lahoradigital.com
Edición testing    1 de diciembre de 2020

ERC

La ministra de Defensa, Margarita Robles, es de las que menos se calla con los lapsus de inexperiencia al tiempo que de oportunismo, del socio del Gobierno. En el programa de RTVE, “La hora de la 1”, ha respondido con cierta diplomacia pero con claridad a la pregunta sobre el penúltimo desliz del socio morado a quien sólo se le ocurrió salir en la foto presentando una enmienda a sus propios Presupuestos, que llevan su firma, a espaldas de lo "acordado, firmado y rubricado" con el Gobierno del que forma parte. Deslealtad y oportunismo en estado puro que ven muchos medios, que la ministra no ha querido epitetar pero si insinuar. Se trataba de parar los desahucios, para lo que el Ministro competente en Vivienda, Jose Luis Ábalos, ya tiene acordada con UP una Ley de Vivienda que saldrá en febrero. Pero Iglesias no ha podido resistir la tentación de salir en la foto con Bildu y ERC, y ha firmado con ellos una enmienda contra los desahucios, que por otro lado, no se trata en los presupuestos, sino en los proyectos de Ley que ya están en marcha y con su acuerdo firmado. Jugar a doble banda y que que te salga el tiro por la culata, no le es extraño al líder de UP, incluso casi todos los medios rigurosos se han dado cuenta de la bisoñez del que hoy por hoy tiene nada menos que el rango de vicepresidente del Gobierno, porque así lo exigió el mismo.

La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, Adriana Lastra, ha mostrado cierto optimismo de cara a la inminente tramitación de los Presupuestos Generales del Estado con el inicio del debate de las enmiendas a la totalidad este mismo miércoles. La dirigente socialista recuerda que a principios del 2019 “tuvimos que convocar elecciones porque ERC y PdCAT presentaron una enmienda a la totalidad y votó también la derecha”. Ahora, ese primer obstáculo parece salvado ya que los independentistas catalanes y Ciudadanos han optado por no presentar enmiendas totales y el Ejecutivo no tendrá problemas para que las cuentas públicas sigan su curso parlamentario. Pero los socialistas deberán seguir negociando y salvando problemas, entre ellos, el veto cruzado entre el partido de Arrimadas y ERC. A pesar de ello, la vicesecretaria general del PSOE espera poder negociar con sus socios de investidura, con Ciudadanos e incluso con el Partido Popular. Parece la cuadratura del círculo.

Las tres formaciones proponen que las Comunidades Autónomas donde existen dos lenguas cooficiales se pueda elegir la lengua vehicular principal en el sistema educativo, aunque señalan que la enseñanza del Castellano está garantizada

El trámite de la nueva Ley de Educación que presentó la ministra Isabel Celaá sigue su curso. Ahora está en proceso de elaboración y de presentación de enmiendas. El PSOE, Unidas Podemos y ERC han presentado una de esas enmiendas de forma conjunta que propone que las Comunidades Autónomas con dos lenguas cooficiales elijan dicha lengua vehicular. Se quiere así blindar la inmersión lingüística. Habrá que esperar si esta propuesta cuenta con el suficiente respaldo parlamentario para que salga adelante. Pero la polémica ya está creada ya que PP y Ciudadanos se oponen frontalmente. Desde el Ejecutivo ya se asegura que la educación en castellano estaría garantizada.

Las sesiones de control al Gobierno se han convertido en un verdadero campo de batalla en el que la Oposición arroja todo tipo de acusaciones, e incluso descalificativos, al Ejecutivo. La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, sabe siempre salir al paso, aunque quizás este miércoles haya sido una de sus mejores intervenciones en el Congreso de los Diputados, con la calma, mesura y gracia que le caracteriza, abogando incluso a poner en práctica el 'fratelli tutti' (todos hermanos) por el que aboga el Papa Francisco en su tercera encíclica, publicada la semana pasada.

Los 187 diputados de los nueve Grupos Parlamentarios que permitieron la investidura de Pedro Sánchez, han lanzado un comunicado en el que exigen al resto de grupos, PP, Vox y Ciudadanos, que permitan renovar las instituciones que permanecen en funciones ya que se necesita una mayoría cualificada del Congreso para que se pueda elegir a nuevos miembros. Se trata del Consejo General del Poder Judicial, el órgano de gobierno de todo el poder judicial; pero también el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas y el Defensor del Pueblo.

