lahoradigital.com
Edición testing    30 de octubre de 2020

Presupuestos Generales del Estado

Una vez conocidas las líneas generales de los Presupuestos Generales del Estado de 2021, PGE, Ciudadanos ha asegurado acordar con el Gobierno eliminar “vía enmienda” el impuesto del diésel, medida que exigía el partido liberal en las conversaciones previas que se han ido produciendo para negociar las nuevas cuentas públicas. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se ha mostrado abierta a negociar y ser capaces de “llegar a un acuerdo”.

Pedro Sánchez ha presentado, acompañado de Pablo Iglesias, el borrador de los Presupuestos Generales del Estado. Los presupuestos, como llevaba en su programa el partido socialista, pretenden "no dejar a nadie atrás" y acabar con “la etapa neoliberal y de recortes” de la época de Rayoy y la austeridad que incrementó las desigualdades. Para ello se destinan 239.795 millones de euros, la mayor inversión pública en los últimos quince años. El presidente Pedro Sánchez, tras negociar con su socio minoritario, apuesta por unos fondos destinados a la recuperación de España tras la crisis de la pandemia, con un refuerzo histórico de la Sanidad del 151,4%. También se incorpora una subida del IRPF para las rentas altas con un sistema de “justicia fiscal”. La grandes apuestas del Gobierno socialista siguen siendo la modernización de España en materias como: la Ciencia, la Educación, la Transición Ecológica y la Digitalización con inversiones históricas en el departamento de I+D+I y el Ministerio de Transición Ecológica así como un refuerzo del sistema de becas educativas.

Tras la aprobación por parte del Consejo de Ministros del Anteproyecto de los Presupuestos Generales del Estado 2021, como alternativa, y por cuestiones de calendario, el CoMin ha llevado a cabo un acuerdo legislativo para garantizar el derecho a una vivienda digna con una nueva Ley de Vivienda que desarrollará el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, de Jose Luis Ábalos.

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, considera que estas cuentas públicas “inauguran una nueva época de política económica”.

Poco antes de la celebración del Consejo de Ministros que aprobará el anteproyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado, el presidente Pedro Sánchez y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, han presentado las líneas generales de las primeras cuentas públicas del Gobierno de coalición. El jefe del Ejecutivo ha considerado que se trata de unos presupuestos progresistas y excepcionales por el tiempo en el que llegan y por el volumen del dinero público que movilizan. Los objetivos son reconstruir lo que ha destruido la pandemia, reforzar los pilares de nuestro sistema productivo y fortalecer nuestro sistema de bienestar. Para Sánchez se trata de unos PGE “inaplazables, indispensables y necesarios para nuestro país”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha señalado la necesidad de la colaboración autonómica para fomentar el auge de la economía cuanto antes. Sánchez ha anunciado que las Comunidades Autónomas serán las encargadas de ejecutar el 50% de los proyectos que forman parte del Fondo Europeo de Reconstrucción, gracias a un adelanto de 27 millones de euros correspondientes al Fondo de Recuperación.

Adelanta a los líderes regionales que serán sus administraciones las que gestionarán la mitad de los fondos europeos que lleguen desde Bruselas

Este lunes, el presidente del Gobierno ha presidido una nueva Conferencia de Presidentes donde ha anunciado a los líderes regionales que el próximo Consejo de Ministros que se celebra mañana aprobará el anteproyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado. Se inicia así el procedimiento parlamentario para sustituir las cuentas públicas que elaboró hace tres años el último Gobierno del PP y que se han prorrogado durante este tiempo tras la celebración de dos elecciones generales. Los dos socios de Gobierno, Psoe y Unidas Podemos presentarán las líneas generales de su primer presupuesto esta semana y se sabrá si finalmente se han incluido temas que concitan diferencias como la subida del IRPF para rentas altas o el control de los precios del alquiler.

El Congreso de los Diputados ha anunciado la suspensión de las reglas fiscales durante este curso y el próximo año. Esta suspensión ha sido aprobada con objeto de derrocar el impacto socioeconómico de la pandemia. Con el amparo de la Constitución Española y el beneplácito de la Comisión Europea, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha advertido que su suspensión no conlleva a la “desaparición de la responsabilidad fiscal”.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, presenta este miércoles junto a sus cuatro vicepresidentes el denominado “Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española” que se enviará a las autoridades europeas y que contiene la estrategia que seguirá nuestro país para afrontar la reactivación de la economía española. Se trata de llevar a cabo una “segunda modernización” de España que se basa en cuatro ejes transversales: transición ecológica, cohesión social y territorial, digitalización e igualdad de género.

