lahoradigital.com

Pactos electorales

El ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (PP), ha participado este viernes en el ‘Foro Premium del Atlántico’ donde ha valorado la actualidad política y ha apostado por que haya un Gobierno ‘estable y fuerte’ cuanto antes por lo que no vería mal que PSOE y CS se pusieran de acuerdo para que España tuviera un Ejecutivo centrado y sin depender de los independentistas, aunque ha dicho que es algo ‘poco probable’

La secretaria de Estado gala para asuntos europeos, Amelie De Monchalin, avisa de que “consideramos que la alianza con la extrema derecha como hemos visto en España no es una opción”. Albert Rivera debutó en política de la mano del Partido Liberal para ayudar a conseguir un gobierno de Estabilidad en España que no se apoyara en los independentistas. Las lìneas maestras de su discurso han sido siempre la "regeneración política" "apoyar un Gobierno de Estabilidad" y contribuir para "erradicar del poder a un Partido Popular corrupto". Tras las elecciones del 26 de mayo, su partido, bajo la férrea dirección personal suya, está haciendo lo contrario, dando entrada a las instituciones a la extrema derecha y colaborando a que "España NO tenga un gobierno de Estabilidad", sino todo lo contrario. Allá donde puede, se asocia con la extrema derecha, Vox, y PP para frenar gobiernos de regeneración y estabilidad del partido más votado, el Psoe. Fuentes del Eliseo apuntan a que “cualquier trabajo de fondo con la ultraderecha es muy grave y no van a tolerarlo”

Tras la reunión de Pedro Sánchez con Pablo Iglesias, este último contestó a la prensa que "la época de vetos se ha acabado y hemos tenido un buen entendimiento para formar un gobierno de cooperación". Al ser preguntado por el significado de la palabra "cooperación", el líder de Podemos ha asegurado que no se ha hablado de nombres, pero si de entendimiento. Por su parte, Adriana Lastra, por parte del Psoe, ha ratificado que habrá un gobierno progresista de cooperación que seguirá desarrollando las políticas sociales como Sanidad, SMI, pensiones, prestaciones sociales, Igualdad, y para ello van a seguir contando con Unidas Podemos, como han hecho hasta ahora.

El candidato del PSOE a presidir la Comunidad de Madrid y ganador de las pasadas elecciones, Ángel Gabilondo, prosigue con su ronda de encuentros con el resto de fuerzas políticas de la Asamblea de Madrid para conocer el posicionamiento de todos ellos. Ya se ha reunido con Rocío Monasterio (Vox), Isabel Díaz Ayuso (PP) e Ignacio Aguado (C’s). De momento, según sus palabras, “todo va como parece, es decir, mal”.

Acostumbro a tomar el café de la tarde en un bar del pueblo; El Coyote se llama. Un día, uno de los dueños me dijo que allí se estaba reuniendo un grupo de socialistas y me invitó a asistir. Fui pocas veces. El grupo estaba enfrascado en la elaboración de la lista para las elecciones municipales y más allá de ofrecerles mi nombre si hacía falta para que lo pusieran en el último lugar, me pareció que no podía aportar nada más. La política de los pueblos tiene muy poco que ver con ideas. Es más práctica, más lampedusiana: que todo siga igual.

El candidato socialista fue el más votado en las pasadas elecciones autonómicas y ha pedido por carta reunirse con el resto de partidos para conocer la “visión de cada formación”

Cristina Narbona, la presidenta del Psoe, acusa en una carta al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, de haber abierto la puerta de las instituciones a la extrema derecha. "Algo que ningún partido europeo haría. Más bien al contrario". Y ello ha sido fundamentalmente por el miedo a la fuga de votos de un partido como Ciudadanos, que en su día fue presentado como liberal y de centro derecha. "Ningún partido liberal europeo se prestaría jamás a una estrategia como la que usted mantiene en España -sostiene Narbona en su carta- Sólo desde el miedo se puede explicar tal incoherencia. El miedo a la fuga de votos hacia esa extrema derecha a la que usted abre la puerta con enorme irresponsabilidad", ha mantenido la dirigente socialista que tras el envío de la misiva ha participado en Nueva Economía Forum este lunes en Madrid.

