lahoradigital.com
Edición testing    25 de febrero de 2021

Fallas

A causa del coronavirus

El Ayuntamiento de València estudiaba la posibilidad de retomar las celebraciones en julio, pero finalmente se decidió posponer la celebración hasta el próximo año.

La Cremá de la falla municipal se quemó anoche exceptuando en el busto central de la figura, que se salvó esperando que las Fallas 2020 se puedan celebrar en algún momento. Se llevó a cabo de madrugada, sin público, únicamente los bomberos, los policías y algunos periodistas.

El Ayuntamiento ha comunicado la propuesta de las nuevas fechas falleras tras conocerse que los artistas deben desmontar los monumentos, que se trasladarán a Feria Valencia. En algunos casos, alguna falla ya plantada ‘se quemará a puerta cerrada’.

Por primera vez en la historia, el próximo 19 de marzo los valencianos y valencianas no llorarán al ver arder los monumentos falleros que durante los día de marzo ocupan calles y plazas y son el símbolo más emblemático de la fiesta. La cancelación de la semana grande fallera es, además de un golpe anímico, un duro revés económico para la región. Por eso, el presidente Ximo Puig, coincide con los agentes sociales que se necesita impulsar estímulos económicos para paliar las pérdidas.

Valencia vive este 19 de marzo su fiesta grande. Sus calles se llenan de turistas y vecinos para disfrutar de las más de 350 fallas que iluminan y embellecen las calles. Al caer la noche, esos magníficos monumentos arden pasto de las llamas y del fuego purificador para que, nuevamente, el 20 de marzo vuelva a empezar el ciclo. El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha visitado varias Fallas de la ciudad y ha destacado el peso económico de esta fiesta, declarada, Bien Inmaterial de la Humanidad. También ha puesto en valor su importancia para el sector turístico valenciano y ha reivindicado la capacidad de esta fiesta para dar a conocer la Comunitat Valenciana.

  • 1