lahoradigital.com
Edición testing    31 de octubre de 2020

fase 1

Los expertos epidemiólogos Daniel López Acuña y José Martínez Olmos se han pronunicado en una entrevista para La Ser contra las medidas de confinamiento selectivo de Isabel Díaz Ayuso que consideran insuficientes. Ambos llaman a que se tomen medidas conjuntas para todo el territorio madrileño que tendría que volver inmediatamente a la Fase 1 de restricciones para intentar doblegar la curva de contagios. Denuncian la falta de un plan de choque para reforzar la sanidad y de unos umbrales que marquen de forma clara las restricciones a las que ceñirse y, declaran que ahora es demasiado tarde para tomar medidas más laxas y la única forma de frenar la expansión del virus "va a ser con un confinamiento total".

La mayor parte de la población española se encuentra ya desde este lunes 1 de junio en la Fase 2 del plan de desescalada. Esto significa que las medidas de limitación a la movilidad o de la actividad económica se suavizan aún más con lo que la ciudadanía recupera gran parte de sus rutinas diarias. Eso sí, sigue siendo indispensable la responsabilidad individual para que no se produzcan rebrotes ya que el virus continua activo. Las islas de Formentera, La Gomera, El Hierro y la Graciosa se han convertido también hoy en los primeros territorios que entren a la fase 3.

A primera hora de este lunes, con la Fase 1 de la desescalada ya estrenada, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, inauguraba la "temporada de terrazas" en la capital de España, con corte de cinta incluido. A pesar de que seguimos con la lucha frente al Covid, hay cosas que no cambian, como la costumbre de los políticos de inagururar cualquier cosa. Lo cierto es que los madrileños y madrileñas esperaban con anhelo el levantamiento de algunas restricciones del duro confinamiento. No se sabe qué medida era la más esperada, pero es de suponer que la posibilidad de sentarse en una terraza a tomar un refresco, está muy por detrás de la posibilidad de ver a los familiares directos o de comenzar ciertas actividades económicas. A pesar de ello, no faltaron los clientes en bares y restaurantes. Sin embargo, una tarde tormentosa trajo fuertes lluvias que hizo que algunos tuvieran que posponer su "visita" a la terraza.

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha trasladado al Ejecutivo de Pedro Sánchez un listado de peticiones en el que solicita, entre otras cosas, estudiar la vuelta escalonada del empleo o que los centros comerciales de la región puedan abrir ya en la Fase 1, independientemente de los metros cuadrados del centro y manteniendo las medidas de seguridad y el límite de aforo. A pesar de que la dirigente del Partido Popular advirtió el pasado viernes que no piensa pedir el paso de Madrid a la Fase 2, quiere medidas más flexibles que deberán ser estudiadas en base a los posibles rebrotes de la pandemia y siempre teniendo en cuenta la seguridad sanitaria, por delante de los intereses económicos.

El Ministerio de Sanidad publica de forma diaria los datos actualizados del coronavirus en base a los registros que notifican las Comunidades Autónomas, pero algunas regiones están provocando distorsiones en las tablas diarias de fallecidos y nuevos contagios. Es lo que ocurre con Cataluña que está revisando el número de personas que no han superado la enfermedad debido a “incongruencias” como aseguró el director del CCAES, Fernando Simón. Y también hay problemas con los nuevos casos de contagiados en la Comunidad de Madrid ya que revisa y actualiza datos días después de notificarlo a Sanidad.

El Boletín Oficial del Estado publicado este jueves, permite la flexibilización de las medidas vinculadas al Estado de Alarma para aquellos municipios que no superen los 10.000 habitantes. Aquellos lugares que cumplan este requisito y se encuentren entre la Fase 0 y la 1 podrán acceder a normas supuestamente vinculadas a la Fase 2. Además, suprime la norma de las franjas horarias diferenciadas para la población.

