lahoradigital.com

Pedro Sánchez

La secretaria de Estado gala para asuntos europeos, Amelie De Monchalin, avisa de que “consideramos que la alianza con la extrema derecha como hemos visto en España no es una opción”. Albert Rivera debutó en política de la mano del Partido Liberal para ayudar a conseguir un gobierno de Estabilidad en España que no se apoyara en los independentistas. Las lìneas maestras de su discurso han sido siempre la "regeneración política" "apoyar un Gobierno de Estabilidad" y contribuir para "erradicar del poder a un Partido Popular corrupto". Tras las elecciones del 26 de mayo, su partido, bajo la férrea dirección personal suya, está haciendo lo contrario, dando entrada a las instituciones a la extrema derecha y colaborando a que "España NO tenga un gobierno de Estabilidad", sino todo lo contrario. Allá donde puede, se asocia con la extrema derecha, Vox, y PP para frenar gobiernos de regeneración y estabilidad del partido más votado, el Psoe. Fuentes del Eliseo apuntan a que “cualquier trabajo de fondo con la ultraderecha es muy grave y no van a tolerarlo”


La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Adriana Lastra, ha mantenido este jueves reuniones con los grupos parlamentarios catalanes y les ha pedido que no bloqueen la investidura. Ayer el secretario de Organización de los socialistas, José Luis Ábalos, mantuvo encuentros con el PNV, CC, Navarra Suma… y ha firmado un acuerdo de colaboración con el PRC de Miguel Ángel Revilla. Y el martes, el propio Sánchez recibió a Pablo Iglesias con el que acordó abrir una negociación con la finalidad de conformar un Gobierno de Cooperación. Tras la semana de contactos, los socialistas ven más cerca la investidura ante la posición de la mayoría de los grupos de no bloquear, salvo PP y C’s que, justamente, están en lo contrario.


Tras la reunión de Pedro Sánchez con Pablo Iglesias, este último contestó a la prensa que "la época de vetos se ha acabado y hemos tenido un buen entendimiento para formar un gobierno de cooperación". Al ser preguntado por el significado de la palabra "cooperación", el líder de Podemos ha asegurado que no se ha hablado de nombres, pero si de entendimiento. Por su parte, Adriana Lastra, por parte del Psoe, ha ratificado que habrá un gobierno progresista de cooperación que seguirá desarrollando las políticas sociales como Sanidad, SMI, pensiones, prestaciones sociales, Igualdad, y para ello van a seguir contando con Unidas Podemos, como han hecho hasta ahora.

El secretario General de Podemos, Pablo Iglesias, continúa elevando la tensión con el Partido Socialista y sigue insistiendo en que su apoyo a Pedro Sánchez tiene como contrapartida obligatoria conformar un Ejecutivo de coalición entre las dos formaciones de izquierdas. Ya no disimula que quiere ser él mismo quien entre en ese Gobierno y de que su equipo se ocupe de carteras que tengan que ver “con la aplicación de derechos sociales”. En las filas socialistas no responden, pero sí piden abiertamente la abstención de PP y Ciudadanos que facilite la investidura.

Albert Rivera perjudica su imágen en Europa al insistir en el cordón sanitario impuesto a Pedro Sánchez. Éste último, avanza junto con su socio, el presidente francés liberal, Enmanuel Macrón, a la conquista del liderazgo europeo con la clara estrategia de colocar a los suyos al frente de las instituciones que se están conformando en estas semanas, tras las elecciones del 26-M. Mientras el presidente español toma posiciones en el liderazgo y en las instituciones -Comisión, Parlamento, BCE, Alto Representante Asuntos Exteriores- Rivera obvia las advertencias de sus barones y sigue cavando su tumba, si continua con la obsesión de aliarse con la extrema derecha, para obstaculizar el gobierno a Sánchez. Luis Garicano, Javier Nart, Manuel Valls y parte de su cúpula, le insisten y ven con preocupación que no compensa seguir dando la espalda a Europa para asociarse con la extrema derecha en España, a fin de conseguir unas migajas en alguna provincia y algún consejero en un par de autonomías.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha recibido el encargo del Rey Felipe VI de formar Gobierno tras finalizar la ronda de contactos con todos los grupos parlamentarios. El secretario general de los socialistas ha asumido “con honor” el encargo y se dispone a buscar los apoyos necesarios para liderar un gobierno progresista con cuatro ejes principales: la transición ecológica, la lucha contra la desigualdad, el impulso a la digitalización de la economía y el sistema educativo, y el fortalecimiento de Europa.

