lahoradigital.com
Edición testing    19 de septiembre de 2020

Partido Popular

El líder los socialistas madrileños, en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, no oculta que quiere un cambio de Gobierno en la Comunidad. Aunque fue el ganador de los comicios del pasado año, no reclama para sí la presidencia de la región, sino que ha instado tanto a Ciudadanos que retire su apoyo a la 'popular' Isabel Díaz Ayuso por su "estremecedora gestión de la pandemia, "dejando caer un mandato al que no augura mejores tiempos". Gabilondo ha dicho que nadie se ensaña con Madrid, "lo único que se ensaña con Madrid son los datos, más del 30% de nuevos positivos, hospitalizaciones y UCI, están en Madrid", dado que Ayuso ni ha contratado rastreadores, ni sanitarios, ni docentes, como fue su compromiso en el mes de junio y lo ha dejado todo al albur de un nuevo hospital, IFEMA, innecesario si realmente los Centros de Salud abrieran y tuvieran dotación de médicos y enfermeras.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, no se libra de las salpicaduras de las investigaciones por el presunto caso de corrupción que afecta directamente a quienes fueran los más altos responsables del ministerio del Interior, entre los que se incluye al propio ex ministro, Jorge Fernández Díaz. También implica a la anterior SG del PP, Mª Dolores de Cospedal. Precisamente ambos dirigentes políticos fueron dos de los apoyos más relevantes de Casado en el Congreso que le aupó a la presidencia. La investigación del ‘caso Kitchen’ apunta a que se utilizaron recursos públicos para montar una operación ‘parapolicial’ que tenía por objeto arrebatar al ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, pruebas que pudieran probar la financiación irregular de la formación a través de la trama Gürtel.

Casado lleva dos años siendo rehén de la extrema derecha y a día de hoy, también se ha vuelto rehén de la corrupción de su partido. Hace unos pocos años, algunos politólogos, opinadores y comunicadores a sueldo, afirmaban taxativamente, que la histórica división ideológica entre izquierdas y derechas había pasado a mejor vida en nuestro panorama político. "Nuevos líderes” como Pablo Iglesias y Albert Rivera, que intentaban por cualquier medio hacerse un hueco entre los dos formaciones que se alternaron en el Gobierno de España desde 1982, abrazaron por puro tacticismo este nuevo dogma político que negaba la existencia de esos dos bandos opuestos. Hoy sin embargo, tenemos dos grandes bloques y Vox. Y hoy, también sabemos que España necesita una Oposición leal y responsable para reconstruirse tras la pandemia. Pero el líder del principal partido de la Oposición, Pablo Casado, ya no sólo es rehén de la ultraderecha, también lo es de la corrupción de su partido. No en vano fue jefe de Gabinete de Aznar y estaba en primera línea del partido durante los casos de Gürtel, Bárcenas, Púnica, Rato, y ahora Kitchen, entre otros.

La mayoría del Partido Popular y Ciudadanos en la Mesa de la Asamblea, órgano rector de la institución, ha hecho presión para aprobar un calendario de sesiones que, a juicio de los socialistas, "limita seriamente la actividad parlamentaria e institucional". Ambos grupos parlamentarios han rechazado la propuesta del PSOE de ampliar el número de sesiones de las Comisiones y Plenos, y habilitar semanas declaradas inhábiles en la propuesta de estos dos grupos.

El exconcejal del PP, Luis Guillermo Parejo Barba ha publicado en su cuenta de Twitter un grave insulto al presidente del Gobierno, un mensaje muy polémico al que se ha visto obligado a responder en señal de disculpa

Así lo ha advertido el secretario general del PSOE de Madrid, José Manuel Franco, ante la situación descontrolada de la pandemia en la Comunidad de Madrid, algo que afecta sobremanera al resto de regiones limítrofes por su alta movilidad con la capital. Es por ello que ha confirmado que se encuentran estudiando proponer a una persona "aunque no sea socialista" para la Presidencia de la Comunidad por "higiene democrática".

