lahoradigital.com
Edición testing    19 de enero de 2021

Presupuestos Generales del Estado

Este año de la segunda legislatura del Gobierno de Sánchez, ha estado marcado por la llegada de la pandemia del coronavirus y sus trágicos efectos. El Ministerio de Sanidad ha dirigido todos sus esfuerzos a la lucha contra la pandemia, y aprovecha para mejorar un Sistema Nacional de Salud deteriorado por los recortes y las privatizaciones. En este sentido, el Ejecutivo también ha apostado por medidas como la eliminación del copago farmacéutico o la regulación de precios de mascarillas y geles hidroalcohólicos para que sean accesibles para casi toda la población. La coordinación con las Comunidades Autónomas también ha sido clave en la lucha contra el Covid – 19, lo que ha servido para la mejora de los mecanismos de trabajo en conjunto y el refuerzo de la sanidad a nivel regional. Sanidad trabaja ya con vistas al futuro para preparar al país frente a la llegada de nuevas olas del coronavirus y evitar un colapso de hospitales y Atención Primaria y continua en constante seguimiento de la Estrategia de vacunación.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha adelantado que el déficit público cerró 2020 conforme a la estimación prevista de “en torno al 11,3% del PIB”, con una caída de los ingresos cercana al 7,6%, como consecuencia de la crisis generada por la pandemia de la Covid-19. Estas cifras suponen la mayor bajada en términos de porcentaje de déficit registrada en un solo ejercicio, en torno a tres puntos. En este sentido, Montero ha avanzado que dichos números se situarán en los entornos estimados, aunque a lo largo del mes de enero se tendrá una aproximación más clara, una vez se cierre la contabilidad y cuando las autonomías y las entidades locales comuniquen sus finanzas públicas. Asimismo, la ministra ha explicado que se continuará con las políticas “anticíclicas” y ha abogado por unos Presupuestos “expansivos” en 2022, retrasando el plan de ajuste a cuando sea realmente necesario y “lo exija la Comisión Europea”.

Habla sobre el indulto a los presos catalanes, el bloqueo del PP a la renovación del CGPJ, las relaciones con el socio de coalición y el falso debate de la Corona, "cuando España tiene que concentrarse en vencer la pandemia y recuperar la Economía".

José Luis Ábalos, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, se caracteriza por hablar claro y meridiano. Así lo ha hecho en declaraciones al rotativo catalán, La Vanguardia, donde al hilo de las próximas elecciones del 14 de febrero ha manifestado que "se presenta la oportunidad de empezar a soldar la fractura social y política que la unilateralidad provocó” y que el Gobierno de España apoyará cualquier resultado “que permita normalizar la situación política” ante las predicciones de la victoria de ERC. También ha señado que “el Gobierno tiene la obligación legal de tramitar los indultos, y la obligación moral de aliviar tensiones que puedan dañar la convivencia”. Además, Ábalos aprovechaba para defender al Gobierno de coalición: “La relación entre el PSOE y Unidas Podemos es buena, sólida y positiva para España”. “Tenemos el derecho a disentir, que es algo muy distinto a la jaula de grillos con la que algunos pretenden caricaturizarnos”, zanja sobre los rumores levantados estos últimos meses entre socios. En cambio, sobre el bloqueo de la derecha para la renovación del Consejo General del Poder Judicia Abalos afea a la oposición que “El PP se llena la boca con la Constitución y, al mismo tiempo, no siente empacho al incumplir sus preceptos”. Por último, también aprovechaba para cerrar por el momento el debate abierto sobre la Monarquía tras los escándalos protagonizados por el Rey emérito: “Lo que necesita España en este momento es concentrar todas sus energías en la lucha contra el coronavirus y en la recuperación económica”.

El Gobierno de Pedro Sánchez se consolida a pasos agigantados con la aprobación definitiva de sus primeros Presupuestos Generales del Estado. Las cuentas públicas pasaron este martes el último trámite con la aprobación por amplia mayoría en el Senado y el 1 de enero entrarán en vigor para dar carpetazo definitivo a los Presupuestos de la era de Mariano Rajoy, en vigor desde el 2018. Estas cuentas rompen varios hitos de la historia democrática: Son las que más apoyo de distintos grupos políticos han tenido, las que más diálogo político han supuesto, las que mayor respaldo han cosechado en el Congreso de los Diputados y las que mayor gasto social de la historia incluyen con alrededor de 239.000 millones de euros para blindar el Estado del Bienestar. Además, como plus añadido, los PGE vehiculan las ayudas económicas del Fondo Europeo de Recuperación que en el próximo ejercicio ascienden a 27.000 millones de euros.

