lahoradigital.com
Edición testing    8 de agosto de 2020

Insolidarios no sirven para ganar la guerra

Mil ancianos han muerto en las residencias de mayores. Cuando el Ejército ha entrado se ha encontrado auténticos Tanatorios. Pero a ellos todo eso les da igual. Nunca aceptaron el resultado de las urnas. No aceptaron -tan patriotas ellos- que tenemos un Gobierno de la Nación a quien corresponde ahora tomar la iniciativa y salvarnos de la pandemia. También les da igual. Creen que España es suya y de su patrioterismo. No tienen ninguna consideración. Incluso, en este último pleno del Congreso, interminable, el presidente del Gobierno, el ministro de Sanidad y los grupos parlamentarios dejaron claro que en momentos de crisis, cuando lo que nos jugamos son vidas, se espera de los representantes políticos unidad, lealtad y responsabilidad. Que va. A ellos les resbala. Siguen crispando y expandiendo el odio que creen les da algún rédito político.

Desleales, insolidarios y cretinos no aportan nada del valor y la unidad que se necesita para ganar la guerra. Viajamos en un enorme transatlántico que lucha contra la tormenta más devastadora jamás vista desde hace casi un siglo. Y, como suele ocurrir, ya aparecen los grumetes cretinos que van disparando contra el capitán y la tripulación, creyendo que ellos llevarían mejor el timón. Se nos está quemando la casa común, con todos nosotros dentro, y ya aparecen por doquier los miserables que pretenden tumbar al Jefe de Bomberos y su equipo, con sus mini ridículas mangueras privadas echando agua por aquí y por allá, siempre a favor de si mismos.
  • 1