lahoradigital.com
Edición testing    17 de enero de 2021

Jordi Cuixart

La sala de vacaciones del Supremo ha rechazado la petición de Ómnium Cultural de tomar medidas contra Juan Carlos I, y ha recordado que no está siendo investigado. La entidad presentó un escrito en el alto tribunal el martes, después de que el Rey emérito abandonase el país. En ella pedía que se citase a Don Juan Carlos a declarar ante el Tribunal y que en caso de no comparecer se emitiese una orden internacional de detención. Desde el lunes se desconoce el paradero del Rey emérito que abandonó España tras destaparse su implicación en un escándalo de corrupción, blanqueo de capitales y fraude fiscal.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha apostado "por el camino del diálogo dentro de la Constitución" con motivo de la Diada, que se celebra este miércoles. Por otra parte, el Govern ha pedido a los ciudadanos que "salgan a la calle para recuperar derechos y libertades".

La Sala que juzga a los independentistas del procés, rechaza tener que pedir suplicatorio a las Cortes para poder continuar con el juicio. Además, los magistrados aseguran que suspender el juicio supondría una vulneración de derechos al resto de acusados.

Pese a la discreción y “serenidad” con la que el Gobierno de España ha planteado el traslado de los nueve independentistas presos a Madrid para iniciar el juicio por el procés, el Tribunal Supremo (TS) está estudiando retrasar el mismo hasta el próximo 12 de febrero.

Rebelión o sedición ahí está la clave. El primero conlleva una pena de 25 años de cárcel y el segundo 12. Tras un año de permanencia en prisión, Oriol Junqueras y otros diecisiete políticos del "procés", este viernes han conocido la calificación de sus delitos. Mientras que la Fiscalía pide para ellos penas máximas de 25 años por rebelión, la abogacía del Estado solicita 12 años por sedición. Conviene aclarar que no ha habido ningún "cambio de criterio", dado que es la primera vez que la Abogacía califica.

  • 1