La gestión de la pandemia está provocando virajes y cambios de rumbo en el panorama político. En medias de todo este caos, ha estado la agenda valenciana. La polémica estalló cuando el Ministerio de Sanidad no permitió avanzar a la Fase 1 a la mayor parte del territorio de la Comunitat Valenciana, lo cual sentó muy ma al President de la Generalitat, Ximo Puig. Este miércoles, el representante de Compromís, Joan Baldoví, votó por primera vez en contra de una medida impulsada por el Gobierno, como queja por la infrafinanciación que considera que sufre la Comunitat.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid, liderado por Isabel Díaz Ayuso, considera que la decisión del ejecutivo central de negarle por dos veces el pase a la Fase 1 de la desescalada no obedece a criterios técnicos que deben ser homogéneos a todo el territorio. Díaz Ayuso ya avisó la semana pasada que no descartaba la posibilidad de actuar por la vía judicial y ahora cumple su amenaza. El portavoz del PSOE en la Asamblea, Ángel Gabilondo, considera que éste no es el camino para enfrentarse de forma unida a la crisis sanitaria.

Las mascarillas se deberán utilizar en espacios públicos abiertos y cerrados, siempre y cuando no se pueda mantener una distancia de dos metros entre personas. La medida fue acordada entre el Gobierno central y las comunidades autónomas. A partir de este jueves, todos los ciudadanos deberán utilizar las ascarillas siempre que se encuentren en lugares públicos, transportes, etc.

Fernando Simón cree que Madrid, si tiene datos correctos y favorables, las capacidades adecuadas, si ha iniciado los programas propuestos y si se demuestran que están consolidados, pasará de Fase cero en la que se encuentra a Fase 1 muy posiblemente durante la próxima semana.

Alberto Núñez Feijóo, solicita al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que los niños y niñas durante su paseo puedan estar acompañados de ambos padres durante el plan de desescalada. Hay que recordar que ahora, solo uno de los padres puede acompañar hasta a tres menores en sus paseos diarios.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, demandó más "receptividad" por parte del Gobierno de España. Exigió conocer los criterios e indicadores para pasar de Fase, asegurando que Málaga y Granada están en condiciones de pasar a la Fase II el 25 mayo, tras estrenar la Fase I este mismo lunes. Denunció descoordinación en materia educativa. Pidió se reconsidere la cuarentena a extranjeros internacionales, y solicitó fondos para activar el empleo.

Una orden gubernamental publicada el sábado 9 de mayo en el Boletín Oficial del Estado (BOE) explica las características de la Fase 1 de la desescalada en la que entrará a partir de este lunes alrededor del 70% de la población española.

El ayuntamiento de Getafe ha pedido información a la Comunidad de Madrid sobre la situación de las residencias de la ciudad, mediante una carta enviada por el PSOE, Ciudadanos, Podemos y Más Madrid en el Grupo de Trabajo Social y Sanitario de la Comisión para la Reconstrucción de la ciudad frente a al coronavirus, dirigida al Consejero de Políticas Sociales y al Consejero de Sanidad. Estos grupos municipales necesitan aclarar la gestión de las residencias y conocer los planes futuros que tiene el Gobierno Regional.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tardó menos de cinco minutos en mostrar su malestar tras la reunión técnica celebrada este jueves entre los técnicos de la región y del Ministerio de Sanidad en la que no se llegó a un acuerdo sobre el pase a la Fase 1 de la desescalada. A pesar de que esta semana han mejorado los datos de la pandemia en Madrid, desde el Gobierno central se pide prudencia ya que se trata de la comunidad donde la enfermedad tiene más prevalencia y dónde aún no está funcionando un sistema efectivo de detección precoz y seguimiento de nuevos casos de Covid-19. Las partes se emplazaron a una nueva reunión este viernes donde se tomará la decisión definitiva. La solución podría ser intermedia, con una especie de Fase 0,5, en la que se flexibilicen medidas como la apertura de determinados comercios sin pedir cita previa, pero manteniendo terrazas cerradas o sin permitir aún las visitas familiares.