lahoradigital.com

Manuel Valls

Javier Nart y Francisco de la Torre siguen los pasos de Toni Roldán en un capítulo más de las decenas de bajas que está sufriendo el partido por el giro a la derecha que tomó desde que Albert Rivera decidió que el papel de la formación como “regeneradora” de la vida política había llegado a su fin.

Luis Garicano ya había apoyado al concejal de Barcelona pel Canvi el pasado mes de junio, cuando Valls ofreció su apoyo a Colau “para evitar un resultado peor” en la Ciudad Condal. "Se puede votar a Colau aunque a uno le parezca malísima alcaldesa para evitar un resultado quizás catastrófico", dijo entonces.

El Gobierno de Enmanuel Macron no ha tardado ni una hora en desmentir a Albert Rivera que en Bruselas, ha declarado ante la prensa internacional que “el Elíseo le había felicitado por su política de pactos en España”. Además de pactar con Vox y abrirle las puertas de las instituciones, Albert Rivera en su deriva errónea de "vetar al Psoe" sigue destruyendo la credibilidad de su partido Cs. “Desmentimos esta información que es inexacta”, han dicho en París fuentes gubernamentales. “No ha habido ninguna declaración pública ni privada -han dicho- que aplauda los pactos de Rivera”. Muy al contrario, han recordado que desde que pactó en Andalucía para formar gobierno con el Partido Popular y la extrema derecha de Vox, "no hemos parado las críticas y las advertencias a esta peligrosa deriva".

El ex primer ministro francés, líder de la plataforma Barcelona pel Canvi en la que se integró Ciudadanos para presentarse a las elecciones municipales, ha cargado duramente contra la formación de Albert Rivera a la que acusa de tomar una “deriva grave” al pactar con “una formación reaccionaria y antieuropea” como es Vox.

La líder de BComuns y alcaldesa en funciones, Ada Colau, ha intensificado su presión sobre ERC y los socialistas para que ambas formaciones se sumen a un tripartito que lidere la propia regidora de la capital catalana. Por su parte, el candidato republicano, Ernest Maragall, ha pedido volver a las negociaciones.

El ex primer ministro francés, Manuel Valls, que representa a la plataforma transversal asociada a Ciudadanos, Barcelona pel Canvi, ha anunciado este miércoles que ofrece sus votos a la investidura de Ada Colau, de Barcelona en Comú, y su apoyo también a Joan Colboni, del PSC. Lo hace “sin condiciones previas ni ultimátum” para evitar que los independentistas, en este caso Esquerra Republicana, puedan gobernar el Ayuntamiento de Barcelona, con Ernest Maragall como alcalde.

Ciudadanos se ha retratado en Andalucía y lo ha hecho, lo admita o no, al lado de la ultraderecha filofranquista, xenófoba, machista y homófoba. Ahora, Monsieur Manuel Valls deshoja la margarita en Barcelona, ciudad de sus antepasados de donde el ex primer ministro francés pretende ser alcalde. Pregona pureza antinacionalista pero ya no cuela.

  • 1

Llevo semanas mordiéndome la lengua, pero tengo que decírselo….Hágaselo usted mirar señor Rivera. Esa obcecación con el presidente del Gobierno no es sana. Y hoy voy a decírselo porque ya veo que sus corífeos no se atreven. No es el sanchismo lo que vamos a “tragarnos”. Es el riverismo sin que nadie le haya mandatado para que eche a Pedro Sánchez. Es usted el que se ha adjudicado un papel que nadie le ha otorgado. Ha sido usted, incapaz de asumir su derrota. Porque usted es un perdedor, un tercer ola, y el pueblo soberano, el dueño de sus propios votos, no quiere que usted gobierne...¡Hágaselo mirar!.

Las posiciones van acercándose y el puzzle nacional se va cerrando pieza a pieza. El Psoe se sabe ganador en los cuatro campos, municipales, autonómicas, nacionales y europeas. En Europa no tiene quién le dispute el liderazgo, y ahora con la unión de las dos familias, Liberal y Socialdemócrata, bajo la batuta de Emmanuel Macron y del propio Pedro Sánchez, queda aún más en evidencia la actitud suicida del caprichoso Albert Rivera, que se puede despedir de Europa y también de su reputación en España. El equipo negociador de Sánchez, Ábalos y Lastra, ya tiene configurado el esqueleto del gobierno central y autonómico. Se da por hecho el gobierno de cooperación con Unidas Podemos; se da por hecho la abstención de ERC, si no de forma gratuita, si de forma coherente con los mínimos negociables dentro del marco constitucional; se da por hecho que hay que sacrificar a dos regionalistas, UPN (2 escaños) y Coalición Canaria (2 escaños) a cambio de conseguir las Comunidades de Navarra y Canarias y un gobierno de estabilidad para España.

La decisión ha sido tomada por la Ejecutiva Permanente de la formación naranja y ha sido anunciada por la portavoz del partido, Inés Arrimadas. Ciudadanos rompe así con la plataforma de Manuel Valls con la que confluyeron a las elecciones municipales en Barcelona.

Un poco de temple señor Rivera. Si usted consiguiera quitarse la venda de “inseguridad y ambición" entrecruzadas y al alimón, que lleva encima, se daría cuenta de que los resultados electorales de este 26 de mayo le dan a su partido una excelente oportunidad de sacar gran rendimiento. Pero sobre todo, de usted depende o no, el reconocimiento europeo para Ciudadanos. Ahora son Macrón, Sánchez, Timmerman, con el papel preponderante que seguro tendrá Josep Borrell, quienes liderarán la alianza socialdemócrata y liberal europea. O más Europa, o usted se convertirá en ese subaltero del PP que abrió las puertas a la extrema derecha en las instituciones españolas. Escuche a sus dirigentes, Valls y Garicano y abandone estúpidos vetos.

La carta enviada a los líderes de los diferentes partidos augura “una crisis constitucional” de no llevarse a cabo tal pacto.