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha asegurado que su partido no tiene nada que ver con el vídeo difundido en redes sociales por Unidas Podemos en el que se compara a la familia real con una banda de narcotraficantes. En este sentido, Ábalos ha establecido que en el PSOE no serían capaces “de hacer algo así”, al mismo tiempo que ha calificado de “inoportunos” e “innecesarios” los planteamientos de sus socios de coalición. La posición de los socialistas es de “máximo respeto, máximo apoyo, no hacer nada que debilite a la institución y no entrar en polémicas sobre ello”, ha sentenciado. Por otro lado, el secretario del PSOE ha insistido en que es necesario que todos los partidos políticos de España sepan superar sus diferencias para “robustecer el Estado de Bienestar y el marco constitucional”, además de tratar el tema de los presupuestos y la agenda social, la polémica formada por un grupo de exmilitares y la situación actual de la pandemia en el país.

La socialista Adriana Lastra ha dicho que a pesar de la situación pandémica, el Ejecutivo de coalición presidido por Pedro Sánchez ha sido capaz de impulsar medidas que han permitido “poner la justicia social en el centro”. Precisamente, el objetivo de este Gobierno es el “horizonte de justicia social” que no se ha abandonado durante la gestión de la crisis del coronavirus. Insiste la vicesecretaria general del Psoe y portavoz que la “agenda legislativa ha seguido su curso” lo que ha permitido sacar adelante 43 iniciativas legislativas y 8 leyes. Entre ellas, el Ingreso Mínimo Vital, ya aprobado por el Gobierno socialista en 2019, o la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, y otras que están a punto de ser aprobadas como la Ley Celaá o la ley de Eutanasia. “Por delante tenemos tres años más de legislatura para seguir haciéndolo. Para construir un país más verde, cohesionado, feminista y con mayor justicia social. Sabemos, podemos y debemos hacerlo, y así lo vamos a hacer”, zanjaba.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, repasó este miércoles la actualidad política y la evolución de la pandemia del coronavirus en una entrevista en Telecinco. Volvió a apelar a la moderación y afirmó que “llevo gobernando casi mil días y España no se ha roto, no hay una dictadura, no han venido los bolcheviques…”, por eso dijo no entender “como la oposición ha rechazado” los PGE que siguen su tramitación en el Senado. Sobre la llegada de la vacuna de la Covid19 dijo que estará disponible en enero y que la previsión es que en seis meses estén vacunados alrededor de 20 millones de españoles, aunque recordó que la salida de la pandemia aún está lejana. El jefe del Ejecutivo se refirió también a la regularización fiscal del rey emérito y consideró que tiene que haber transparencia y que la investigación debe llegar hasta el final, pero se mostró rotundo al afirmar que “en España no está en peligro la monarquía”.

Una encuesta realizada por SW Demoscopia para infoLibre posiciona al PSOE como el ganador de las elecciones con una diferencia de 30 escaños si se celebraran hoy. El partido gana dos asientos, aumentando a los 122, frente al 10N, mostrando que su estrategia de impulsar unos presupuestos progresistas con Unidas Podemos y los partidos nacionalistas sí ha funcionado. Unidas Podemos, por el contrario, es el partido que se ve más afectado, perdiendo ocho escaños y pasando de un 13 a un 11’1% en cantidad de voto. La mayoría de estos votantes se transfieren al PSOE, un 16’7%. Mientras, la formación de ultraderecha Vox es la que más fidelidad de voto mantiene, un 74’2% de los votantes que apostaron por Abascal lo volvería a hacer. Ganarían un total de 7 diputados llegando a los 59, muchos votos transferidos del PP y Ciudadanos, mostrando que su estrategia de moción de censura para transferir opiniones sí funcionó. Las formaciones de derecha y ultraderecha superarían así al Gobierno de coalición actual, cosechando 158 escaños frente a 149, pero los progresistas seguirían gobernando con el apoyo de los partidos nacionalistas, que sería aun más clave que en las elecciones anteriores.

Este miércoles, los Presupuestos Generales del Estado han llegado al Senado en una tramitación parlamentaria que se convertirá en la más rápida de la democracia tras más de dos meses de proceso legislativo. Durante esta semana, se celebran las comparecencias en comisión de autoridades y altos cargos de la Administración del Estado comenzando por la presidenta de la Airef, Cristina Herrero y finalizando con la intervención del Gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. Si la Cámara Alta no introduce enmiendas y no prosperan las posibles propuestas de veto las cuentas saldrán directamente aprobadas, de lo contrario volverán al Congreso donde se prevé que la votación final sea el 29 de diciembre.

