lahoradigital.com

Gobierno progresista

Sería un error histórico imperdonable que nuestro país se quedara mirando mientras el mundo avanza. Desafortunadamente parece ser que es el propósito de las derechas, continuar en sus bucles, mientras no se implican en la solución de los problemas. Claro que para eso es necesario tener proyecto, voluntad y saber afianzar el diseño de las soluciones que demanda la ciudadanía. Por ello el gobierno de Sánchez ha decidido que España va a seguir en el tren del futuro, ya que se ha ganado el “billete” que le permite viajar sin miedo a bajarse en la próxima estación.

La vicesecretaria general del PSOE y portavoz del Grupo Parlamentario socialista en el Congreso de los Diputados, Adriana Lastra, ha participado este lunes en el Forum Nueva Economía donde ha valorado las primeras semanas del Gobierno de coalición. La dirigente socialista considera que el Ejecutivo de Pedro Sánchez durante estas primeras semanas está “muy unido y muy cohesionado”. Además, ha afirmado que no hay “ningún problema de individualismo ni de egos”. Lastra ha abordado las prioridades del Gobierno entre las que destaca la reforma del Código Penal que incluirá penar la exaltación del franquismo.

El Congreso convalida el decreto ley de la subida del sueldo a los funcionarios

El Pleno del Congreso ha convalidado este decretos ley con mayoría amplia, con 291 votos a favor y 52 abstenciones. La subida de las retribuciones se extiende a dos millones y medio de personas que trabajan en las distintas administraciones públicas y se hará efectivo para todos los cargos. El coste del acuerdo ascenderá a 3.212 millones de euros, cifra a la que podrá sumarse un 0,25% ligado a la evolución del PIB y otro 0,25% procedente de fondos adicionales.

El Jefe del Ejecutivo español confirmó en una entrevista en Televisión Española que la primera semana de febrero viajará a Barcelona para reunirse con el president de la Generalitat como paso previo a la conformación de la mesa de diálogo pactada con ERC. Además, anunció que hará lo mismo con el resto de presidentes regionales y se entrevistará con todos ellos en los próximos meses. Sánchez quiere apostar claramente por el diálogo con todos e invita a la oposición a abandonar la crispación para hablar de los problemas reales de la ciudadanía.

El secretario general del PSOE y ya presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha prometido su cargo ante el Rey cumpliendo el procedimiento legal que marca la Constitución. Tras la lectura del real decreto de su nombramiento, el dirigente socialista ha optado por la fórmula de la promesa en vez del juramento, con su mano derecha en la Carta Magna. Ahora, Sánchez ya trabaja en la formación de su nuevo Ejecutivo que hará público la próxima semana, aunque ya se han filtrado los nombres de las personas de UP que conformarán este primer gobierno de coalición de la democracia.

En los últimos diez meses la política no está aportando soluciones ni satisfacciones a la ciudadanía. Cada día que pasa el desacuerdo general y la crispación aumentan a la espera de que sea posible una investidura que permita un gobierno de izquierdas.

Este martes los negociadores socialistas y los republicanos se reúnen en Barcelona para seguir acercando posturas que haga posible una investidura de Pedro Sánchez. El PSOE quiere un Gobierno antes de que acabe el año pero los independentistas dicen no tener prisa, como si la cosa no fuera con ellos. El acuerdo parece estar aún lejos ya que se entremezclan numerosas cuestiones: la situación de los presos, la configuración de nuevos espacios de diálogo, decisiones judiciales, presiones de sectores económicos, la mirada desde Europa… Y todo debe cuadrar en el gran puzle de la política española.

Sánchez e Iglesias han alcanzado un preacuerdo audaz y necesario para formar un Gobierno de coalición progresista. Es cierto que ahora hay que gestionar, por la vía del diálogo, muchos apoyos para aprobar la Investidura y garantizar tanto la estabilidad del gobierno a cuatro años como buenos presupuestos; de entrada para 2020. Esta es la primera de las siete claves que Odón Elorza, miembro de la Ejecutiva Federal del Psoe da para entender el pacto entre el partido socialista y el de unidas podemos. A continuación el resto:

