lahoradigital.com
Edición testing    25 de febrero de 2021

Macarena Olona

El famoso y de infausto recuerdo ‘ruido de sables’ que la sociedad española tuvo que escuchar en los primeros años de la democracia española vuelven con fuerza, esta vez, desde redes sociales y chats de militares ya retirados. Así se desprende de las conversaciones que mantienen estos miembros del ejército que han firmado y remitido recientemente una carta al Rey Felipe VI pidiendo que actúe frente a lo que consideran el “gobierno socialcomunista” sostenido por filoetarras y golpistas catalanes. El diputado socialista Odón Elorza, pidió este jueves explicaciones a los diputados de Vox ya que en dicho chat también circula un audio de su líder, Santiago Abascal, saludando a los miembros del grupo. La ministra de Defensa, por su parte, ha llevado a la Fiscalía el caso por si los militares que hablan abiertamente de un golpe de estado y de fusilamientos habrían cometido algún delito.

Hace poco he descubierto que no soy Lídia, que soy Charo. Tengo una cuñada llamada Charo, fantástica, pero yo me llamo Lídia y no soy mi cuñada. Lídia no es un nombre que me entusiasme, de hecho me hubiese gustado llamarme como mi madre, Roser, me parece mucho más bonito. Pero, después de toda una vida con el mismo nombre, una acaba reconciliándose con el que le han puesto que, después de todo, tampoco está tan mal. Pues bien, cuando llego a ese punto de reconciliación nominativa, van y me lo cambian. Pero el de "Charo" no me gusta. No por el nombre en sí mismo, que además es el mismo que el de mi madre en otra versión, sino porque quien me lo atribuye lo hace como insulto. Sí, ser "charo" es como en otro momento fue ser "maruja". Son términos despectivos que los machistas nos lanzan como armas arrojadizas para desprestigiarnos, descalificarnos y ningunearnos a las mujeres, especialmente a las feministas.

La diputada del partido ultraderechista Vox, Macarena Olona, volvió a insistir en el Congreso de los Diputados en una idea de la que no se desprenden: y no es otra que la violencia machista no existe. Una vez más, demostró su nula empatía con una lacra que se ha llevado por delante a cientos de mujeres en nuestro país y a miles en todo el mundo.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha sufrido este miércoles en el Congreso de los Diputados una serie de duras acusaciones en cadena por parte de la oposición. Para zanjar lo que ha tachado de "bulos" por parte de la derecha, ha aclarado que él nunca ha relacionado al coronel Diego Pérez de los Cobos con la filtración del informe judicial sobre el 8 de marzo. No obstante, ha reivindicado también la naturaleza militar de la Guardia Civil, algo que "no se discute en el Gobierno".

El Partido Socialista recurrirá a acciones legales contra la formación ultraderechista por su la difusión de bulos y por la reiterada incitación al odio hacia su partido y su ideología.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el PSOE buscan desde hace semanas un Gran Acuerdo de Nación con todos los partidos políticos, autonomías y agentes sociales, para afrontar la grave crisis sanitaria y económica que está ocasionando el Covid-19. No solo en España sino en Europa y en todo el mundo. Además, en la encuesta del CIS de abril, queda de manifiesto que así lo requiere la mayoría de los españoles: Unidad de todos los políticos con su Gobierno. No obstante, conseguir unir a todos los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados más fragmentado de nuestra historia democrática, es una tarea que requiere un Presidente conciliador y con artes políticas finas de mucho temple y paciencia. Sobre todo por la radical postura política de la ultraderecha y la irresponsable actitud de un Partido Popular que lleva semanas acusando directamente al Gobierno, y a Sánchez, de las muertes causadas por el coronavirus. Desde las filas socialistas se ha decidido mostraz pragmatismo, madurez política y mucho temple para no contestar a los brutales ataques, que incluso acusan de "eutanasia de ancianos" al Gobierno. No obstante, la oposición, mostrando una piel tan fina que no se corresponde a su puño de hierro, se ha sentido ofendida porque desde el grupo socialistas, se hayan verificado los datos y se haya puesto de manifiestos que la realidad no se corresponde con los bulos permanentes que utilizada la derecha y la ultra. Como un mal pagador, Casado pone excusas una tras otra para no reunirse, ahora quiere que Sánchez le pida perdón y que le llame personalmente. No sirve que la cita la gestionen los equipos como se ha hecho toda la vida.

Ander Gil, portavoz del PSOE en el Senado, ha anunciado que su partido se estaría planteando la posibilidad de denunciar a la formación ultraderechista de acusar al Gobierno de "aplicar la eutanasia a 8.000 ancianos". La crispación en las esferas políticas y la tensión entre los distintos partidos, lejos de dejarse un lado a raíz de la crisis provocadas por el coronavirus, está creciendo aún más.

Con actos deshumanizados las fuerzas políticas reflejan su voracidad mediática

En esta misma línea, asociaciones civiles arremetieron contra Ayuso por que el 50% de fallecimientos de mayores de toda España se registran en la Comunidad de Madrid. PSOE analiza iniciar procesos judiciales para frenar las acusaciones.

El autor de la foto de la Gran Vía manipulada por la edición de féretros va a demandar al partido político Vox si no la elimina en los próximos cinco días. Además, los abogados del fotógrafo les han pedido que o delatan al autor que editó la imagen o les denunciará como delito civil y penal.

La relación entre el Partido Popular y Vox está más distante que nunca. La derecha se resquebraja y el motivo no es otro que el acuerdo de los 'populares' de esta semana con el PSOE y Unidas Podemos para repartirse las presidencias de las comisiones del Congreso, dejando fuera a Vox de las mismas en un cordón sanitario que la ultraderecha ha calificado de "vergonzoso".

Días después de las Elecciones Europeas, Autonómicas y Municipales, los Comités Ejecutivos de los partidos se han reunido para anlizar resultados y posibles pactos. Tras un tenso encuentro de los populares en su sede de Génova en Madrid con clara advertencia a Pablo Casado sobre la derechización del PP, al que responsabilizan de haber provocado la pérdida de tres millones de votantes y el hundimiento del PP a nivel nacional, ahora es Vox quien tras reunirse, advierte a sus socios del bloque de la derecha, PP y CS, que "sólo les darán sus votos a cambio de entrar en los gobiernos municipales y regionales pertinentes". Con ello, Vox pone en evidencia a Ciudadanos que tendrá que explicar a sus socios liberales europeos si se convierte en la puerta de entrada de la ultraderecha en las instituciones.

  • 1