El Gobierno progresista presidido por Pedro Sánchez, consiguió holgadamente la aprobación del poyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2021 en el Congreso de los Diputados. Con un Congreso más atomizado que nunca, Sáncez consiguió llevarse a su terrono casi doscientos votos (188) provinientes de once diferentes partidos políticos. Ocho diputados más que en la investidura. Con lo cual, Sánchez ha demostrado que sigue generando mayorías para sacar adelante la legislatura hasta 2023. Lo que dificulta la intención de PP y Vox, de tumbar al Gobierno y no permitirle que pase del periodo de la pandemia, la cual llevan aprovechando desde marzo, para desgastar al Presidente Sánchez y su Ejecutivo.

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, ha presentado este miércoles los Presupuestos Generales del Estados (PGE) de su departamento para 2021. Calvo ha defendido que estos presupuestos son “imprescindibles para afrontar la situación que tenemos” en referencia a la pandemia de coronavirus que se encuentra en el país, y que es necesario utilizarlos para buscar “un modelo más fuerte y más sostenible de nuestra propia estructura económica”. Asimismo, la vicepresidenta ha explicado que el Gobierno destinará una partida de 11,3 millones de euros a la Memoria Democrática y que el 60% de esa dotación se dedicará a la búsqueda de desaparecidos y a la exhumación de fosas. Estas declaraciones no han sentado bien a la derecha, provocando reprimendas por parte de PP y Vox hacia la vicepresidenta.

Este jueves el Congreso de los Diputados finaliza el trámite parlamentario de los Presupuestos Generales del Estado y el Gobierno de Pedro Sánchez podrá aprobar sus primeras cuentas públicas con una amplia mayoría de 188 diputados y el apoyo de nueve grupos parlamentarios distintos. Ahora, la Ley de Presupuestos llegará al Senado que realizará su trámite durante las dos próximas semanas.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha defendido su proyecto presupuestario incluido en los Presupuestos Generales del Estado en su intervención en el Congreso. El proyecto apuesta por las líneas marcadas en el Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia, destacando la digitalización y la sostenibilidad. Todas las políticas agroalimentarias y pesqueras están orientadas hacía planes que aseguren el mantenimiento del medioambiente y del entorno rural con planes de regadío y uso eficiente del agua, desarrollo de un sistema pesquero sostenible que garantice la conservación de los entornos naturales y los recursos y otros planes como la energía verde. El sector también apuesta por la digitalización y la innovación para impulsar el modelo del crecimiento económico y, a su vez, el atractivo para personas jóvenes y mujeres. El presupuesto total es de 8.496,2 millones de euros incluidos en la cifra total del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia con un aumento del 10’47% respecto a cifras anteriores.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, es de las que menos se calla con los lapsus de inexperiencia al tiempo que de oportunismo, del socio del Gobierno. En el programa de RTVE, “La hora de la 1”, ha respondido con cierta diplomacia pero con claridad a la pregunta sobre el penúltimo desliz del socio morado a quien sólo se le ocurrió salir en la foto presentando una enmienda a sus propios Presupuestos, que llevan su firma, a espaldas de lo "acordado, firmado y rubricado" con el Gobierno del que forma parte. Deslealtad y oportunismo en estado puro que ven muchos medios, que la ministra no ha querido epitetar pero si insinuar. Se trataba de parar los desahucios, para lo que el Ministro competente en Vivienda, Jose Luis Ábalos, ya tiene acordada con UP una Ley de Vivienda que saldrá en febrero. Pero Iglesias no ha podido resistir la tentación de salir en la foto con Bildu y ERC, y ha firmado con ellos una enmienda contra los desahucios, que por otro lado, no se trata en los presupuestos, sino en los proyectos de Ley que ya están en marcha y con su acuerdo firmado. Jugar a doble banda y que que te salga el tiro por la culata, no le es extraño al líder de UP, incluso casi todos los medios rigurosos se han dado cuenta de la bisoñez del que hoy por hoy tiene nada menos que el rango de vicepresidente del Gobierno, porque así lo exigió el mismo.

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, se ha mostrado confiada en que la Unión Europea pueda solventar “cuanto antes” las discrepancias con Hungría y Polonia para que España pueda contar con el Fondo de Recuperación Europeo en 2021. Aun así, Calviño ha establecido que si estas ayudas no llegan al país en la fecha prevista, España usará la deuda pública para afrontar los 27.000 millones de euros que recogen los Presupuestos Generales del Estado.