vivienda digna con una nueva Ley de Vivienda que desarrollará el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, de Jose Luis Ábalos.

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha vuelto a jugar su juego de la negación, dice que brinda su apoyo al Estado de Alarma, siempre que este no dure más de ocho semanas y que se apruebe un marco legal que permita la modificación de la Ley Orgánica 3/86 en materia de Salud Pública. Lo cual, en román paladino es tanto como decir que no lo va a apoyar puesto que el Ejecutivo viene descartando la modificación de la ley de Sanidad Pública, alegando que la Constitución alberga la más eficaz de las medidas jurídicas para hacer frente a un estado de emergencia sanitaria como el actual: El Estado de Alarma. Por tanto, el Ejecutivo de Pedro Sánchez, reafirma su posición insistiendo en la necesidad de seguir las directrices establecidas por los expertos. Por su parte, Vox ha anunciado que recurrirá el decreto ante el Tribunal Constitucional.

Este artículo se puede basar desde una perspectiva general en el cual podemos hablar de muchos campos de la vida.

La moción de censura de Vox acabó con Santiago Abascal vapuleado y noqueado y con el líder del PP, Pablo Casado, como el gran triunfador de los dos días de intenso debate. La ruptura de los populares con la ultraderecha se celebra en Madrid y en Bruselas, aunque el Gobierno de Pedro Sánchez espera a que las palabras se conviertan en hechos. No es la primera vez que el máximo dirigente del PP arremete contra la extrema derecha para después seguir ‘bailando’ al son de los desvaríos populistas de los de Abascal. No habrá que esperar mucho para saber qué hay de cierto de la nueva estrategia, en las próximas semanas socialistas y populares deberían desbloquear la urgente renovación de los órganos constitucionales.

El ministro afirma que la moción de censura de Vox no ha hecho más que beneficiar al Gobierno, pues deja en evidencia al tipo de oposición que hay: "una alternativa muy tenebrosa”.

José Luis Ábalos, ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, se muestra contrariado ante el concepto de "toque de queda" propuesto por la Comunidad de Madrid, y lo define como una medida "hostil" e innecesaria. En su intervención en el programa La hora de la 1, ha querido señalar la urgencia de la renovación del Consejo General del Poder Judicial, CGPJ, así como la aplicación de normativas acordes a la situación sanitaria. Ábalos ha lamentado la difusión de una fotografía en la que se le observa fumando en el patio del Congreso, acusando de ser una artimaña política del grupo Vox.

La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, ha mostrado su satisfacción ante la negativa del PP en la votación de la moción de censura a Pedro Sánchez. Pese a ello, Lastra exige al líder popular, Pablo Casado, su distanciamiento de la “ideología del odio” propulsada por el partido ultraderechista de Santiago Abascal, como la única alternativa válida para proteger a la democracia.

El senador socialista, Tontxu Rodríguez Esquerdo, ha defendido la propuesta en el Senado de un órgano que servirá para evaluar la coordinación entre Estado, Comunidades Autónomas y entidades locales durante la gestión de la pandemia con el objetivo de mejorar este trabajo de cara a la llegada de los Fondos Europeos de Recuperación. La propuesta ha conseguido finalmente el apoyo del PP, que consideraba que este ejercicio debía servir como una investigación sobre la gestión del Gobierno de la crisis del Covid – 19, pero finalmente han cedido. El objetivo de esta Comisión, que trabajará durante seis meses, es la elaboración de un informe final de conclusiones que será elevado a los Plenos de ambas Cámaras para su consiguiente aprobación.

El partido de Santiago Abascal ha cosechado un fracaso sin paliativos en el Congreso de los Diputados a su moción de censura que proponía sustituir al Gobierno actual por otro Ejecutivo liderado por los ultraderechistas. Sólo los 52 diputados de la extrema derecha han apoyado la moción que ha tenido el peor resultado de la democracia al recibir el no rotundo de 298 diputados que representan a 15 grupos políticos distintos sustentados en 20.850.736 votos de los españoles y españolas en las elecciones de noviembre de 2019. Pedro Sánchez se ha mostrado satisfecho del desarrollo de la moción y se ha alegrado de que el PP, al menos por una vez, haya hecho frente a los ultras con los que a su vez, sustenta sus gobiernos regionales en Madrid, Andalucía y Murcia.

