lahoradigital.com
Edición testing    29 de octubre de 2020

Joe Biden

A una semana del 3 de noviembre, aumentan las dudas sobre el resultado de las elecciones norteamericanas. Lo que hasta hace unas pocas semanas parecía un triunfo relativamente cómodo de Biden se ha convertido ahora en una evocación anticipada de lo ocurrido en 2016: un desenlace inesperado. Esa sería la “sorpresa de octubre” de este año: un giro postrero en el balance de voluntades.

Donald Trump y Joe Biden se enfrentaron cara a cara por última vez antes de las elecciones la madrugada del viernes. El debate fue sorprendentemente comedido y civilizado tras el bochornoso espectáculo que dejó el encuentro anterior que se basó en continuos ataques de Trump y no dejó lugar a mostrar ninguna visión política. El republicano decidió rectificar en este encuentro ya que las encuestas le posicionan 8’2 puntos por debajo de su contrincante y necesitaba ganar. Aun así y a pesar de esta considerable mejora, aunque el listón no era difícil de superar, el debate quedó bastante igualado. El presidente tuvo la oportunidad de mostrarse como un político normal y Biden demostró que todavía tiene agilidad. Las elecciones se celebrarán el próximo 3 de noviembre y este encuentro parece haber tenido poco efecto en sus posibles resultados.

Los vicepresidentes no suelen realizar labores destacables en la política estadounidense, pero el contagio de coronavirus del actual presidente, Donald Trump, junto a la tardía edad y las inquietudes sobre la salud de su rival, Joe Biden, han concedido una mayor importancia al debate electoral que se celebrará esta misma noche entre los números dos.

El presidente de Estados Unidos ha anunciado esta madrugada a través de Twitter que ha dado positivo en Covid – 19 junto a su esposa Melania. Ambos se sometieron a una prueba tras conocer el contagio de su directora de comunicación, Hope Hicks, con la que habían viajado sin llevar mascarilla. El pasado martes en el debate electoral contra Biden, el presidente se mofó de su contrincante por llevar mascarilla en todos los actos públicos. Ahora este contagio afecta directamente a la campaña electoral del republicano que se ha visto obligado a suspender los eventos previstos para los próximos 15 días y podría suponer la cancelación del segundo debate electoral, que se celebra dentro de dos semanas en Miami.

El primer debate celebrado en Ohio este martes por la noche entre los candidatos a la presidencia de Estados Unidos, Trump y Biden, ha dejado uno de los más zafios espectáculos vistos en la política del país. Insultos, ataques personales y constantes interrupciones que dejaron al moderador, Chris Wallace, en una situación desesperada. Trump interrumpió a su oponente un total de 73 veces y atacó a su hijo, Hunter Biden, mientras que el demócrata calificó al presidente estadounidense de "payaso". El analista de la BBC, Anthony Zurcher, señalaba que el ganador era "el hombre que terminó menos cubierto de deshechos" en un debate en el que, Trump por atacar y Biden por ser constantemente interrumpido, no se sacó ninguna idea en claro.

La muerte de Ruth Bader Ginsburg, una de los nueve jueces del Tribunal Supremo de Estados Unidos (SCOTUS), ha abierto un nuevo frente de agria confrontación en una ya muy enrarecida campaña electoral. A mes y medio de la decisión (al menos sobre el calendario oficial), nunca han sido tantas las dudas sobre el funcionamiento normal de la provisiones electorales, legales e incluso constitucionales.

La segunda noche de la Convención Demócrata este 18 de agosto sirvió para oficializar la candidatura de Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos. Su mujer, la doctora Jill Biden puso el broche de oro a la jornada, de manera similar a como lo hiciera Michelle Obama en la anterior noche. Otras intervenciones destacables fueron las de Alexandría Ocasio-Cortez, Bill Clinton o Jimmy Carter.

El comienzo de la Convención Demócrata marcará la tónica en la que se realizarán los eventos presidenciales durante la pandemia: un espéctaculo retransmitido en directo sin público, intervenciones desde casa a lo largo de todo el país, e invitados que llaman a la unidad dentro del partido.

El ticket demócrata que aspira a sacar a Donald Trump de la Casa Blanca el próximo mes de noviembre ya está a pleno rendimiento. Tras el anuncio de Joe Biden que su vicepresidenta, si gana las elecciones, será Kamala Harris, ambos candidatos comparecieron juntos este miercoles 12 de agosto. La candidata a ocupar la vicepresidencia estadounidense anuncia estar "lista para comenzar a trabajar" en lo que será una intensa carrera electoral que acabará con las elecciones del próximo 3 de noviembre.

El candidato demócrata, Joe Biden, ha tomado una de las decisiones más importantes de su campaña. Desde que en primavera anunciara que sería una mujer la que le acompañase en los comicios, Biden ha entrevistado a más de una decena de aspirantes, siendo finalmente Kamala Harris la elegida para optar a la vicepresidencia. En caso de que Biden salga vencedor en las elecciones de noviembre, Harris se convertiría en la primera mujer afroamericana y de ascendencia india en ocupar el cargo. La gran apuesta del candidato demócrata ha sorprendido a Donald Trump, que asegura que la combinación de Biden y Harris es “mala para América”.

Barack Obama, Bill Gates o Kim Kardashian son algunos de los afectados por el hackeo masivo que se realizó en cascada desde las 22:30 hora de España. En todas las cuentas se ha publicado un mensaje muy similar, en el que se pedían donaciones rápidas vía bitcoin. Twitter no intervino hasta pasada una hora de las primeras publicaciones, lo que ha provocado que muchos usuarios hayan picado. Los responsables de la red social están ahora investigando cómo pudieron hackear cuentas de tan alto nivel y no descartan la posibilidad de que haya un topo dentro de la compañía.

Los resultados de los caucus de Iowa se han retrasado por problemas técnicos con la aplicación informática e incongruencias con la información recibida. Los caucus de Iowa son asambleas vecinales que marcan el pistoletazo de salida a las elecciones primarias.
  • 1