lahoradigital.com

PP

En las declaraciones de Albert Rivera, tras el anuncio del presidente del Gobierno de convocatoria de elecciones para el 28 de abril, una de las frases más repetidas por el líder de Ciudadanos es “tenemos que evitar que Sánchez vuelva a resucitar el gobierno Frankenstein, con los bolivarianos y los golpistas de Cataluña”. Para Rivera, “se han acabado los pactos vergonzosos con Torra, Bildu, Iglesias, Junqueras y Rufián” -metiendo a todos en el mismo saco. Según Rivera, él “meterá a España en el siglo XXI y lo sacará del antiguo siglo XX de los pactos”.

La derecha debe una doble disculpa en estos días a los españoles. En primer lugar por haber frustrado la tramitación de unos presupuestos que mejoraban objetivamente la vida de millones de ciudadanos y ciudadanas. Y en segundo lugar por haber quedado al descubierto sus embustes sobre un falso pacto del Gobierno socialista con el independentismo catalán para dar continuidad a la legislatura a cambio de cesiones contrarias a la Constitución.

La primera reacción de Pablo Casado, tras el anuncio del Presidente del Gobierno de convocar elecciones para el 28 de abril sigue siendo mentir y mentir. Insiste Pablo Casado en que Pedro Sánchez se ha visto obligado a convocar elecciones porque ha fallado su pacto con los golpistas. Otra mentira como las vertidas en público en la Plaza de Colón. Sin sonrojo. Como la que también ha soltado al recordar que Zapatero negoció con ETA mientras que Aznar sólo se sentó y se levantó de la mesa. Falso. Aznar negoció con tres intermediarios y quien se levantó de la mesa fue ETA, a pesar de las concesiones hechas con el acercamiento de presos. Los integrantes de ETA eran asesinos, mientras...

No se había producido la votación y ya la Brunete Mediática y Política estaban en la siguiente fase del plan; la cuadrilla debe marear al toro patrio para que no piense, no vaya a darse cuenta de que con los presupuestos de Sánchez se evaporan decenas de medidas orientadas a recuperar sus derechos perdidos .

El ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha confirmado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, convocará las elecciones generales este viernes, tras la celebración del Consejo de Ministros.

La encuesta de Celeste-Tel, publicada por El Diario, consolida al PSOE como partido más votado en unas próximas elecciones generales. Sin embargo, la victoria en votos y escaños no bastaría para revalidar la mayoría de Gobierno. La suma de los tres partidos a la derecha del PSOE les daría mayoría por encima de los 175 escaños necesarios para la investidura.

En la segunda jornada del juicio al procés, que coincide con la presentación de los Presupuestos Generales del Estado, bajo la atenta mirada de la prensa internacional y que tiene en vilo a la sociedad española, será la fiscalía quien intente rebatir la argumentación de parte de las defensas. El juicio, al igual que la presentación de los PGE se iniciaron ayer martes, 12 de febrero, fecha que quedará como una de esas que cambiarán la historia de España. Tanto los ultras de la derecha, como los del secesionismo sueñan con que este juicio dependa de los PGE y éstos, del Procés. Un sueño imposible que quedaría, en ambos casos, al margen del Estatuto y la Ley, y que el Gobierno de Sánchez ha insistido hasta la saciedad que no permitirá. En medio de todo ello, suenan tambores de fecha electoral. Podrían ser en abril o en octubre las elecciones generales. Esa será la decisión de Sánchez.

A propósito de las declaraciones de Pablo Casado y Javier Maroto sobre las intenciones del PP en cuanto al aborto, si vuelven a gobernar. Ambos dirigentes populares han hecho estos días afirmaciones sobre el aborto, que son falsas y el objetivo de estas notas es demostrarlo. Porque, como decía Gramsci, la verdad es revolucionaria. Y mi larga vida me ha demostrado que, con la verdad, mi verdad indudablemente, estoy en paz conmigo misma.

La expresión de la Ministra de Hacienda (el milagro económico del PP. está en la cárcel) une gracia andaluza y agudeza oratoria. La foto de los líderes del Proces sentados en los bancos de 3x4 ni tiene gracia y es también (como la corrupción institucionalidad en un partido) el reflejo del fracaso de la política. Como decía Arendtlo monstruoso e inhumano de la historia, que al fin se impone plena y brutalmente a la política”. Es además frustración de país…mucha patria, muchas banderas, arrogancia, encantamiento de haberse conocido, verdad absoluta,…la falsedad como arma de juego político.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, preside a primera hora de este viernes un Consejo de Ministros Extraordinario en el que habrá un único punto sobre la mesa: la fecha de convocatoria de las elecciones generales. Varias fechas están sobre la mesa, el 28 de abril, el superdomingo de mayo, o el otoño. El jefe del Ejecutivo comparece a las 10:00 horas para hacer público su anuncio. Esta convocatoria se produce tras la devolución de la ley de presupuestos, tras unir sus votos los idependentistas catalanes con los de la derecha y echar atrás los Presupuestos más sociales de la historia democrática española. Malo para la ciudadanía que ve como se caen una serie de derechos y prestaciones adquiridas por las medidas del Gobierno socialista de Sánchez.

Un controvertido artículo escrito por el dirigente del Partido Popular, Pablo Casado, se ha vuelto viral en redes sociales por sus tintes machistas y racistas.

Los Presupuestos del Gobierno han sido, casi contra pronóstico racional, rechazados. Con ellos decae, entre otras, la posibilidad de ampliar la baja por paternidad, también se ha esfumado que las personas que cuidan en virtud de la Ley de Dependencia mejoren sus cotizaciones, o la mejora en la cuantía de las becas universitarias o el Plan de Choque contra el Desempleo Juvenil. También la tasa Tobin, la tasa Google o la reducción del IVA en los productos básicos de higiene femenina.

La encuesta de Celeste-Tel, publicada por El Diario, consolida al PSOE como partido más votado en unas próximas elecciones generales. Sin embargo, la victoria en votos y escaños no bastaría para revalidar la mayoría de Gobierno. La suma de los tres partidos a la derecha del PSOE les daría mayoría por encima de los 175 escaños necesarios para la investidura.

Fijar el número de asistentes a una manifestación, aunque sea aproximado, es normalmente un ejercicio polémico. Siempre habrá quien contradiga el cálculo y señale otra cifra distinta mayor o menor, según sus intereses. Pero lo que normalmente no puede disimularse es la impresión de éxito o de fracaso que se les queda a los organizadores después de celebrado el acto, cuando se ha diluido la euforia del momento. Ahí no son cifras, ni frases, ni titulares, son sensaciones. Y eso es muy difícil de enmascarar.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha comenzado la semana con una intensa agenda de sus ministras y ministros que han recorrido varios medios de comunicación para explicar con nitidez la postura del Ejecutivo ante el problema catalán: Ley y diálogo. Esas razones que tanto la oposición de la derecha como sus medios afines no quieren escuchar haciendo oídos sordos a una realidad con el único objetivo de manipular a la sociedad y crispar a los españoles. Un claro ejemplo fue la Manifestación de Colón de este pasado domingo en la que pedían la dimisión de Pedro Sánchez, basándose en hechos que nunca han ocurrido y aunque lo repitan miles de veces no se convierten en verdad.