lahoradigital.com

Pedro Sánchez

El pasado lunes 6 de abril, el Gobierno y los agentes sociales han llegado al acuerdo de seguir trabajando en la denominada “fase de desescalada” y ver cómo se puede ir retomando la actividad en relación a las particularidades de cada diferente sector.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mantuvo una reunión con los líderes de los Ejecutivos autonómicos este domingo, la cuarta desde que se decretó el Estado de Alarma, y ya estudian el proceso de desescalada o transición de las medidas impuestas para frenar el coronavirus. Por este motivo, el Gobierno central ha pedido a las autonomías un listado de infraestructuras y espacios disponibles para albergar a posibles pacientes asintomáticos y leves para mantenerlos aislados durante el tiempo que pudieran contagiar la enfermedad. También ha pedido toda la información de residencias de ancianos públicas y privadas para hacer un seguimiento de la situación. También se prepara un estudio con test rápidos para conocer en poco tiempo el número aproximado de inmunizados frente al Covid19 en España lo que ayudará en gran medida a impedir un nuevo rebrote de la pandemia.

El Presidente Pedro Sánchez ha avisado que conversará este fin de semana con toda la oposición y partidos para intentar un acuerdo colectivo. Según Ábalos, podrían ser un referente los Pactos de la Moncloa de 1977 que dieron paso al nacimiento de la Democracia en España.

El ministro de Trasportes, Movilidad y Agenda Urbana y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos en declaraciones públicas ha expresado que consideraría apropiado llegar a acuerdos de concertación parecidos a los “Pactos de la Moncloa” del año 77 que sirvieron para que España iniciara su camino democrático superando los años negros de la dictadura. Con estos pactos, el Ejecutivo se enfrentó a una grave crisis económica y de libertades, que dejó al país al borde de la ruina y que ponía en peligro la pervivencia misma la Democracia recién nacida. El Ejecutivo de Pedro Sánchez no ha dejado de tender la mano a toda la oposición para colaborar en frenar la crisis sanitaria producida por el Covid-19 y para implementar medidas económicas que amortigüen la caída que se espera. Ahora, ha anunciado que les llamará a todos y deja la pelota en el tejado de esos partidos que lejos de ayudar, se afanan en desgastar al Gobierno sin tregua.

Tender la mano una y otra vez aunque te la muerdan. La oposición prefiere los crespones negros y el réquiem que el “resistiré” de los sanitarios y de los balcones solidarios. En situaciones de emergencia aportar soluciones y arriesgarse es de valientes y responsables. Incluso con posibles equivocaciones o errores por las prisas. Criticar y no hacer nada para achicar el agua que nos hunde y ahoga es de cobardes. Desde que la tormenta zozobra el continente y el mundo, la oposición ultraderechista, hace lo único que sabe hacer. Zarandear al capitán y a la tripulación, intentar echar por la borda al Gobierno y a la tripulación para ponerse ellos. No podemos esperar mucho más de esta generación de dirigentes ultras. Desde hace al menos dos años así lo han demostrado. Y aún así, desde el principio de la pandemia, hasta el día de hoy, el Gobierno de Sánchez no hace sino tenderles la mano para que ayuden. Mano que vez tras vez, muerden, para acto seguido quejarse de que el Gobierno la retira. Un juego perverso típico de desleales y trileros.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció este sábado la paralización de todas las actividades no esenciales a partir de este lunes 30 de marzo, medida que se aprueba en un Consejo de Ministros Extraordinario este domingo. El jefe del Ejecutivo explicó que “esta medida excepcional” obliga a casi todos a quedarse en casa durante dos semanas, en un permiso retribuido que deberá ser recuperado en el futuro, por lo que los trabajadores recibirán su salario “con normalidad”. Será una especie de “Semana Santa” de 15 días para tratar de “torcer la curva” de la pandemia del Covid-19 que ya ha contagiado a más de setenta mil personas y ha ocasionado alrededor de 6.000 fallecidos. En su comparecencia, el secretario general del PSOE, también pidió a la Unión Europea una respuesta económica y social frente al coronavirus. Los partidos de la oposición, los sindicatos y dirigentes autonómicos aplauden el endurecimiento de las medidas.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha desvelado que se ha organizado una licitación conjunta de compra de material sanitario con 25 países de la UE, entre los que se encuentra España, que dotará a todos ellos del todo el material médico que están precisando. También ha anunciado que se va a autorizar una línea de ayudas de hasta 20.000 millones de euros para nuestro país que irá destinada a apoyar a pymes y trabajadores autónomos. La dirigente europea ha valorado muy positivamente la proposición de Pedro Sánchez de activar un ‘plan Marshall’ que ponga en marcha una gran inversión de la Unión Europea entre todos los países miembros.