El gobierno ha aprobado el límite de gasto no financiero para el próximo ejercicio que será de 196.097 millones de euros, lo que supone un incremento del 50% respecto al de este año. Es el primer paso para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado que serán expansivos y tendrán como principal objetivo afrontar las consecuencias de la crisis producida por el coronavirus. EL Ejecutivo ha actualizado su cuadro macroeconómico y ha elevado la caída prevista del PIB para este año hasta el 11,2% mientras que considera que habrá un efecto rebote para el 2021 que podría producir un crecimiento del Producto Interior Bruto del 7,2%. En las cuentas que presentará el Gobierno se incluye parte del Fondo de Recuperación Europeo y, además, las administraciones tendrán más margen para el gasto al haberse suspendido las reglas fiscales, siguiendo las recomendaciones europeas.

La ministra de Hacienda, Maria Jesús Montero, ha anunciado la suspensión de las reglas fiscales durante el ejercicio 2020 y 2021. Una suspensión que engloba el techo de gasto y los objetivos de déficit y deuda pública, lo que supone una mayor decisión financiera por parte de las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos. Esta medida, calificada de “extraordinaria” por el Gobierno y respaldada por la Unión Europea, supone la creación de un marco de estabilidad para luchar contra los efectos socio económicos del coronavirus. Se prevé su aprobación en los próximos Consejos de Ministros.

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, Mª Jesús Montero, ha manifestado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que ahora están frente al reto de aprobar unas cuentas públicas que permitan impulsar la reconstrucción y el crecimiento económico y el empleo que nos hagan salir cuanto antes de la crisis económica producida por el coronavirus. Este martes, además, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha dado luz verde a una nueva legislación sobre el teletrabajo, tras el acuerdo alcanzado con patronal y sindicatos. La dirigente socialista ha puesto en valor, igualmente, la “voluntad de consenso” del Gobierno que se pudo vislumbrar ayer, con el acuerdo con la Comunidad de Madrid.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Calmen Calvo, se muestra esperanzada en establecer nuevas negociaciones con el PP basadas en la “razón” y la cooperación. Tras haber mantenido una reunión con la nueva portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, espera “seguir avanzando” en acuerdos como la renovación de las instituciones del Estado o la negociación y aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Aunque el bloqueo de los populares no pone fácil que los dos grandes partidos de la cámara puedan llegar a acuerdos.

Estamos en una de las situaciones más complicadas de los últimos tiempos, seguramente comparable al crack de la Bolsa de Nueva York de 1929 o a la etapa justamente posterior a la II Guerra Mundial allá por 1945. En el primer caso, las causas fueron de índole económica y en el segundo, se debió a los efectos de la propia guerra que dejó devastada a Europa.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, prosigue su ronda de consultas con los principales líderes políticos este jueves. En esta ocasión, ha sido el turno del portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, quien se ha mostrado abierto a negociar unos Presupuestos Generales del Estado (PGE) centrados en la industria y en la reactivación, tal y como ha reclamado tras la reunión.

El portavoz de Esquerra Republicana de Cataluña, Gabriel Rufián, se ha reunido con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez en La Moncloa dentro de la ronda de contactos que el jefe del Ejecutivo está teniendo con los distintos grupos parlamentarios en su búsqueda de apoyos para aprobar los Presupuestos Generales del Estado del año 2021. El dirigente independentista ha llegado con una primera exigencia: el reinicio de la mesa de diálogo de Cataluña entre el Gobierno central y el de la Generalitat. Ambos dirigentes han acordado que se propondrá una nueva reunión a mediados de septiembre si las agendas de Sánchez y Torra lo permiten y si el president catalán accede a volver a esa mesa, algo que no está claro. Una vez cumplida esta premisa, los republicanos entrarían en la negociación de las cuentas públicas y Rufián ha defendido que no es lo mismo que se pacte con ellos que con un partido de derechas como Ciudadanos.