lahoradigital.com
Edición testing    26 de octubre de 2020

Isabel Ayuso

El Ministerio de Sanidad ha invertido 2,5 millones de euros en el suministro de cinco millones de test rápidos de antígenos para detectar de la manera más rápida posible el virus Covid-19. La compra se ha hecho al mismo laboratorio (Abbot) que proporciona estas pruebas a la Comunidad de Madrid que comenzó a utilizar este método con la puesta en marcha de las restricciones a la movilidad en las áreas de salud con más incidencia del coronavirus.

Una reversión de la venta de 3.000 viviendas sociales a fondos buitre en el año 2013 que el Gobierno de Ayuso considera que afectará solo a uno de los inquilinos.

La comunidad madrileña hacía pública la firma de varios contratos sin publicidad, con un valor de 7 millones de euros para la realización de pruebas PCR en centros de Atención Primaria y en el Laboratorio Clínico Central.

Este jueves se han reunido representantes del Ministerio de Sanidad y de la consejería madrileña para para tratar la situación del Aeropuerto de Barajas, así como los casos positivos que puedan desencadenar un posible rebrote en la región madrileña que deba, incluso, obligar a un posible confinamiento. También se ha planteado la posibilidad de imponer el uso obligatorio de mascarilla independientemente de si se mantiene o no la distancia social, al igual que han hecho el resto de comunidades. Pero el Consejero Enrique Ruiz Escudero no lo considera necesario. Tan solo han instado a los jóvenes a usar la mascarilla y evitar aglomeraciones.

"Váyase y cuando salga no cierre la puerta. Después le seguirá el resto del Gobierno”. Con estas palabras, -precedidas por una sarta de insultos impropios de un lugar que representa el respeto a la libertad y a la democracia- cerró la diputada del PP por Navarra Ana Beltrán, su dura descalificación al ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, tras la destitución del coronel de la Guardia Civil Enrique López de los Cobos. Amenaza, premonición, impotencia… Estas palabras encierran toda, mejor única, estrategia política del Partido Popular de Aznar y Pablo Casado.

La Comunidad de Madrid será la encargada de autorizar los operativos y recabar los resultados. Desde hace semana muchos alcaldes reclaman a la administración de Isabel Díaz Ayuso la autorización para poder monitorear la evolución del virus en sus territorios. Solo Torrejón de Ardoz recibió la aprobación y estalló una ola de reclamos y denuncias políticas. Muchos aseguraron que la comunidad prioriza a las administraciones del mismo partido o afines.

La Comunidad de Madrid informa diariamente del número de contagios en las últimas 24 horas, ofreciendo cifras inferiores a los que se producen realmente.

Según se pública en el BOE con fecha de este sábado, a partir del próximo lunes día 11 de mayo la mitad de la población española pasará a la fase 1 en el tránsito hacia la denominada “nueva normalidad”. El resto tendrá que esperar para cumplir una serie de criterios consensuados por el comité de expertos, el ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas. Si bien la última palabra la tiene Sanidad. Mientras tanto, Cataluña, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Andalucía avanzan, pero no en todas, sino en varias de sus zonas. Madrid se queda, aunque le pese a la señora Ayuso, en la fase 0. Para algunos, esto parece haberse convertido en una carrera de competición, a ver quíen desescala, o sale del confinamiento, antes y pone a producir a su Comunidad Autónoma. Señores, paciencia, los negocios se abren, las vidas no se recuperan.

Aseguran que la evidencia se obtiene gracias al trabajo del Ejercito en los centros

Los hizo la Asociación en Defensa de las Pensiones Públicas la a través de medio de un comunicado público. Según su presidente el Partido Popular, Pablo Casado atenta contra la vida de los ciudadanos en favor de los grupos económicos de poder.

Según el consejero de sanidad, la proporción de casos graves que necesitan hospitalización es el doble que en la de China. Por este motivo, los pacientes leves serán atendidos en "hoteles medicalizados" y en las residencias de ancianos.
  • 1