Las dos derechas constitucionales han abierto las puertas de las instituciones a la extrema derecha que dará los votos de sus 12 diputados al candidato popular Juanma Moreno para convertirlo en presidente andaluz. En este pacto de la vergüenza se le concede al partido de Santiago Abascal liquidar la ley de memoria histórica, reducir a la mínima expresión Canal Sur, endurecer la política de inmigración, apoyar una ley de la tauromaquia, crear una consejería de familia o potenciar los centros educativos que disgregan por sexos a sus alumnos. En el acuerdo, los populares han dejado para más adelante las peticiones de Vox de acabar también con leyes como la de violencia de género o la de no discriminación a las personas LGTBI, pero habrá que ver qué sucede a lo largo de esta legislatura en la que la ultra derecha tendrá mucho que decir y tanto PP como Ciudadanos han demostrado estar dispuestos a pasar por todo con tal de gobernar Andalucía.

Este tripartido supone el suicidio político para el PP y Cs que quedan divididos y avergonzados frente a Europa

Coalición Canaria perdió las elecciones autonómicas y por primera vez desde 1993 no presidirá el archipiélago. Sin embargo, los nacionalistas quieren ‘morir matando’ y negocian para que el PSOE, que es la formación que ganó los comicios, no llegue al Gobierno. Para ello, no han dudado en ofrecer la presidencia al Partido Popular que dirige Asier Antona.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, comienza el próximo martes la ronda de negociaciones para intentar recabar el apoyo necesario para ser investido Presidente del Gobierno. Para ello tiene previsto reunirse con Pablo Iglesias, de Unidas Podemos; con Albert Rivera, de Ciudadanos; y con Pablo Casado, del Partido Popular. Los de Iglesias se están quejando de que, para ser socios preferentes, sean recibidos los tres el mismo día. Pequeños gestos del equipo de Sánchez que se interpretan como una neutralidad hacia las conversaciones.

El ganador de las elecciones municipales en Barcelona, Ernest Maragall (ERC) ha ofrecido a Ada Colau la posibilidad de crear una nueva figura “de alto nivel” para que la alcaldesa en funciones firme un pacto con Esquerra que les lleve a la alcaldía de la capital catalana

Horas antes de comenzar el domingo trielectoral del pasado 26 de mayo, la cúpula de Podemos expresaba su preocupación por la previsible alta participación en los barrios pudientes frente al descenso en los barrios pobres. El tuit de Juan Pablo Echenique no tiene desperdicio y es revelador. En primer lugar, porque ningún demócrata que lo sea de verdad, puede estar preocupado porque la gente acuda a votar, independiente de su situacion social.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, lanzó este martes un órdago de cara a las elecciones generales del 28 de abril. Le ofreció públicamente un gobierno de coalición al Partido Popular con un único objetivo: echar a Sánchez. Pablo Casado ya ha contestado afirmando que el ofrecimiento llega tarde tras no poder acordar listas conjuntas para el Senado. Y Pedro Sánchez afirma que el único proyecto de la derecha es parar el proyecto de los socialistas.

El presidente del Gobierno y secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez afirma en una entrevista en TVE que "el 28-A tiene que servir para unir a los españoles, sacar la política de la crispación y devolverla al terreno de lo útil". Ese llamamiento se produce unas horas después de que Ciudadanos anunciase que tras los comicios vetará cualquier pacto con Sánchez y con el PSOE. El líder socialista, sin embargo, apuesta por un proyecto que beneficie a la mayoría social por eso ha animado a todos a votar ya que "votar es progresar" y ha advertido que "abstenerse puede implicar retroceder 40 años".

🔴 Entrevista íntegra de Pedro Sánchez en RTVE

Vox ha amenazado con no dar sus votos a la coalición de derechas si no se eliminan, entre otras medidas, aquellas que impulsen el desarrollo de la ley de violencia de género.