Además de su reunión con Quim Torra, y con la alcaldesa de Barcelona Ada Colau, el Presidente del Gobierno se reunió con representates de Barcelona Global, con los sindicatos de trabajadores en Cataluña y representates de la Pequeña y Mediana Empresa de Cataluña (PIMEC)

TRAS LA COMISIÓN EJECTUVA FEDERAL DE ESTE LUNES

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha expresado la “satisfacción” de la Comisión Ejecutiva Federal socialista “por la puesta en marcha del Gobierno” de Pedro Sánchez. La dirigente socialista, que ha comparecido ante los medios tras la reunión de la dirección del partido, ha puesto en valor las primeras medidas del Ejecutivo socialista como la subida de las pensiones, del SMI o del salario de los funcionarios. Ha asegurado que el Psoe se volcará para que España avance en los cinco ejes: Desarrollo de la Economía, Igualdad real entre mujeres y hombres, Ecología y Cambio Climático, Justicia fiscal y Cohesión Territorial.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya lidera su Gobierno y este martes ha presidido la primera reunión de su Consejo de Ministros. El dirigente socialista ha expresado los objetivos y desafíos que su equipo afrontará en los próximos años. Lo ha hecho a través de una carta remitida, precisamente, a los integrantes de su Ejecutivo. En la misiva admite que “componemos un gobierno plural, pero nacido con un propósito firme de unidad”. Además, el líder político pone en valor las “procedencias diversas” de su nuevo Gabinete lo que “enriquece al Gobierno”. El presidente afirma que su Gobierno progresista “quiere ir más allá de los partidos que lo integran y de aquellos que lo sostienen”. Y por ello destaca que busca “una amplísima mayoría progresista de la sociedad española que quiere sacudirse el pesimismo”. Asegura que su Ejecutivo será “un Gobierno de acción, que actúe, que se ponga a la obra sin perder tiempo”. A sus ministros y ministras les ha dicho que “trataremos de incorporar métodos de organización que nos permitan adelantarnos a los acontecimientos (…) por ello programaremos nuestras reuniones ordinarias del Consejo al comienzo de la semana”.

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxel Batet, ha confirmado a los portavoces de los grupos parlamentarios que la sesión de investidura se convocará los próximos días 4, 5 y 7 de enero. Previsiblemente, Pedro Sánchez, saldrá elegido presidente del Gobierno en segunda votación, el día 7, con más ‘sies’ que ‘noes’.

Aunque hay quienes pretenden desacreditar, calumniar y generar miedo e incertidumbre, todo se está desarrollando dentro de los parámetros constitucionales. Tal como manifestó el candidato socialista en la campaña electoral, de un modo inmediato tomó decisiones que llevaron al preacuerdo de formación de Gobierno con Unidas Podemos. En el horizonte que tenemos por delante solo hay una vía por la que transitar, la legal y la democrática. Al señor Casado le resulta indiferente ser arrastrado por la ultraderecha en la formación de gobiernos autonómicos o a transigir en acuerdos con esa formación en Ceuta; pero se considera con la facultad de dar lecciones de democracia sobre cómo debe actuar el PSOE.

El secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, ha dirigido una carta a toda la militancia de su partido en el que les pide que ratifiquen el próximo día 23 el acuerdo que su partido ha firmado con Unidas Podemos ya que lo considera "imprescindible" a la vista del resultado electoral y garantiza "un único gobierno cohesionado, basado en la lealtad y la solidaridad gubernamental".

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, dijo en campaña electoral que su principal objetivo tras la repetición electoral sería romper el bloqueo y advirtió que el PSOE enviaría una propuesta a otros grupos en 48 horas tras la apertura de las urnas. Con el resultado en la mano, el líder socialista puso en marcha una negociación exprés con Unidas Podemos para construir un Gobierno de coalición. Levantó todos los vetos a Pablo Iglesias y retomó las conversaciones inacabadas de julio. El acuerdo fue rápido y discreto. Acordaron la estructura básica del Ejecutivo que contará con tres vicepresidencias y pactaron un documento con las líneas generales de su proyecto. Desde este miércoles, la vicesecretaria general del PSOE y portavoz del GPS, Adriana Lastra, comenzará la toma de contacto con el resto de grupos parlamentarios. El objetivo de esta ronda es recabar apoyos para la sesión de investidura del candidato socialista.