lahoradigital.com
Edición testing    31 de octubre de 2020

Feminismo

Entrevista a la escritora y experta en amor romántico

Cada vez que Coral Herrera Gómez escribe un libro hace un ejercicio de costura. Hila con palabras y reflexiones cada uno de los rotos que el amor romántico ha dejado desde el principio de los tiempos en la vida (y muerte) de la mitad de la población. Ahora con Dueña de mi amor, su última criatura literaria, nos propone algo más que zurcir. Pretende que dejemos de ser las yonkies del “quién te quiere te hará́ sufrir” y convertirnos en dueñas de nuestro amor.

La vicesecretaria general del PSOE y portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, ha subrayado que “desde el feminismo socialista tenemos que ofrecer respuestas y soluciones hasta conseguir que la prostitución sea pasado, hasta la abolición de la prostitución”, porque “la prostitución es pobreza, es racismo, es machismo y es explotación.

Consuelo García Cid, denunciante del robo de bebés del franquismo y acusada de calumnias por denunciar que el hurto continua hoy en los centros de menores tutelados con el amparo de jueces y de los propios servicios sociales

Desde que el pasado 22 de junio Consuelo García Cid se sentó en el Juzgado de lo Penal nº1 de Madrid como acusada por la Fiscalía de haber calumniado en una conferencia que dio en el Senado al presidente de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Tarragona, Antonio Carril Pan, no las tenía todas consigo de salir impune.

El Tribunal Supremo abre una causa penal a Fernando Valdés, magistrado del Tribunal Constitucional, tras apreciar indicios de delito de maltrato en al ámbito familiar. A su vez, el juez Andrés Martínez Arrieta ha sido designado instructor de la causa por la Sala de lo Penal. A pesar del testimonio exculpatorio de su mujer, tanto la jueza de guardia, como el instructor, aprecian indiciós de malos tratos.

El portavoz socialista en el Senado, Ander Gil, denuncia que “los prostíbulos son un foco de contagio de dos pandemias: El Covid-19 y el machismo. Ambas son un riesgo para la Salud Pública”. Por ello, el portavoz en la Cámara Alta y senador por Burgos, apoya y celebra la iniciativa parlamentaria presentada ayer por el PSOE en las Cortes de Castilla y León para cerrar los prostíbulos en esa comunidad autónoma.

Entrevista a Maria Martín Romero, presidenta de La Volaera

“Poder para poder”. Ese es el lema de la asociación granadina feminista que preside Maria Martín Romero, reconocida voz que lucha por la emancipación de la mujer desde hace décadas. Tres palabras que, como la mejor semilla, han de brotar siempre de dentro para fuera. Ahora, la maestra y también cantante de “La Marea Granada”, lleva esa frase más grabada aun en su alma. Su batalla como superviviente de violencia de género tiene abierto un nuevo frente: un cáncer de mama. Pero en lugar de temerle se enfrenta a él como una experiencia que no solo le enseñará algo a ella, “sino también a todas las mujeres que puedan verse reflejadas en mi”.

Entrevista a Paula Fraga, jurista y feminista abolicionista

Ni callar ni darse por vencida. Esas son las máximas con las que la jurista Paula Fraga, vive y respira. Una manera de ser que es puro acto político y que tiene consecuencias no siempre fáciles de llevar. Su denuncia alta y clara contra la teoría queer, le ha conllevado más de un linchamiento público que ha aprendido a sobrellevar. “Lo más complicado sería enfrentarlo sola”, dice. Algo que no le ha ocurrido ya que siempre ha contado con el apoyo de compañeras. “Me honra y lo agradezco profundamente. Nos puede tocar a cualquiera y es importante que digamos alto y claro que estamos juntas y que no podrán con nosotras”. Eso sí, reconoce que lo que más le indigna “es cuando desde sectores que se dicen de izquierdas y feministas no responden condenando o incluso son partícipes de tales campañas de acoso”, recalca.

Entrevista a Alicia Díaz Sánchez, educadora social, presidenta y fundadora de FemNosotras y co-secretaria de organización de Rojos España

La agenda feminista española está agarrando a marchas forzadas y por los cuernos un asunto nada baladí: la abolición del género. Lo hace sin olvidar las luchas básicas contra las violencias machistas por las que se alza cada día, pero a sabiendas de que tiene que contrarrestar con pedagogía tanto el poder internacional del lobbie transactivista como la situación tan especial que se vive en España con el empeño del borrado de las mujeres a raíz de que Podemos esté en Ministerio de Igualdad impulsando el anteproyecto de Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual que confunde jurídicamente sexo y género.

La vicepresidenta primera del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, ha asegurado que “no queda otro camino para seguir desarrollando la democracia que no sea el de la igualdad entre hombres y mujeres, porque de ella penden todas las demás, porque el valor de la igualdad es el principal y constitutivo de toda Constitución”.

El Grupo Parlamentario Socialista ha registrado en el Congreso una Proposición no de Ley con el fin de reforzar, junto con el resto de Administraciones e instituciones competentes, "la formación de todos los agentes para garantizar una correcta asistencia", tal y como ha explicado la portavoz de la Comisión de seguimiento y evaluación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, Lídia Guinart.

Hace poco he descubierto que no soy Lídia, que soy Charo. Tengo una cuñada llamada Charo, fantástica, pero yo me llamo Lídia y no soy mi cuñada. Lídia no es un nombre que me entusiasme, de hecho me hubiese gustado llamarme como mi madre, Roser, me parece mucho más bonito. Pero, después de toda una vida con el mismo nombre, una acaba reconciliándose con el que le han puesto que, después de todo, tampoco está tan mal. Pues bien, cuando llego a ese punto de reconciliación nominativa, van y me lo cambian. Pero el de "Charo" no me gusta. No por el nombre en sí mismo, que además es el mismo que el de mi madre en otra versión, sino porque quien me lo atribuye lo hace como insulto. Sí, ser "charo" es como en otro momento fue ser "maruja". Son términos despectivos que los machistas nos lanzan como armas arrojadizas para desprestigiarnos, descalificarnos y ningunearnos a las mujeres, especialmente a las feministas.

Esta semana finalizan los trabajos de la Comisión del Congreso para la Reconstrucción Social y Económica. De la capacidad de los y las diputadas de aprobar conclusiones inclusivas, dependerá que la reconstrucción sea o no un éxito, que todas las personas se sientan parte de la nueva normalidad. De la inclusión se espera que no se obvie a las mujeres, ni se las tenga por presentes cuando sean subsumidas en un genérico masculino, o cuando se de a la economía estatus "sin impacto de género". Por todo ello habrán tenido que estar vigilantes las personas integrantes de la Comisión.

Asistimos estos días a un intenso debate en las filas feministas, y en algunas no feministas también, motivado por la irrupción de la teoría queer, que se ha manifestado en el articulado de varios proyectos de ley impulsadas por Unidas Podemos, como son la Ley de protección a la Infancia y la Ley de Libertad sexual y otras leyes que se tendrán que debatir en esta legislatura, como son la Ley de Igualdad de Trato, la Ley LGTBI, la Ley Trans e incluso la Ley de Delitos de odio.

El Ayuntamiento de Parla organiza la Semana del Orgullo LGTBI, reivindicando la diversidad como un valor. Bajo el lema “Parla orgullosa de su Diversidad”, habrá actividades en formato online del 25 al 28 de junio.

Este domingo 14 de junio en la localidad jiennense de Úbeda, un hombre ha matado, presuntamente, a su mujer de 46 años y a dos de sus hijos, uno de 12 y otro de 17 años, posteriormente se ha suicidado.