Esta mañana, en un artículo de Jill Lepore en The Newyorker, leí una frase que me impresionó: “En la literatura de la peste, la gran amenaza no es la pérdida de vidas humanas, sino la pérdida de aquello que nos hace humanos”.

EL PRESIDENTE AVISA QUE AL MENOS HABRÁ OTRA PRÓRROGA MÁS, AUNQUE SE IRÁN LEVANTANDO LAS RESTRICCIONES DE FORMA ESCALONADA

El Estado de Alarma se alargará hasta el 26 de abril. Esa es la nueva fecha que ha marcado el presidente del Gobierno como nueva meta del confinamiento en el que nos encontramos los españoles desde hace tres semanas. Nos encontramos, por tanto en el ecuador de esta lucha sin cuartel contra el Covid-19. El jefe del Ejecutivo ha anunciado este sábado en una nueva comparecencia pública que el próximo Consejo de Ministros pedirá una nueva prórroga al Congreso de los Diputados y ha avisado que probablemente no será la última. Prepara así a la ciudadanía para seguir el confinamiento obligatorio hasta que los expertos sanitarios marquen el nuevo camino a seguir. El presidente también ha explicado que las drásticas medidas se irán levantando de forma progresiva hasta que podamos recuperar la normalidad. La curva de nuevos casos y de fallecidos parece haber llegado a su cúspide y este sábado se han registrado ya menos fallecimientos y menos infectados. La que sigue disparada es la cuenta de los que ya han superado la enfermedad que se sitúa en las 34.219 personas.

Tras el cierre en falso de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE de la pasada semana, Bruselas trabaja para que Europa dé una respuesta firme y contundente que contente a todos. El problema, una vez más, es el choque entre los países del norte, defensores de la ortodoxia económica, y los del sur, con España a la cabeza, que piden medidas globales para dar una salida común a esta crisis. Esta semana, la presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen ha anunciado un nuevo mecanismo bautizado como SURE que no es más que dar viabilidad a un proyecto que Pedro Sánchez lleva solicitando 22 meses y que consiste en la creación de un fondo de desempleo europeo que movilizará alrededor de 100.000 millones de euros.

La Ministra de Exteriores, Arancha González Laya, en rueda de prensa telemática niega que España se una excepción en Europa y justifica las nuevas restricciones a la actividad en que “no hay que bajar la guardia”.

Desde que empezó el Estado de Alarma, el municipio de Getafe ya ha ofrecido a 101 personas mayores vulnerables, el servicio de comida a domicilio. Además, también han entregado alimentos a 144 familias con dificultades económicas. Por último, el equipo de Gobierno junto a los voluntarios y voluntarias han entregado 520 menús saludables diarios para los menores becados en comedor.

El Congreso de los Diputados votó este miércoles la convalidación y la aprobación de la prórroga del Estado de Alarma hasta el próximo 12 de abril. Con ello, Sánchez ha obtenido el respaldo de la cámara baja a una medida “dura pero indispensable para hacer frente al coronavirus”. El presidente ha pedido “tiempo” a los ciudadanos que siguen confinados en sus domicilios y “unidad y lealtad” a los partidos políticos. En la votación, que fue telemática, se computaron 321 votos a favor, 28 abstenciones y ningún voto en contra. PP y Vox volvieron al tono duro y atacaron de forma despiadada al jefe del Ejecutivo aún a sabiendas que éste no perderá ni un instante en contestarles pues la situación exige que su prioridad sea otra.

La ministra portavoz, María Jesús Montero, ha detallado los temas aprobados en el Consejo de Ministros de este martes que, en buena parte, son el desarrollo de las grandes medidas económicas aprobadas en semanas previas para paliar la crisis propiciada por la pandemia del coronavirus. Una de ellas ha sido el desbloqueo de una primera línea de avales de 20.000 millones de euros que servirán para avalar hasta el 80% de los créditos que pymes y autónomos tengan que pedir para hacer frente a la crisis del Covid-19. También se ha aprobado la distribución de los créditos acordados por el Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia y la aprobación de la solicitud de la prórroga del Estado de Alarma al Congreso de los Diputados que se tramitará este miércoles 25.

Tanto el líder del Partido Popular, Pablo Casado, como su hómologa de Ciudadanos, Inés Arrimadas, adelantaron el pasado domingo 22 de marzo que sus grupos parlamentarios apoyarían la prórroga del Estado de Alarma que se votará en el Pleno del Congreso de los Diputados el próximo miércoles 25 de marzo.