lahoradigital.com

PSOE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha lanzado a la contienda electoral con multitudinarios actos de su partido en Sevilla y Mérida durante el fin de semana. Saben en el PSOE que la clave para derrotar a la coalición de la derecha formada por PP, C's y Vox está en la capacidad de los socialistas de movilizar a todo su electorado. Además, deben sumar a lo que denominan la España "moderada". El secretario general de los socialistas lo dejó claro este domingo en Mérida "El 28 de abril tiene que ganar el sentido común, Tenemos que apelar a la España sensata que quiere progresar y no retroceder".

🔴 Sánchez arranca con fuerza su campaña en Sevilla pidiendo acabar con la crispación

Cataluña ya ha perdido demasiado, no puede volvérsela a jugar. Ha perdido en los siete años de gobierno del PP, que han coincidido con los años de “procés” independentista. Ha perdido la oportunidad de empezar a ver la luz al final del túnel con un Gobierno dialogante. Y ha perdido al rechazar sus gobernantes los Presupuestos más sociales de la última década, una tabla de salvación para millones de catalanas y catalanes que viven bajo el yugo de los recortes de ERC y Junts per Catalunya (PDeCAT) Un error sin parangón que el 28 de abril se puede enmendar.

La derecha debe una doble disculpa en estos días a los españoles. En primer lugar por haber frustrado la tramitación de unos presupuestos que mejoraban objetivamente la vida de millones de ciudadanos y ciudadanas. Y en segundo lugar por haber quedado al descubierto sus embustes sobre un falso pacto del Gobierno socialista con el independentismo catalán para dar continuidad a la legislatura a cambio de cesiones contrarias a la Constitución.

La primera reacción por parte de Podemos ante la declaración institucional del presidente del Gobierno de este viernes, en la que ha convocado a los españoles a las urnas el próximo 28 de abril, ha sido por parte de Irene Montero, quien ha pedido el “voto útil” para su formación y ha cargado contra ERC y PDeCAT por "romper" todos los avances hasta la fecha.

Pedro Sánchez lo ha dado todo. Tras dialogar y negociar incansable con los independentistas catalanes y aguantar el bloqueo y las mentiras de la derecha y la ultra derecha, Sánchez ha dicho basta: “España no puede perder ni un minuto más y convoco elecciones para el próximo 28 de abril”. El presidente del Gobierno ha dejado claro que tiempo hay para negociar, que un gobierno tiene que hacer lo que debe, gobernar, facilitar la vida a los ciudadanos y sacar adelante urgencias sociales que durante años han sido bloqueadas por gobiernos de la derecha. Ha recalcado que ha aprobado 24 decretos leyes, pensiones, trabajo, prestaciones, libertades, educación, sanidad, etc. Y lamentado que la derecha y los independentistas han decidido bloquear estos avances por intereses electoralistas.

🔴 Pedro Sánchez despeja la incógnita de la fecha de las elecciones generales
🔴 DECLARACIÓN INSTITUCIONAL DE PEDRO SÁNCHEZ

No se había producido la votación y ya la Brunete Mediática y Política estaban en la siguiente fase del plan; la cuadrilla debe marear al toro patrio para que no piense, no vaya a darse cuenta de que con los presupuestos de Sánchez se evaporan decenas de medidas orientadas a recuperar sus derechos perdidos .

Los Presupuestos del Gobierno han sido, casi contra pronóstico racional, rechazados. Con ellos decae, entre otras, la posibilidad de ampliar la baja por paternidad, también se ha esfumado que las personas que cuidan en virtud de la Ley de Dependencia mejoren sus cotizaciones, o la mejora en la cuantía de las becas universitarias o el Plan de Choque contra el Desempleo Juvenil. También la tasa Tobin, la tasa Google o la reducción del IVA en los productos básicos de higiene femenina.

