lahoradigital.com
Edición testing    23 de octubre de 2020

Pedro Sánchez

La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, ha mostrado su satisfacción ante la negativa del PP en la votación de la moción de censura a Pedro Sánchez. Pese a ello, Lastra exige al líder popular, Pablo Casado, su distanciamiento de la “ideología del odio” propulsada por el partido ultraderechista de Santiago Abascal, como la única alternativa válida para proteger a la democracia.

El partido de Santiago Abascal ha cosechado un fracaso sin paliativos en el Congreso de los Diputados a su moción de censura que proponía sustituir al Gobierno actual por otro Ejecutivo liderado por los ultraderechistas. Sólo los 52 diputados ultraderechistas han apoyado la moción que ha tenido el peor resultado de la democracia al recibir el no rotundo de 298 diputados que representan a 15 grupos políticos distintos sustentados en 20.850.736 votos de los españoles y españolas en las elecciones de noviembre de 2019.

El presidente del Gobierno ha intervenido en la segunda sesión de la moción de censura de Vox para hacer un importante anuncio. Tras la contundente ruptura del PP con la ultraderecha, el Ejecutivo ha movido inmediatamente ficha y ha afirmado que “vamos a detener el reloj de la reforma judicial” para que el Partido Popular se avenga a renovar las instituciones constitucionales que llevan ya años esperando. Se detiene así la proposición de Ley de PSOE y Unidas Podemos que proponía una reforma de la elección del CGPJ que desbloquee el órgano de gobierno de los jueces. Ahora le toca a los de Casado recoger el guante y confirmar su nueva estrategia de ruptura con la ultraderecha, sentarse a negociar como un partido de Estado que es y reforzar las instituciones ante una ultraderecha que nunca debió tener la fuerza que hoy tiene en el Congreso de los Diputados.

El presidente del Gobierno ha desmontado el mitin político de Santiago Abascal, el ‘candidato a presidente’ de la fracasada moción de censura de Vox en el Congreso de los Diputados. Pedro Sánchez, además, ha rebatido todos y cada uno de los argumentos de la ultraderecha a quien ha acusado de “utilizar la Constitución democrática para promover un acto de propaganda de un mensaje de odio, furia y choque”. Y, además, ha exigido a Pablo Casado, líder del PP que deje de engordar a la ultraderecha que solo busca “dividirnos, provocarnos y enfrentarnos. Esta es y no otra la razón última de su moción de censura”. La mayoría de partidos políticos han recriminado a Abascal que gaste recursos del Estado y el tiempo de los dirigentes, en actos tan vacuos e inútiles.

El Pleno del Congreso de los Diputados ha comenzado este miércoles con el debate de la moción de censura de la ultraderecha de Vox que propone como candidato a la presidencia de España a su líder, Santiago Abascal. El diputado ultraderechista, Ignacio Garriga, que será candidato de Vox a la Generalitat de Catalunya, ha sido el encargado de presentar esta iniciativa parlamentaria y ha estado más de una hora y media en la tribuna del Congreso lanzando sus soflamas contra la inmigración, la igualdad o la estructura autonómica del Estado. Después ha comenzado su discurso Santiago Abascal que prometía relatar su programa de gobierno pero se ha limitado a prometer unas elecciones antes de que acabe el año y después ha convertido su discurso en un mitin político en el que ha arremetido contra el Gobierno de Pedro Sánchez, contra el vicepresidente Iglesias, contra su indumentaria; pero también contra el proyecto europeo, la Unión Europea, contra China, contra los cómplices de los comunistas… en definitiva una retahíla de falsedades, de insultos, de datos falsos o de teorías conspiranóicas y negacionistas más propias de Donald Trump que de un político responsable y con altura de Estado.

El presidente español, Pedro Sánchez, se ha reunido con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en el Foro de Diálogo Italia – España que ha servido para cambiar el rumbo que había marcado las relaciones entre ambos países hasta el momento. Los mandatarios han estado de acuerdo en que comparten una “visión muy similar” sobre la gestión de la pandemia y otras materias económicas y políticas y que trabajar juntos beneficiará a ambos y reforzará sus posiciones en Europa. De esta forma, establecían como prioridad la puesta en marcha del Plan de Recuperación e impulsaban reformas de instrumentos europeos como el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) o el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Esta alianza entre las naciones mediterráneas se hizo palpable en la negociación el pasado julio en Bruselas sobre los fondos de recuperación, donde la fuerza de ambos países llevó a un acuerdo histórico. Ahora, Sánchez y Conte planean volver a reunirse el próximo 25 de noviembre para constatar estas nuevas relaciones.