El pasado 14 de marzo, los fiscales Anticorrupción Ignacio Stampa y Miguel Serrano ordenaron el registro del domicilio del que fuese secretario de Estado de Seguridad con Jorge Fernández Díaz. Y en la documentación intervenida así como en la copia de su teléfono móvil encontraron pruebas “contundentes” que relacionan al Gobierno de Rajoy y a la ex secretaria general de los populares, Mª Dolores de Cospedal con la trama “parapolicial” que espió a Bárcenas y se creó con el fin de encontrar y destruir las pruebas que el ex tesorero del PP pudiera tener en relación a la caja B del partido y a la financiación irregular vinculada a la trama Gürtel que ya le costó al Partido Popular una condena en firme.

El pasado miércoles se reunieron el ministro de Sanidad, Salvador Illa; la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias; y el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, para acordar una respuesta conjunta frente al Covid-19. Sin embargo, un solo día después del encuentro y de la visita de Pablo Casado a La Moncloa, donde también mostró su negativa a negociar los Presupuestos Generales del Estado (PGE), el Partido Popular ha presentado una moción en el Senado para tumbar el pacto sobre fondos de los ayuntamientos.

Los peores presagios se han cumplido y el Partido Popular ha rechazado de pleno negociar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) e incluso pactar la renovación de los órganos constitucionales. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha encontrado con un Pablo Casado enrocado en el 'no' y, pese a esto, le ha tendido la mano una vez más y ha escuchado su propuesta de crear una Agencia Nacional para la Recuperación Económica de España, que estudiará junto con su equipo de gobierno.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha zanjado las polémicas que sobrevuelan sobre el Ejecutivo de coalición acerca de la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), aunque confiesa que existen "matices distintos" entre el PSOE y Unidas Podemos. Por otro lado, ha defendido que las comunidades autónomas "tienen instrumentos" suficientes y ha advertido que "un país no puede estar en continuo confinamiento".

El líder de la oposición, Pablo Casado, se reunirá con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el próximo 2 de septiembre en el Palacio de La Moncloa para negociar un posible pacto entre ambos partidos, aunque el dirigente 'popular' ya ha adelantado que si Podemos continúa siendo “socio preferente” se negará a pactar.

Los cambios vividos en el Partido Popular en las últimas semanas han llevado a un cruce de reproches entre su antigua portavoz en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo, y su sustituta, Cuca Gamarra. Hasta el punto de que la nueva responsable del grupo parlamentario ha tenido que intervenir para pedir a su compañera que "acepte" la renovación y "siga arrimando el hombro", ya que la política es algo "temporal".

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, se ha mostrado este lunes muy crítico con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, al que acusa de estar más pendiente de la "confrontación" con el Gobierno central que de la mesa de diálogo de la que "solo pueden salir cosas buenas para Cataluña". Por otro lado, ha insistido en rechazar una alianza con Ciudadanos y el Partido Popular de cara a las inminentes elecciones catalanas.

Los madrileños y las madrileñas llevan ya muchos meses sin tener acceso a la atención primaria de la Comunidad de Madrid. La crisis del coronavirus del mes de marzo hizo que los centros de salud de la región cerraran sus puertas solo para casos de urgencias. Pero meses después la situación ha empeorado. Aún hay centros que continúan cerrados por culpa de la pandemia, pero también por un sistema sanitario mermado durante años por la administración regional. Ahora, los contagios del personal, las vacaciones que no se cubren o las bajas médicas han dejado sin personal sanitario a muchos centros. Esto ha hecho que conseguir cita con nuestro médico de cabecera sea una misión imposible. Así lo denuncia la diputada socialista de la Asamblea de Madrid, Lorena Morales, que ha sufrido en primera persona la precaria situación asistencial de los madrileños y las madrileñas.