lahoradigital.com
Edición testing    23 de enero de 2021

Italia

Sanidad registró el último find e semana 21.309 nuevos casos de Covid-19, 628 positivos más que el lunes pasado y 1.330 más que el anterior. Estos datos confirman el fin de una tendencia a la baja de la incidencia acumulada en España en los últimos 14 días, ya que el indicador vuelve a subir alcanzando los 193 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 189 del viernes. En el último informe publicado se han añadido 389 nuevos fallecimientos, en comparación con los 280 del viernes. Asimismo, las UCIs de siete comunidades autónomas y de Melilla se encuentran en riesgo extremo con más de un 25% de pacientes con Covid-19. En este sentido, el director del Centro de Coordinaciones de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha comentado la “delicada” situación actual y ha subrayado que estos datos pueden deberse a una estabilización por ese descenso continuo de las últimas semanas, pero ha puntualizado que aún no se ha observado un impacto de la mayor movilidad registrada durante el Puente de la Constitución.

Italia ha registrado este jueves su peor dato de fallecidos desde el inicio de la pandemia, con 993 decesos en 24 horas. Esta cifra no se había registrado antes en Italia ni en los peores momentos, superando de esta manera las 969 muertes que se dieron en el país el pasado 27 de marzo. Otro de los grandes países afectados por Covid-19 en las últimas semanas es Estados Unidos, que notifica más de 217.000 positivos y 2.879 muertos, su nuevo récord diario de contagios. Por su parte, España parece que va recuperándose de la segunda ola, siendo uno de los países europeos con menor incidencia de casos y presentando cifras similares a Francia y Alemania, con alrededor de 300 casos por cada 100.000 habitantes. Por el contrario, a Suecia, Portugal y la citada Italia, aun teniendo medidas más restrictivas, les cuesta más reponerse de esta segunda ola, con una incidencia acumulada por encima de los 650 casos por cada 100.000 habitantes.

España se ha unido en un intento por frenar las políticas migratorias de Europa a los presidentes Giuseppe Conte, italiano, el griego Kyriakos Mitsotakis y el maltés Robert Abela. Los cuatro han firmado un documento enviado a Bruselas y a Angela Merkel, presidenta semestral de la UE, que muestra una firme oposición al acuerdo que quieren cerrar en unos días que elimina la cuota obligatoria de inmigrantes que los países europeos deben aceptar. Este acuerdo pretende permitir que solo aquellas personas que lleguen al continente con derecho a asilo puedan entrar, algo que los países del sur califican como una “ficción jurídica”. Temen que los territorios se conviertan en centros de retención de migrantes como ya sucede con la isla de Lesbos en Grecia, la isla de Lampedusa en Italia y, recientemente, con Canarias. Establecen que el pacto ignora los derechos de estas personas y que no se pueden asentar en una solidaridad voluntaria por parte del resto de países de la UE que terminará con los europeos del sur soportando toda la carga migratoria. Declaran que “los estados miembros en primera línea no pueden afrontar la presión migratoria sobre toda la UE” y que se necesita una solidaridad “mucho más clara”.

El coronavirus “está en todas partes” advierten los expertos que se encuentran especialmente alarmados por el escenario que se está creando en Europa. Alemania y Francia han anunciado nuevas medidas de restricción estos últimos días ante la peligrosidad que supone este nuevo brote de Covid – 19 y el miedo a que se vuelva a producir un colapso en los hospitales. El primer país decreta el uso obligatorio de mascarilla y el cierre de bares y restaurantes antes de las 23 horas. Francia ha optado por medidas más contundentes y declara un toque de queda en nueve áreas metropolitanas. Otros países como República Checa o Países Bajos, que en un principio habían conseguido esquivar el aumento de contagios en esta segunda ola, se ven ahora obligados a tomar medidas de restricción para frenar el avance del virus. Los expertos avisan ya al continente europeo de que puede llegar un otoño mucho más duro que el panorama del pasado marzo.