El encuentro del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el Papa servirá para trasladar al sumo pontífice la invitación de visita oficial a nuestro nuestro país, cuando la pandemia lo permita. Una invitación por la que el Papa Francisco había mostrado interés, ya que había manifestado públicamente su deseo de visitar un país muy afectado por la pandemia por coronavirus

Este miércoles el Congreso de los Diputados ha vuelto a acoger una bronca sesión de control al Gobierno en la que han salido a relucir temas como la renovación del poder judicial tras el anuncio de PSOE y Podemos de iniciar una modificación legislativa para romper el bloqueo del PP; la situación judicial del vicepresidente o la activación del Estado de Alarma en la Comunidad de Madrid tras la negativa de Ayuso a tomar medidas drásticas para frenar el coronavirus. Las formas son cada vez más crispadas y el líder de la oposición continúa con estrategia frentista para que la ultraderecha de Vox no le quite protagonismo. Sin embargo, el presidente Sánchez ha avisado a Casado que “no entraré en sus provocaciones” y le ha instado a cerrar la puerta a la ultraderecha y volver a su papel de partido de Estado.

Santiago Abascal, líder de Vox, lleva adelante el plan de presentar una moción que defenderá en el Congreso su candidato a las elecciones de la Generalitat, Ignacio Garriga, los próximos 21 y 22 de octubre. A pesar de que ningún otro partido le apoya, el grupo ultra opina que esta "ésta es la mejor forma de hacer oposición” contra un Gobierno que consideran “ilegítimo” y proponen a Abascal como el candidato idóneo para gestionar la crisis del coronavirus. El resto de grupos, considera que la prioridad ahora es la lucha contra el virus. Incluso sus socios de la derecha, PP y Ciudadanos, han criticado esta moción aunque el PP es el único partido que no se pronuncia sobre su voto en aras de continuar su pulso contra el Ejecutivo central y podría optar por la abstención.

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, se ha mostrado este martes optimista ante los retos que se plantean derivados de la peculiar situación de emergencia sanitaria que aún asola a España, con un Plan de Recuperación "claro", cuya ejecución "ha empezado". Por otro lado, considera que lo sucedido en Madrid se ha replicado en otros puntos de España e incluso en otros países, donde hay que tomar decisiones que "no les gustan y le pasan la pelota a los gobiernos centrales".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha realizado un viaje de dos días al país vecino y socio estratégico de Argelia. Una reunión con el presidente Abdelmadjid Tebboune con el que ha hablado de profundizar aún más los lazos institucionales, económicos y humanos entre ambos países

Tras regresar del viaje a Argelia y reunirse con su equipo, el presidente del Gobierno de España llamó en la noche de este jueves a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para poner encima de la mesa las alternativas legales que permitan poner en marcha las medidas contra la pandemia que el TSJM tumbó. El presidente Sánchez convocó de urgencia un Consejo de Ministros extraordinario dispuesto a activar un nuevo Estado de Alarma que permita a las autoridades sanitarias llevar a cabo las medidas de restricción a la movilidad que impidan que el virus de la Covid19 siga extendiéndose de forma peligrosa.

Sánchez ha convocado un Consejo de Ministros extraordinario este viernes para forzar a Ayuso a tomar una decisión restrictiva drástica para Madrid, o bien decretar el Estado de Alarma.

El presidente del Gobierno ha manifestado desde Argelia, donde está en viaje oficial, que el Ejecutivo utilizará todos los instrumentos a su alcance para implementar las medidas sanitarias necesarias que permitan cortar la peligrosa extensión del coronavirus en la Comunidad de Madrid. El dirigente socialista no descarta incluso decretar el Estado de Alarma “un mecanismo que resultó ser muy eficaz en doblegar la curva y mantener a raya el virus”. Por su parte, la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado ahora que retirará el recurso que presentó contra las medidas que decretó el ministerio de Sanidad y emplaza a la Administración Central a aprobar entre todos una normativa que impida que se siga extendiendo la Covid-19. Sánchez ha convocado un Consejo de Ministros extraordinario este viernes para forzar a Ayuso a tomar una decisión restrictiva drástica para Madrid, o bien decretar el Estado de Alarma. Lo fundamental para este Gobierno es la "Salud de los madrileños por encima de cualquier otra cosa".

El ya conocido como 'Caso Dina' llegaba a otro nivel el pasado miércoles cuando el juez Manuel García Castellón solicitó al Tribunal Supremo que el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, pase a ser investigado -antes imputado-, en esta causa. El propio líder de Podemos ha asegurado que no concibe "ni como mera hipótesis" que esto suceda porque "todo el mundo sabe lo que va a decir el Supremo". Las reacciones no se hicieron esperar, y pese a que la Oposición en bloque ha tomado una postura crítica, el Ejecutivo de coalición ha cerrado filas en torno al secretario general de la formación morada.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado desde el Palacio de La Moncloa el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española que incluye la inversión de 72.000 millones de euros procedentes del Fondo de Recuperación Europeo para el periodo 2021-2023. El objetivo del Ejecutivo es impulsar la economía a través de la inversión “verde” y de la digitalización para crear hasta 800.000 puestos de trabajo en los próximos años. Ya en los Presupuestos Generales del Estado para el próximo ejercicio que el Gobierno está preparando se adelantarán 27.000 millones de euros.