lahoradigital.com
Edición testing    6 de marzo de 2021

Ministerio de Sanidad

La Comisión de Salud Pública, en la que se encuentran representadas todas las comunidades y ciudades autónomas y el Ministerio de Sanidad, ha acordado la propuesta de medidas frente al coronavirus para Semana Santa, que trasladará el próximo miércoles al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para su ratificación. Con las medidas acordadas se busca limitar la movilidad y los contactos sociales lo máximo posible, por lo que la Comisión defiende restringir perimetralmente todas las comunidades, al tiempo que recomienda que “se eviten todos los viajes que no sean necesarios”, algo a lo que, como ya viene siendo habitual, se opone la Comunidad de Madrid. La presidenta Díaz Ayuso, para llevar la contraria, no es partidaria “a priori” de cerrar la región, ya que “abrir o cerrar una comunidad a estas alturas no soluciona nada”, dice ella. Canarias tampoco quiere cerrar pero sus razones son obvias y sus datos mucho mejores.

En los próximos días, el ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas deben decidir el plan que estará vigente durante los días de Semana Santa. Nuevamente se pone encima de la mesa el eterno debate de esta pandemia y hay que optar por relajar las restricciones para fomentar la economía o seguir manteniendo las limitaciones a la movilidad para controlar de forma definitiva la pandemia de la Covid19 y, lo que es más importante, salvar vidas. Con el precedente de la Navidad en la que ni se salvó la economía, ni se redujeron los contagios ni se salvaron vidas, ahora nadie quiere ni oír lo de “salvemos la Semana Santa”. El ministerio que dirige Carolina Darias quiere aprobar un plan Común y apuesta por mantener las medidas, prohibir los viajes entre territorios, mantener los toques de queda y que no se produzcan grandes aglomeraciones. Pero, una vez más la Comunidad de Madrid apuesta, justamente, por lo contrario.

Este martes las Comunidades Autónomas han presentado al Ministerio de Sanidad el último informe sobre la evolución de la pandemia en el país. Pese a que el país continúa combatiendo esta tercera ola de la pandemia, los datos presentados son bastante esperanzadores; 2.662 nuevos casos en el último día y 192 nuevas muertes. Con el objetivo de seguir conteniendo la expansión del virus, algunas CCAA buscan establecer estrategias comunes para evitar los desplazamientos entre regiones durante la Semana Santa. Por su parte, Madrid ha comunicado que continuará relajando las medidas en la capital con el principal cometido de aprovechar la festividad para reactivar la economía, pese a ser una de las comunidades con el mayor número de positivos del país, 1.058.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha resaltado los “buenos” y “esperanzadores” resultados que han mostrado los ensayos clínicos de la vacuna norteamericana fabricada en España Novavax, incluso ante alguna de las nuevas variantes como la sudafricana. En este sentido, Darias ha afirmado que si todo va tal cual lo previsto, este fármaco podría ser el próximo que autorice la Agencia Europea del Medicamente (EMA), concretamente “a partir de abril”, lo que ha calificado como una “situación tremendamente pujante” para España en el contexto europeo e internacional y un “motivo de orgullo” para todo el Gobierno de España.

El Ministerio de Sanidad ha actualizado este jueves los datos de la pandemia añadiendo 9.568 positivos nuevos y 345 muertes que hacen un total de 3.180.212 casos confirmados de COVID-19 y 68.813 fallecidos. La curva de la incidencia acumulada sigue descendiendo y se sitúa en 206 casos, con la Comunidad de Madrid como la región que mantiene los niveles de contagios más altos de España.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha anunciado el reforzamiento del Sistema Nacional de Salud (SNS) como uno de los principales objetivos a acometer dentro de la actual legislatura. Para ello, la ministra ha hecho un llamamiento a todas las administraciones públicas del país para fomentar un plan de inversiones y reformas que permita llevar a cabo dicha meta. Gracias al apoyo de la Unión Europea y del "Plan España Puede", el Gobierno ha comunicado que ya se encuentra trabajando en la creación de un sistema sanitario más innovador y digitalizado que permitirá seguir tratando otros casos importantes más allá de la Covid-19.

