lahoradigital.com
Edición testing    1 de octubre de 2020

Negociaciones

Este miércoles, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, decía sobre el posible acuerdo con los independentistas que lo harán público y que estará dentro de la ley. Estas palabras produjeron cierto malestar en los republicanos que amagaron con no sentarse a la mesa de negociación la próxima semana. Sin embargo, el secretario de Organización de los socialistas ha garantizado este jueves que “se mantiene todo”.

Este martes se produjo la segunda reunión entre los equipos negociadores del PSOE y de ERC para tratar de desbloquear la situación política y que Pedro Sánchez pueda salir investido Presidente. El secretario de Organización de los socialistas y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, se ha referido al encuentro de ayer y ha dicho que supuso un “avance para encauzar el conflicto” en Cataluña, pero también ha manifestado que “queda mucho por recorrer y concretar”.

Dice el CIS que el conflicto de Cataluña –el político, no el de convivencia, que solo existe para los que convivimos- hizo ganar votos a la derecha, sobre todo a Vox. Curiosa reacción. Como los catalanes independentistas están amenazando la unidad de España, los españoles patriotas votan por unos individuos que amenazan la unidad de todos los españoles. Cabe sospechar que no se trata de un problema ideológico ni político. Cabe sospechar que se trata de un asunto de inteligencia.

Este jueves, Gabriel Rufián, portavoz de ERC en el Congreso; y Adriana Lastra, del PSOE, tuvieron una primera reunión enmarcada en la ronda de contactos de los socialistas para saber la posición política de los distintos grupos parlamentarios respecto a la investidura de un gobierno de coalición entre el PSOE y UP. Los independentistas catalanes dijeron que en estos momentos su posición está en el ‘no’, pero la estrategia de los republicanos, con el visto bueno de su máximo dirigente Oriol Junqueras, pasa por optar finalmente por una abstención, aunque no lo pondrán fácil y prevén un proceso tortuoso.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, que lidera el equipo que negocia con UP para tratar de sacar la investidura adelante ha afirmado en una entrevista en Telecinco horas antes de la reunión de este martes que por su partido “no va a quedar” aunque ha recordado que mientras que la formación ‘morada’ no se ha movido de sus posiciones, los socialistas “nos hemos movido” para buscar una fórmula que desencalle la situación.

El grupo de negociación de Unidas Podemos se reúne este jueves a las 16:30 con el equipo socialista en el Congreso de los Diputados. En esta ocasión, serán seis los representantes de los ‘morados’ ya que se han incorporado IU y las confluencias. A simple vista llegan sin fisuras, pero mientras que Podemos sigue apostando por una coalición, desde la formación de Alberto Garzón contemplan dar el apoyo a Pedro Sánchez en la investidura y después pasar a la oposición. El PSOE acude con su amplio programa de 370 medidas y ofrece puestos relevantes, exceptuando ministerios. Los socialistas no quieren votos ‘gratis’ y buscan estabilidad para los próximos cuatro años. Además Sánchez ha dicho que en una negociación se debe llegar a posiciones intermedias y que no deben haber ni vencedores ni ganadores. Sencillamente dos partes que se han puesto de acuerdo.

La portavoz de Galicia en Común, Yolanda Díaz, ha reiterado este viernes que Unidas Podemos sigue reclamando al PSOE la conformación de un gobierno de coalición a pesar del fracaso de la primera sesión de investidura. La líder gallega ha mantenido, además, que su partido no tiene miedo a una repetición electoral, pero advierte que esa ‘segunda vuelta’ podría darle la posibilidad a la derecha de llegar a Moncloa.

EL GOBIERNO RECOPILA INFORMACION DE 180 COLECTIVOS SOCIALES CON LOS QUE SE HA REUNIDO EN AGOSTO

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha anunciado este viernes que “en las próximos días” el PSOE va a “compendiar y sistematizar muchas de las propuestas” que le han trasladado los 180 colectivos de la sociedad civil con los que intercambiado informacion y sugerencias en las 14 reuniones que ha mantenido en estas dos primeras semanas de agosto. A finales de mes, espera poder reunirse con Unidas Podemos, nacionalistas vascos y catalanes y el resto de partidos para pedirles que no bloquen más la formación de un Gobierno estable en España.

