lahoradigital.com
Edición testing    4 de diciembre de 2020

Israel

El asesinato del físico nuclear más relevante de Irán y el encuentro entre el primer ministro israelí y el príncipe heredero saudí son dos hechos de diferente impacto, pero de análoga significación, similar alcance y coincidentes consecuencias.

Hoy, la Casa Blanca será el lugar en el que los altos cargos de Estados Unidos, Israel, los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin se reunirán para formalizar el acuerdo que se dio a conocer el pasado 13 de agosto, y que normalizaría las relaciones entre estos países.

De nuevo Beirut arde en llamas. Esta vez por la explosión en un almacén repleto de nitrato de amonio en el puerto libanés, una peligrosa carga que llevaba más de seis años almacenada sin control de seguridad. Sobre las 18:15 (17:15 en España peninsular) de este martes 4 de agosto, Beirut volvió a arder y esta vez la guerra no fue el motivo. Las autoridades libanesas investigan las causas de la explosión y el primer ministro, Hassan Diab, afirmó que no se sentirá "satisfecho" hasta encontrar a los responsables. Hasta el momento se cifran en al menos un centenar los fallecidos y en más de 4.000 los heridos de esta tragedia.

Los dos partidos que comparten Gobierno, junto con ERC, PNV, Más País, Compromís, Nueva Canarias, Coalición Canaria, Bloque Nacionalista Galego y el Partido Regionalista Cántabro han presentado en el Congreso una Propuesta no de Ley para rechazar el plan de anexión que Israel se ha visto obligado a posponer por la falta de apoyo. La iniciativa anima a reanudar las conversaciones de paz para llegar a un acuerdo global.

La Comunidad Internacional alerta del riesgo de una nueva oleada de violencia si la extensión de la soberanía a los territorios ocupados llega a realizarse

El Gobierno de Israel pretende anexionarse hasta un 30% de los territorios ocupados en Cisjordania. Una operación que pretende hacer efectiva el próximo 1 de julio, y la cual la Organización de Naciones Unidas (ONU) ha condenado por ser una violación grave del Derecho Internacional. Antonio Guterres, Secretario General de la ONU, ha reclamado a Israel que acabe con los planes de anexión para evitar una nueva oleada de violencia.

A casi nadie debe sorprenderle el último paso de la Administración Trump sobre el conflicto israelo-palestino. El Secretario Pompeo ha hecho oficial lo que venía siendo una evidencia manifiesta: que su jefe no considera ilegal la construcción de colonias judías en los territorios ocupados desde 1967. Esta decisión contradice la legalidad internacional, es decir, las resoluciones de la ONU y las medidas que de ellas se derivan. Es bien sabido que a Trump le importa muy poco la arquitectura jurídica mundial, aunque no sea precisamente hostil a Estados Unidos. La pregunta pertinente es por qué ahora.

Los ataques del pasado fin de semana contra instalaciones petrolíferas saudíes, cuya autoría aún está por verificar, las dudas de Trump sobre la respuesta a aplicar en caso de que Irán sea señalado como responsable, el punto muerto político que han dejado las elecciones en Israel -las segundas en seis meses-, el atasco en la culminación de la guerra siria por las operaciones militares inconclusas en el norte y el problema de difícil absorción de las miles de personas desplazadas componen un inquietante panorama incluso para una zona ya de por si preocupante como es Oriente Medio.

Unas 700 cuentas y grupos de la red social formaban parte de una trama internacional que quería influir políticamente en los países occidentales

  • 1