Empezó el juicio. Hace tiempo que empezaron las victimizaciones, las acusaciones, las condenas, las mentiras, la difamación, la infamia. Los que entienden la política como una lucha salvaje por el poder, y los privilegios, sueldos y prebendas que lo acompañan, hace tiempo que convirtieron a España en un campo de batalla vacío de toda épica y lleno de mugre. En medio de este estercolero, ha empezado un juicio cuyo final no promete la paz en ningún caso. Los, supuestamente, políticos independentistas catalanes seguirán blandiendo espadas pase lo que pase y, frente a ellos, los, supuestamente, políticos nacionalistas españoles seguirán blandiendo las suyas; a prudente distancia. No habrá sangre. Es una batalla de gestos, gritos, amenazas. Los combatientes de un bando y de otro, bien alimentados, no luchan a muerte por su supervivencia. Luchan por ver quien impresiona más al público que les contempla, como si se tratara de una exhibición de haka.

En las declaraciones de Albert Rivera, tras el anuncio del presidente del Gobierno de convocatoria de elecciones para el 28 de abril, una de las frases más repetidas por el líder de Ciudadanos es “tenemos que evitar que Sánchez vuelva a resucitar el gobierno Frankenstein, con los bolivarianos y los golpistas de Cataluña”. Para Rivera, “se han acabado los pactos vergonzosos con Torra, Bildu, Iglesias, Junqueras y Rufián” -metiendo a todos en el mismo saco. Según Rivera, él “meterá a España en el siglo XXI y lo sacará del antiguo siglo XX de los pactos”.

Las urnas se abrirán el 28 de abril y tenemos tiempo hasta entonces para comprobar que los hombres y las mujeres tienen la costumbre de gritar para no tener que escucharse unos a otros como dijo Unamuno.

La convocatoria inmediata de elecciones generales para el 28 de abril me parece una decisión coherente del Presidente Pedro Sánchez. Cumple así con sus compromisos y da salida a una situación política de bloqueo tras el rechazo a los Presupuestos sociales para 2019. Pero, además, defiende la dignidad democrática del Gobierno nacido tras la Moción de Censura a Rajoy hace nueve meses.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, preside a primera hora de este viernes un Consejo de Ministros Extraordinario en el que habrá un único punto sobre la mesa: la fecha de convocatoria de las elecciones generales. Varias fechas están sobre la mesa, el 28 de abril, el superdomingo de mayo, o el otoño. El jefe del Ejecutivo comparece a las 10:00 horas para hacer público su anuncio. Esta convocatoria se produce tras la devolución de la ley de presupuestos, tras unir sus votos los idependentistas catalanes con los de la derecha y echar atrás los Presupuestos más sociales de la historia democrática española. Malo para la ciudadanía que ve como se caen una serie de derechos y prestaciones adquiridas por las medidas del Gobierno socialista de Sánchez.

El ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha confirmado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, convocará las elecciones generales este viernes, tras la celebración del Consejo de Ministros.

El Ejecutivo socialista se reunirá en Consejo de Ministros este viernes y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hará publica la nueva estrategia para los próximo meses. Previsiblemente, convocará elecciones y algunas fuentes apuntan a que será el último domingo de abril, un mes antes de que se celebren los comicios municipales y autonómicos. No obstante, Miquel Iceta, líder del PSC, no descarta que Sánchez vuelva a reciclarse y presente unos nuevos Presupuestos en siete meses, tras las autonómicas y la sentencia del Juicio del Procés. Las opciones están claras, por un lado los tres partidos de la derecha, PP C's y Vox tratarán de desalojar a los socialistas de la Moncloa; por el otro, Psoe y Podemos intentarán mantener a la izquierda en el poder.

Por segunda vez en democracia, la Cámara Baja ha devuelto al Gobierno las Cuentas públicas al aprobar las enmiendas a la totalidad de los PGE para 2019. En concreto los presupuestos han sido rechazados por 191 votos, frente a los 158 que han votado para que el proyecto continúe con su tramitación, y con la abstención de un diputado. En 1995, el Gobierno de Felipe González decidió adelantar las elecciones y las convocó seis meses después de no haber aprobado los presupuestos. Ahora se barajan las fechas de abril, o incluso, en círculos socialistas más allegados al presidente, se apunta que sería menos arriesgado esperar seis meses y convocarlas tras las municipales y autonómicas de mayo, ya en otoño. En cualquier caso, en estos días se espera que Pedro Sánchez anunciará su hoja de ruta.