El papel blanco parece burlarse y preguntarme ¿a ver qué piensas escribir? Y sin embargo caen chorros de tinta todos los días sobre por qué no tenemos un Gobierno. Y muchas de ellas son verdaderas tonterías e incluso barrabasadas.

La presidenta del PSOE y vicepresidenta del Senado, Cristina Narbona considera que el PP entra en el terreno de las ‘ocurrencias’ al proponer a los socialistas que retiren la candidatura de Pedro Sánchez para que sea reelegido. Y además, proponen los conservadores que el Rey encargue la tarea de formar gobierno a una persona de consenso elegida por PP y Ciudadanos y que el resto de fuerzas le deje gobernar. José Luis Ábalos tachó esta petición de “un chiste” y criticó la poca seriedad de la formación de Pablo Casado. El propio Ribera dijo que "esto" entra en el capítulo de las "políticas de distracción".

El secretario de organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha afirmado en una entrevista en la Cadena Ser que las negociaciones para sacar adelante un Gobierno de Coalición con Unidas Podemos fracasó por “la letra pequeña” y considera que la formación de Iglesias “ya sabe que se ha equivocado” ya que estaban ante “una oportunidad histórica de participar en un Gobierno con tan solo cuatro años de historia”. Ahora, Pedro Sánchez ha convocado a la sociedad civil para construir un “programa, un nuevo programa, y que se hable de un plan de acción de gobierno y de políticas públicas”.

El presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, dio tan solo unas horas después de no superar su sesión de investidura que no piensa tirar la toalla. Este miércoles ha enviado a su militancia una carta en la que explica que convoca a sindicatos y a colectivos sociales para elaborar un programa que pueda aceptar Unidas Podemos y que ponga en marcha un gobierno a la portuguesa.

LEA AQUÍ LA CARTA COMPLETA DE PEDRO SÁNCHEZ A LA MILITANCIA DEL PSOE

Pasan los días y se empiezan a conocer fehacientemente las condiciones que rodearon las negociaciones entre el PSOE y Unidas Podemos. Apenas un mes antes, Pablo Iglesias, había degradado de sus funciones a Pablo Echenique "por su desastrosa gestión de la Organización y por los nefastos resultados electorales". Esa fue su peculiar autocrítica por haber perdido 1,3 millones de votantes y bajado de 71 diputados a apenas 42. Pues bien, ese fue el hombre designado por Iglesias para la negociación al "más alto nivel", sólo él, frente al equipo del Psoe compuesto por la vicepresidenta Carmen Calvo, la ministra de Hacienda, M.J Montero y la vicesecretaria del Psoe, Adriana Lastra. Claro, para hacerse valer Echenique tuvo que recurrir a los desplantes, a no coger el teléfono, y una serie de faltas de cortesía política harto insoportables.

Podemos dice no estar seguro de la voluntad de pacto del PSOE, ya que ayer dio por rotas las negociaciones para lograr un gobierno de coalición y considera que aunque su oferta de darle ministerios "suena bien", en realidad las carteras que han propuesto están "vacías de competencias". Echenique se ha contradicho a sí mismo al asegurar que por ejemplo, Igualdad, uno de las joyas de la corona socialistas que les ofrecen "No es un ministerio y está vacío de competencias". A lo que ha contestado Carmen Calvo. "Así con todo, no se han enterado que Igualdad es un ministerio con todas sus plenas competencias, que son muchas e importantísimas". También recuerda que la oferta de la Vicepresidencia está plena de competencias, como Sanidad, Vivienda, etc.

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha dejado claro que el Psoe no quiere unas segundas elecciones, pero ha defendido que Pedro Sánchez es quien debe decidir los miembros de su gabinete y que en él “no todos caben”. Y ha apelado a la responsabilidad de los diferentes grupos políticos porque "no se trata de sacar un gobierno como sea". En este sentido ha reconocido a Podemos su derecho a participar en el Ejecutivo, pero no a centrar toda la negociación en imponer nombres al presidente del Gobierno.