lahoradigital.com

Pablo Casado

Me mordía la lengua pero quizá por los calores de agosto y un año más sin vacaciones, hoy voy a decirlo. Pedro Sánchez es el objetivo a batir de las tres derechas, y de la otra supuesta izquierda. ¿Por quien están lideradas las tres derechas y la "otra" izquierda? Por cuatro varones, jóvenes, de escaso bagaje político y que se ven a sí mismos atractivos y en edad de máxima vanidad procreativa en todos los sentidos...

Hace falta enfriarse y distanciarse. Un buen líder tiene la obligación de dejar la química personal en casa y negociar sólo desde el pragmatismo. Especialmente cuando el oponente tiene poco que perder y está dispuesto a jugárselo todo a una carta. Los hiper liderazgos complican las negociaciones mientras los necios afilan los cuchillos. Hubo un tiempo en que la política y sus líderes se conjuraron contra un invencible Felipe González y el PSOE. Un grupo de periodistas ilustres, socios y directores de sus propios medios, decidieron que había que torcer el pulso a la democracia. Y entonces apareció el "sindicato del crimen", hoy vigente aún...

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha vuelto a citar a los líderes de Unidas Podemos, PP y Ciudadanos en La Moncloa para seguir avanzando en la búsqueda de los apoyos necesarios para ser investido presidente. Acudirán Iglesias y Casado, pero Rivera, en una actitud inadmisible en un líder de un partido, ya ha dicho que no irá a la cita. Encara así el PSOE días cruciales para poner el rumbo definitivo hacia un acuerdo con Podemos en el que los socialistas llevan semanas trabajando. Así lo ha indicado la presidenta del partido, Cristina Narbona.

El acuerdo entre Unidas Podemos y el PSOE para investir a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno sigue en el punto de máximos. Las posturas apenas se mueven. Sánchez ha ofrecido cargos de gobierno, pero no ministros, mientras Iglesias quiere ser ministro a toda costa en un Ejecutivo de Sánchez. Los negociadores socialistas han explicado que un Ejecutivo ha de estar compuesto con personas de la confianza del Presidente. Pero Iglesias sigue mirando al Pacto del Botánico, claro que ni Iglesias es Mónica Oltra, ni con UP se consigue una mayoría absoluta, como es el caso de Valencia con Compromís. En cualquier caso, ambas partes dan por hecho que habrá un acuerdo, pero de última hora, y con la tensión hasta el final.

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, se ha mostrado contundente tras el difícil comienzo de semana del partido, con deserciones a cuentagotas de personas tan reconocidas del mismo como Toni Roldán o Javier Nart, asegurando que la formación mantendrá la misma línea que en los últimos meses y ha advertido a los más díscolos que, quien no lo acepte, “puede echarse a un lado”.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha mantenido un encuentro de más de hora y media de duración con el líder del principal partido de la oposición, Pablo Casado del PP, en el Palacio de La Moncloa. La reunión, adelantada por Antena 3 y confirmada a los medios por fuentes del PP, no se hizo pública por expresa petición de Moncloa y desde el partido conservador dicen que ha servido para reiterar al presidente que no se abstendrán en la investidura y que tienen preocupación por lo ocurrido en Navarra.

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha vuelto a caer en su propia red de mentiras. En plena era digital es muy difícil cambiar de opinión sin que alguien rescate tus propias palabras en forma de ‘zasca’.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, comienza el próximo martes la ronda de negociaciones para intentar recabar el apoyo necesario para ser investido Presidente del Gobierno. Para ello tiene previsto reunirse con Pablo Iglesias, de Unidas Podemos; con Albert Rivera, de Ciudadanos; y con Pablo Casado, del Partido Popular. Los de Iglesias se están quejando de que, para ser socios preferentes, sean recibidos los tres el mismo día. Pequeños gestos del equipo de Sánchez que se interpretan como una neutralidad hacia las conversaciones.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha endurecido su tono al asegurar en la SER que la propuesta de la consulta a la militancia, de Pablo Iglesias "es una consulta trucada porque ni siquiera recoge las últimas ofertas del PSOE". Y ademas considera que cuando Pablo Iglesias dijo a los medios que "la quinta oferta, la de incorporar a miembros cualificados de Podemos en el Consejo de Ministros, es úna idiotez´, de hecho supone un ´cierre de puertas´ a cualquier tipo de negociación y podríamos estar ante una mascarada para justificar su ‘no’ a una investidura por segunda vez”.