La curva epidemiológica del coronavirus sigue a la baja. El Ministerio de Sanidad ha notificado este martes una incidencia acumulada (IA) de 235 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 252 casos de este lunes, lo que supone el abandono del umbral calificado como riesgo extremo. Sin embargo, aun superan esta cifra la Comunidad de Madrid, el País Vasco, Aragón, Andalucía, Castilla y León, Ceuta y Melilla, donde la IA va también reduciéndose, aunque a un ritmo más lento. Asimismo, el departamento dirigido por Carolina Darias ha registrado 7.461 nuevos contagios y 443 muertes este martes, además de una presión hospitalaria por pacientes Covid-19 del 11,27% y una ocupación de las camas de las unidades de cuidados intensivos (UCI) del 31,54%. En cuanto a la campaña de vacunación, ya hay más de 1,2 millones de personas inmunizadas con la pauta completa y más de 3,1 millones que han recibido la primera dosis. Los vacunados superan ya a los contagiados desde el inicio de la pandemia.

La evolución de la pandemia en España sigue su curso. El Ministerio de Sanidad ha notificado este lunes una bajada de la incidencia acumulada (IA) a los 252 casos por cada 100.000 habitantes, e incluso 11 autonomías ya se encuentran con una IA por debajo de los 250 casos, pasando del riesgo extremo al riesgo alto. Asimismo, el departamento dirigido por Carolina Darias ha notificado 20.849 nuevos contagios y 535 decesos desde el pasado viernes. A pesar de la palpable mejoría en las cifras, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha advertido de que las incidencias en el país siguen siendo altas, y que no se debe bajar la guardia, ya que “una relajación excesiva de las medidas actuales puede llevar a que tengamos incrementos y nos supongan problemas graves”. Además, cabe resaltar que ya son 3.090.351 las personas vacunadas contra la enfermedad en España, concretamente el 85,3% de las dosis recibidas. Ante este hecho, Simón ha resaltado que “la infección en aquellos que están vacunados es más leve”, lo que permite valorar “el impacto positivo que está teniendo la vacuna”.

La Comisión de Salud Pública celebrada este miércoles ha acordado que la vacunación contra el coronavirus siga priorizándose en función de la edad y no de los colectivos profesionales o de las patologías que se padezcan. En este sentido, Sanidad ha establecido los próximos grupos de población que serán inmunizados: primero, los mayores de 80 años que no vivan en residencias; segundo, las personas de entre 70 y 79 años; y tercero, las personas de entre 60 y 69 años, además de los enfermos de alto riesgo menores de 60 años. Para todos estos colectivos, quedarán reservadas las vacunas de Pfizer y Moderna. Como novedad, en la reunión también se ha decidido vacunar como último grupo hasta el momento el comprendido entre los 45 y los 55 años, para el cual estará destinado el fármaco de AstraZeneca. En total, ya son 1.119.180 españoles los que han recibido las dos dosis necesarias para enfrentar la enfermedad y, teniendo en cuenta la población total del país, el 2,36% estaría inmunizada, siendo Andalucía, Cataluña y la Comunidad de Madrid las autonomías que avanzan a mejor ritmo en la vacunación completa.

Por primera vez desde que se inició la campaña de vacunación en España, la incidencia de coronavirus entre los mayores de 65 años vacunados contra la enfermedad ha descendido con respecto al colectivo de la misma edad que no está inmunizado. Así lo ha anunciado este lunes el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, confirmando que esa bajada “es mucho más rápida en residentes que en otros grupos” y, sobre todo, “más que en aquellas personas de 65 años que no viven en residencias”. Siguiendo esta línea, Simón ha celebrado un descenso de la incidencia a nivel general, pero advierte de que los datos del coronavirus “siguen siendo todavía muy altos”, por lo que no es partidario de rebajar todas las medidas ni tampoco hacerlo muy rápido. Asimismo, el director del CCAES ha expuesto como razonable la consideración de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de recomendar la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford para los mayores de 65 años en ciertos países con dificultades logísticas para avanzar en su proceso de vacunación, al tiempo que también ha tratado el tema del pasaporte de vacunación y la difícil retención de la variante británica.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha avisado este jueves del peligro de relajar las medidas del coronavirus demasiado pronto, afirmando que “todavía no estamos en niveles de vacunación suficientemente altos ni en niveles de transmisión suficientemente bajos”. Esta advertencia ha sido respaldada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), donde la responsable de emergencias para Europa, Catherine Smallwood, ha establecido que en el país se ve “una caída relativa muy significativas”, pero que “las tasas de transmisión se mantienen muy altas”. La pandemia en España sigue cierto retroceso desde que la tercera ola dejó cifras escalofriantes a finales de enero, pero los contagios de Navidad todavía siguen manteniendo números muy altos en mortalidad -superando los 500 diarios- y una elevada presión hospitalaria y de UCI, además de una incidencia acumulada de más de 500 casos por cada 100.000 habitantes, el doble de lo que Sanidad considera riesgo extremo.