El presidente del Gobierno ha intervenido en la segunda sesión de la moción de censura de Vox para hacer un importante anuncio. Tras la contundente ruptura del PP con la ultraderecha, el Ejecutivo ha movido inmediatamente ficha y ha afirmado que “vamos a detener el reloj de la reforma judicial” para que el Partido Popular se avenga a renovar las instituciones constitucionales que llevan ya años esperando. Se detiene así la proposición de Ley de PSOE y Unidas Podemos que proponía una reforma de la elección del CGPJ que desbloquee el órgano de gobierno de los jueces. Ahora le toca a los de Casado recoger el guante y confirmar su nueva estrategia de ruptura con la ultraderecha, sentarse a negociar como un partido de Estado que es y reforzar las instituciones ante una ultraderecha que nunca debió tener la fuerza que hoy tiene en el Congreso de los Diputados.

El presidente del Gobierno ha desmontado el mitin político de Santiago Abascal, el ‘candidato a presidente’ de la fracasada moción de censura de Vox en el Congreso de los Diputados. Pedro Sánchez, además, ha rebatido todos y cada uno de los argumentos de la ultraderecha a quien ha acusado de “utilizar la Constitución democrática para promover un acto de propaganda de un mensaje de odio, furia y choque”. Y, además, ha exigido a Pablo Casado, líder del PP que deje de engordar a la ultraderecha que solo busca “dividirnos, provocarnos y enfrentarnos. Esta es y no otra la razón última de su moción de censura”. La mayoría de partidos políticos han recriminado a Abascal que gaste recursos del Estado y el tiempo de los dirigentes, en actos tan vacuos e inútiles.

El Pleno del Congreso de los Diputados ha comenzado este miércoles con el debate de la moción de censura de la ultraderecha de Vox que propone como candidato a la presidencia de España a su líder, Santiago Abascal. El diputado ultraderechista, Ignacio Garriga, que será candidato de Vox a la Generalitat de Catalunya, ha sido el encargado de presentar esta iniciativa parlamentaria y ha estado más de una hora y media en la tribuna del Congreso lanzando sus soflamas contra la inmigración, la igualdad o la estructura autonómica del Estado. Después ha comenzado su discurso Santiago Abascal que prometía relatar su programa de gobierno pero se ha limitado a prometer unas elecciones antes de que acabe el año y después ha convertido su discurso en un mitin político en el que ha arremetido contra el Gobierno de Pedro Sánchez, contra el vicepresidente Iglesias, contra su indumentaria; pero también contra el proyecto europeo, la Unión Europea, contra China, contra los cómplices de los comunistas… en definitiva una retahíla de falsedades, de insultos, de datos falsos o de teorías conspiranóicas y negacionistas más propias de Donald Trump que de un político responsable y con altura de Estado.

En la semana de la moción de censura de la ultraderecha de Vox, el secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos ha denunciado la práctica de “oposición de tierra quemada” que realiza el PP y su desnortamiento que ha convertido a la formación de Casado como “el gran problema político de España”. El dirigente socialista afirma que los conservadores han optado “por comportarse como un partido antisistema que niega la legitimidad democrática al Gobierno de Coalición”. Por eso, ha exigido a los populares que “voten NO, junto al resto de fuerzas democráticas, para decirle NO a la extrema derecha y decirle SI a la moderación”.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, explicó este domingo la gran oportunidad que para España suponen los 140.000 millones de euros que llegarán desde Bruselas para afrontar la salida de la crisis. Y afirmó que esos fondos servirán para “reformas estructurales” en sanidad, educación, ecología o igualdad. La dirigente socialista defendió la necesidad de tener ya unas nuevas cuentas públicas que dejen atrás los PGE de la época de Montoro para llevar a cabo las transformaciones que necesita España. Y criticó duramente la actitud de Pablo Casado que se dedica a ir por Europa a tratar de condicionar o impedir la llegada de las ayudas europeas con una actitud “antipatria”. Para Calvo, el PP se ha convertido un partido “incoherente y errático” frente a un PSOE que ahora mismo es la formación que da “estabilidad” a nuestro país.

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha negado que desde Europa se estén planteando bloquear los fondos europeos que le corresponden a nuestro país por la reforma de la elección del Consejo General del Poder Judicial. El secretario de Organización del PSOE ha afirmado que ésta es una “polémica artificial” que se enmarca en la estrategia del PP de desprestigiar las instituciones españolas en Europa.