Estamos asqueados, cabreados, saturados, hartos de la mayoría de los que, llamándose políticos, insultan nuestra inteligencia y nos desprecian tratándonos como populacho con bajo nivel intelectual y escasa capacidad de comprensión. Pero esos políticos que montan su propaganda confiando en la imbecilidad de sus destinatarios no suponen un peligro grave. Casado y Rivera, por ejemplo, sueltan paridas y mentiras de tal magnitud que ya no pueden tomárselas en serio ni sus incondicionales. Prueba de que la mayoría no tragó fue el penoso resultado que obtuvieron en las elecciones de abril: 66 y 57 diputados respectivamente. A las paridas de Abascal y sus lugartenientes, por otro ejemplo, solo se las toma en serio quien adolece de fanatismo obnubilante; una minoría todavía muy minoritaria, gracias a lo que cada cual crea que nos protege. ¿Por qué preocuparnos entonces? Los comediantes metidos a políticos no pueden llegar más allá de alterarnos el humor y los nervios. ¿No pueden?

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se ha reunido este martes con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, en La Moncloa. El encuentro ha sido un fiel reflejo de las posturas que ambos han mantenido en las últimas semanas. Por una parte, los socialistas intentaron acordar un Gobierno de "cooperación" con la formación morada, algo que fue recibido por su secretario general con bastante escepticismo, ya que ha reiterado en numerosas ocasiones que sería "impensable" que Podemos no entrase a formar parte en el Consejo de Ministros. Por otro lado, el presidente del PP, Pablo Casado, se ha pronunciado al respecto sobre las negociaciones ofreciendo "estabilidad" a una posible legislatura socialista, pero sin apoyarla, mientras que la 'número 2' de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha insistido en el "no es no", cerrando la puerta una vez más a cualquier tipo de acuerdo.

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, recordó tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal de su partido que no se puede “obstruir la gobernabilidad” ya que eso supone “pervertir” el sentido de los comicios. Además, dijo que los socialistas “asumen con la máxima responsabilidad, espíritu constructivo y voluntad de entendimiento la obligación política y moral” de que haya un Ejecutivo lo antes posible.

A pesar del boicot de los llamados partidos constitucionalistas al PSOE, nadie se plantea la repetición de las elecciones. Una encuesta de La Sexta daría al Psoe 160 escaños, muy cerca de la mayoría absoluta. Hace ya más de dos meses que el partido decidió, con los resultados de las elecciones generales en la mano, que quería conformar un Ejecutivo monocolor con Pedro Sánchez al frente y un Consejo de Ministros en el que podrían estar independientes de gran prestigio. Se trataría de repetir la fórmula tras la moción de Censura. Para ello ha ofrecido a Podemos una triple propuesta en la que no tienen cabida ministros de la formación de Iglesias, algo a lo que el líder morado se resiste.

Tras la reunión de los líderes de Ciudadanos, Albert Rivera y del PP, Pablo Casado, con el Presidente en funciones, Pedro Sánchez, las declaraciones a los periodistas congregados en el Congreso han sido dispares. Mientras Rivera ha negado que exista un documento, que exhibe la diputada Rocío Abascal, para que Vox entre a formar parte de los gobiernos regionales, el de Madrid el primero, allá donde den las cifras, Casado lo ha reconocido indirectamente sin negarlo. El líder popular ha dicho que está seguro de que "habrá investidura de Sánchez, si no en la primera, en la segunda vuelta" y quiere que sea pronto. Ha dicho que los socialistas tienen el apoyo de Podemos y los regionalistas y cree que esa será la fórmula elegida por Sánchez.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha recibido el encargo del Rey Felipe VI de formar Gobierno tras finalizar la ronda de contactos con todos los grupos parlamentarios. El secretario general de los socialistas ha asumido “con honor” el encargo y se dispone a buscar los apoyos necesarios para liderar un gobierno progresista con cuatro ejes principales: la transición ecológica, la lucha contra la desigualdad, el impulso a la digitalización de la economía y el sistema educativo, y el fortalecimiento de Europa.