Los primeros en acudir a la cita consultiva del Rey Felipe VI para formar gobierno nacional fueron los representantes de los grupos minoritarios del Congreso, entre los que destacó el presidente de Unión del Pueblo Navarro (UPN), Javier Esparza, que se mostró dispuesto a apoyar la investidura de Pedro Sánchez a cambio de que el partido socialista de Navarra, de María Chivite, se abstenga y deje gobernar a la coalición de derechas NA+ (UPN, PP y Cs, con 19 escaños). Ferraz, en un principio, se muestra proclive a aconsejar a los socialistas navarros que dejen gobernar en este caso a la lista más votada, pero el PNV, a su vez, amenaza a Sánchez con no aportar sus 6 escaños nacionales a su investidura si dejan gobernar a la derecha en la región. Por otro lado, la coalición PSOE, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra, con 23 escaños, podría gobernar con mayoría simple si EH Bildu se abstiene. Este cruce de vetos hace muy difícil cualquier decisión. No obstante, la medida que se adopte debe anunciarse antes del 19 de junio, fecha en la que se constituye el Parlamento de Navarra.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, clausuró este sábado en Sitges la XXXV Reunión anual del Cercle d´Economia, acto en el que ha estado acompañado de la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, y del presidente del Cercle d´Economia, Juan José Brugera. Durante su intervención, el presidente ha pedido a los empresarios compromiso con el avance y la justicia social y valentía para dejar de adaptarse al mundo para cambiarlo y construirlo como queremos.

Tras la reunión de los líderes de Ciudadanos, Albert Rivera y del PP, Pablo Casado, con el Presidente en funciones, Pedro Sánchez, las declaraciones a los periodistas congregados en el Congreso han sido dispares. Mientras Rivera ha negado que exista un documento, que exhibe la diputada Rocío Abascal, para que Vox entre a formar parte de los gobiernos regionales, el de Madrid el primero, allá donde den las cifras, Casado lo ha reconocido indirectamente sin negarlo. El líder popular ha dicho que está seguro de que "habrá investidura de Sánchez, si no en la primera, en la segunda vuelta" y quiere que sea pronto. Ha dicho que los socialistas tienen el apoyo de Podemos y los regionalistas y cree que esa será la fórmula elegida por Sánchez.

Seis semanas después de celebradas las elecciones generales que dieron un claro triunfo al Partido Socialista la formación del Gobierno aún está lleno de vetos entrecruzados. El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha apelado a la “responsabilidad de unos y otros para contribuir a la gobernabilidad y a que se sepa interpretar bien el resultado de las elecciones”. Para el dirigente socialista “el país necesita un Gobierno ya”, y en caso de que hubiera que repetir elecciones, Abalos ha señalado quienes serían los responsables.

Este domingo 9 de junio las calles de Madrid se han llenado de mujeres y hombres para celebrar la sexta edición de la Carrera Contra la Violencia de Género, cuyo objetivo principal es apoyar a todas las víctimas de este tipo de violencia contra la mujer sólo por el hecho de serlo. También se ha recordado a decenas de huérfanos de la VG.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, comienza el próximo martes la ronda de negociaciones para intentar recabar el apoyo necesario para ser investido Presidente del Gobierno. Para ello tiene previsto reunirse con Pablo Iglesias, de Unidas Podemos; con Albert Rivera, de Ciudadanos; y con Pablo Casado, del Partido Popular. Los de Iglesias se están quejando de que, para ser socios preferentes, sean recibidos los tres el mismo día. Pequeños gestos del equipo de Sánchez que se interpretan como una neutralidad hacia las conversaciones.

La investidura como Presidente de Pedro Sánchez podría llegar a buen puerto en el caso de que finalmente los dos representantes de Navarra Suma se abstuvieran durante la segunda votación, y también favorece el hecho de que los tres diputados de Junts per Catalunya encarcelados por la causa del procés, hayan decidido no renunciar a su acta.

Los representantes de los grupos minoritarios del Congreso de los Diputados, Compromís, Cántabros, Canarios, Vascos, UP e IU, UPN, han sido los primeros en ser recibidos por el Rey Felipe VI en la ronda de consultas para que se proponga un candidato a la presidencia del Gobierno. La sorpresa ha venido del presidente de Unión del Pueblo Navarro (UPN) ha sorprendido afirmando que su formación está dispuesta a explorar posibles acuerdos con el PSOE para que "Pedro Sánchez no tenga que depender de independentistas ni catalanes ni vascos"

Un poco de temple señor Rivera. Si usted consiguiera quitarse la venda de “inseguridad y ambición" entrecruzadas y al alimón, que lleva encima, se daría cuenta de que los resultados electorales de este 26 de mayo le dan a su partido una excelente oportunidad de sacar gran rendimiento. Pero sobre todo, de usted depende o no, el reconocimiento europeo para Ciudadanos. Ahora son Macrón, Sánchez, Timmerman, con el papel preponderante que seguro tendrá Josep Borrell, quienes liderarán la alianza socialdemócrata y liberal europea. O más Europa, o usted se convertirá en ese subaltero del PP que abrió las puertas a la extrema derecha en las instituciones españolas. Escuche a sus dirigentes, Valls y Garicano y abandone estúpidos vetos.