El Ministerio de Sanidad ha contabilizado este jueves 943.278 personas inmunizadas contra la Covid-19, al haber recibido las dos dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna, mientras que las primeras dosis inoculadas de AstraZeneca ascienden ya a más de 9.000. En este sentido, las dosis administradas en todo el país ascienden a 2.320.507, el 79,6% de las recibidas. Estas cifras marcan un buen ritmo en la campaña de vacunación, aunque la llegada del fármaco desarrollado por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, y su inoculación a personas menores de 55 años, ha provocado la modificación de la estrategia de vacunación en España para redefinir los grupos diana y establecer un nuevo orden de colectivos llamados a inmunizarse. A las personas incluidas en la Fase 1 (residencias de ancianos, sanitarios y grandes dependientes) se suman ahora los trabajadores esenciales y las personas mayores de 80 años. La vacunación en residencias y hospitales se encuentra ya en una fase muy avanzada, por lo que algunas autonomías ya han pasado a vacunar a grandes dependientes, y después seguirán con los mayores de 80 años con los fármacos de Pfizer y Moderna. Por su parte, la vacuna de AstraZeneca se reserva para los colectivos en función del riesgo de exposición y los denominados colectivos esenciales. Además, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha anunciado la llegada de un total de cuatro millones de dosis contra la Covid-19 en febrero, correspondientes a las tres vacunas mencionadas, y una llegada importante de dosis de vacunas de Pfizer en abril, por lo que el Ministerio sigue manteniendo su objetivo de vacunar al 70% de la población antes de que finalice verano.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, hace un llamamiento a las Comunidades Autónomas para que mantengan las restricciones establecidas actualmente para frenar la expansión del virus en el país. Pese al descenso de la incidencia acumulada en las últimas horas a 584 casos por cada 100.000 habitantes, España sigue registrando cifras preocupantes respecto al número de contagios, agravado con las nuevas variantes del virus. Sanidad ya ha notificado 550 casos de la cepa británica, uno de la brasileña y dos de la sudafricana en el país, por lo que ruega proseguir con la mayor “preocupación y vigilancia” respecto a su evolución. Sin emabargo, hay regiones que ya están estudiando suavizar las restricciones a la movilidad lo que podría frenar la tendencia a la baja.

Sanidad ha notificado 766 fallecimientos en solo venticuatro horas. Esta es la peor cifra contabilizada desde la primera ola de Covid y se muestra como el claro reflejo del pico de esta ola que no parece relajarse. Con esto, 63.061 personas han perdido la vida desde la llegada del coronavirus. No obstante, los datos muestran una bajada de la incidencia acumulada que ya desciende a los 630 casos por 100.000 habitantes después de alcanzar el máximo el pasado 27 de enero con 894 contagios. La última notificación también refleja una mejora con 16.402 nuevos casos frente a los 29.064 de hace una semana. La presión hospitalaria baja ligeramente pero aún se sitúa por encima de los umbrales de riesgo máximo con un 20’4% de ocupación en planta y un 42,28% en UCI. La vacunación ofrece la mayor esperanza para el país con 2.167.241 dosis administradas y 838.782 personas ya inmunizadas. España ya ha sobrepasado los tres millones de personas contagiadas, que se sepa oficialmente. Y todavía algunas CCAA quieren relajar las medidas.

Tras el anuncio de que la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford solo se administraría a personas de entre 18 y 55 años, la Comisión de Salud Pública se ha reunido este martes para seguir avanzando en la Estrategia de Vacunación y definir nuevos colectivos a inmunizar con este fármaco. En este sentido, los próximos grupos sociales en recibir la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus serán trabajadores esenciales como Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, personal de Emergencias, las Fuerzas Armadas y docentes de infantil, primaria y secundaria. Asimismo, tal y como avanzó la ministra de Sanidad, Carolina Darias, se amplía también el grupo de sanitarios y sociosanitarios “en segunda línea” para incluir a fisioterapeutas y otros trabajadores de asistencia.