lahoradigital.com
Edición testing    8 de agosto de 2020

Lidia Guinart

El Grupo Parlamentario Socialista ha registrado en el Congreso una Proposición no de Ley con el fin de reforzar, junto con el resto de Administraciones e instituciones competentes, "la formación de todos los agentes para garantizar una correcta asistencia", tal y como ha explicado la portavoz de la Comisión de seguimiento y evaluación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, Lídia Guinart.

Hace poco he descubierto que no soy Lídia, que soy Charo. Tengo una cuñada llamada Charo, fantástica, pero yo me llamo Lídia y no soy mi cuñada. Lídia no es un nombre que me entusiasme, de hecho me hubiese gustado llamarme como mi madre, Roser, me parece mucho más bonito. Pero, después de toda una vida con el mismo nombre, una acaba reconciliándose con el que le han puesto que, después de todo, tampoco está tan mal. Pues bien, cuando llego a ese punto de reconciliación nominativa, van y me lo cambian. Pero el de "Charo" no me gusta. No por el nombre en sí mismo, que además es el mismo que el de mi madre en otra versión, sino porque quien me lo atribuye lo hace como insulto. Sí, ser "charo" es como en otro momento fue ser "maruja". Son términos despectivos que los machistas nos lanzan como armas arrojadizas para desprestigiarnos, descalificarnos y ningunearnos a las mujeres, especialmente a las feministas.

En el salón de actos del Consejo General de la Abogacía se ha celebrado la mesa redonda convocada por Themis sobre el tema del encabezamiento, en las que han participado tres expertas: Marta Cárdaba, Paula Reyes y Altamira Gonzalo, con la asistencia de numeroso público, entre él las diputadas nacionales socialistas Isaura Leal y Lidia Guinart, y la diputada autonómica, Lorena Morales.

Hace ya una década que el Govern de la Generalitat está fuera de la realidad, que vive en un mundo paralelo llamado “procés”. Lo peor de todo es que ha arrastrado a la sociedad y la economía catalanas hacia un pozo del que urge salir. Las anunciadas elecciones, cuando acontezcan, abrirán una ventana de oportunidad.

Suenan las campanadas de fin de año y lo hacen con una nueva sonoridad. El tintineo trae aires esperanzadores tras un 2019 lleno de dificultades. España necesita con urgencia un Gobierno, pero no cualquiera. Necesita un Ejecutivo progresista capaz de revertir con paso decidido todas las decisiones nefastas, en tanto que neoliberales, que arrastramos de los oscuros tiempos en los que el PP, con Rajoy al frente, nos llevó a la zona oscura.

Cerca de un centenar de mujeres feministas socialistas se han reunido este lunes en Ferraz para recalcar las medidas que el Psoe-M lleva en su programa para proteger todos los ábitos del universo Mujer. La igualdad, el maltrato, la violencia, la brecha salarial, las familias monoparentales o monomarentales, la abolición de la prostitución y la trata, la educación en igualdad para niñas y jóvenes, las casas de acogida y la protección en todos los ámbitos, han sido temas explicados por las diferentes especialistas socialistas. Las organizadoras del acto, la ex Delegada de Violencia de Género, Pilar Llop y la Secretaria de Igualdad del Psoe-M, Lorena Morales, han estado acompañadas de la presidenta del Psoe y senadora electa, Cristina Narbona, quien sólo estuvo unos minutos ya que está inmersa en plena campaña de Europeas, Regionales y Municipales del 26M.
  • 1