Un estudio dirigido por investigadores de University College y el Imperial College de Londres demuestra que cuatro de cada diez muertes adicionales no están relacionadas con el coronavirus. Un resultado fruto del análisis de las cifras de fallecidos registrados en Italia a causa de la Covid-19; 14 mil respecto a las 24 mil anunciadas. La verificación del estudio podría auxiliar en otros estudios de vigilancia de la mortalidad en tiempo real, para detectar rápidamente nuevos casos de Covid-19. Según este estudio, se desmontaría uno de los argumentos de los críticos con los datos de muertos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad español, que lo cifra en 32.000 mientras que el exceso de fallecimientos, en el mismo año, sería de cincuenta mil.

Los expertos advierten de la alarmante situación que presenta el continente europeo ante el aumento continuado de casos de coronavirus. Tanto la OMS como la ECDC manifestan que Europa puede estar ante un otoño aún más complicado que la pasada primavera, donde los picos de contagiados y muertos fueron más altos. Ello ha generado que algunos países, como Francia, Alemania, Bélgica, Italia y Francia, entre otros, hayan decidido tomar medidas más estrictas e incluso cerrar bares y zonas de ocio, como Stuttgart, Franfort, Colonia, París, Bruselas, etc. Al igual que se está haciendo aquí, en Madrid, Cataluña, Rioja, Galicia, Andalucía o Aragón, entre otras.

En el encuentro mantenido con el diario italiano, el Corriere della Sera, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, explica qué, si la UE no revive, “seremos abrumados por nuestros propios pueblos”. También contesta sobre el papel del Vaticano, la pandemia del Covid-19 que se vivió dentro de su familia y del recientemente fallecido compositor, Sergio Morricone.

El autor de las bandas sonoras de títulos tan legendarios como “El bueno, el feo y el malo”, “Cinema Paradiso” o “Érase una vez en América” ha fallecido a los 91 años en una clínica de Roma tras ser ingresado por una fractura de fémur.

España podría recibir hasta 140.000 millones, prácticamente la mitad en subvenciones.

La Comisión Europea ha presentado este miércoles su plan para la reactivación de la economía de la eurozona, basada en un estímulo económico de hasta 750.000 millones de euros. Los fondos irán destinados principalmente a los países que más afectados se han visto por la pandemia del Covid-19. La noticia ha sentado bien entre los mercados financieros, que han visto como las bolsas de toda Europa subían tras el anuncio de las medidas. A España le corresponden 140.000 del fondo de reconstrucción, entre préstamos y subvenciones.

Nota de Prensa de Moncloa

El Ministerio de Asuntos Exteriores de España se ha reunido mediante una videoconferencia con los ministros de Austria, Bulgaria, Chipre, Croacia, Alemania, Grecia, Italia, Malta, Portugal y Eslovenia. En esta reunión han hecho una ser de declaraciones conjuntas con el objetivo de reabrir la circulación de personas entre estos países europeos.

Lo anunció ante el Senado

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, está "trabajando con las comunidades autónomas para culminar un acuerdo sobre el Ingreso Mínimo Vital", uno de las medidas programáticas que ha asumido el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su gobierno de coalición con Unidas Podemos. Dicha medida se publicará en pocos días en el BOE y se espera tenga vigencia antes de que acabe el mes de mayo.

Con los datos registrados el 13 de mayo, Brasil acabó superando a Francia en cuanto a los contagiados confirmados, registrando 181.518 infectados, es decir, más de 3.000 con respecto al día anterior. Este ascenso de positivos ha situado al país como el sexto en cuanto al más afectado por el coronavirus. Una de las zonas más afectadas es Manaos, la capital de la Amazonía, donde las autoridades les han dejado a su destino, y la población indígena ya no sabe qué hacer con los cadáveres.

España, Francia, Italia, Portugal, Grecia y Chipre se han unido para pedir a Ursula von der Leyen que el plan de recuperación esté compuesto por subvenciones no rembolsables hacia los estados miembros. Estos seis países defienden la creación de bonos europeos con los que se pueda financiar hasta un millón de euros, según el medio italiano La Stampa.

Estos son los jefes científicos que luchan contra la pandemia en cada uno de los países europeos. Son los diferentes responsables de Emergencia Sanitaria de Francia, Alemania, Italia, Suecia.

Son los funcionarios a cargo de gestionar la epidemia en los países más azotados por la pandemia de origen chino. Epidemiólogos, médicos, un economista y un veterinario. Hasta no hace mucho eran perfectos desconocidos, hoy son los referentes de la lucha contra la pandemia en Europa.