Con la mano tendida al diálogo con Cataluña, aunque contundente en su mensaje, se ha mostrado este jueves la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, quien ha querido dejar claro que "todos los cargos públicos, ciudadanos e instituciones" conocen "perfectamente" que su obligación "es el cumplimiento de las normas". Sin embargo, ha pedido "adelantar acontecimientos" sobre la vista en el Tribunal Supremo para revisar la condena al presidente catalán, Quim Torra, con el fin de que no se convierta en "un espectáculo que a nadie conviene".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha telefoneado este martés al presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, para concretar detalles acerca de una nueva reunión de la mesa de diálogo sobre Cataluña que se retomará este mes tras el primer encuentro del principios de año.

El portavoz de Esquerra Republicana de Cataluña, Gabriel Rufián, se ha reunido con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez en La Moncloa dentro de la ronda de contactos que el jefe del Ejecutivo está teniendo con los distintos grupos parlamentarios en su búsqueda de apoyos para aprobar los Presupuestos Generales del Estado del año 2021. El dirigente independentista ha llegado con una primera exigencia: el reinicio de la mesa de diálogo de Cataluña entre el Gobierno central y el de la Generalitat. Ambos dirigentes han acordado que se propondrá una nueva reunión a mediados de septiembre si las agendas de Sánchez y Torra lo permiten y si el president catalán accede a volver a esa mesa, algo que no está claro. Una vez cumplida esta premisa, los republicanos entrarían en la negociación de las cuentas públicas y Rufián ha defendido que no es lo mismo que se pacte con ellos que con un partido de derechas como Ciudadanos.

El pasado mes de julio, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, volvía de Bruselas con un extraordinario acuerdo que traerá a España alrededor de 140.000 millones de euros para la recuperación económica tras la crisis de la Covid-19. Ahora, el siguiente paso para activar esa ayuda es aprobar unos Presupuestos Generales del Estado que den a la Unión Europea la certeza que nuestro país va por el buen camino. Por eso, el jefe del Ejecutivo tiene una máxima prioridad durante los próximos meses que no es otra que reunir apoyos para contar con unas nuevas cuentas públicas. Este martes, en una entrevista en la Cadena Ser, el dirigente socialista ha apelado nuevamente a la unidad del resto de los partidos, asegurando que “no es momento de vetos”. Es el mismo mensaje que ayer expresó a la patronal y representantes de la sociedad civil. Y repetirá discurso en la ronda de negociaciones con los portavoces parlamentarios que inicia este miércoles. El presidente también se ha referido a la situación epidemiológica de nuestro país y ha reconocido su preocupación, aunque ha descartado un nuevo confinamiento general “no hay justificación de un estado de alarma con medidas igual de duras para todo el territorio”, ante la desigual situación. No obstante ha dicho que a la vista de los nuevos datos: "nos preocupan el estado de la epidemia y la salud pública madrileña", algo que ha sentado fatal al Partido Popular.

Tensa mañana en el Congreso de los Diputados, donde el portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya, Gabriel Rufián, ha tirado de ironía a la hora de referirse a la moción de censura propuesta por Vox para el mes de septiembre. Por otro lado, ha considerado que Pedro Sánchez intentará convencer a Ciudadanos para aprobar los Presupuestos Generales del Estado, por lo que ha pedido a Unidas Podemos que "se rebele".

La diputada del partido ultraderechista Vox, Macarena Olona, volvió a insistir en el Congreso de los Diputados en una idea de la que no se desprenden: y no es otra que la violencia machista no existe. Una vez más, demostró su nula empatía con una lacra que se ha llevado por delante a cientos de mujeres en nuestro país y a miles en todo el mundo.

Pese a las polémicas que se ciernen sobre la familia real española y que han vuelto a poner en el ojo del huracán al Rey emérito, Juan Carlos I, por presuntas comisiones en el AVE a La Meca, el Gobierno ha sostenido que respeta las investigaciones judiciales abiertas tanto en España como en Suiza pero que el comunicado emitido por Felipe VI el pasado 15 de marzo fue "contundente".

María Jesús Montero, Ministra de Hacienda y Portavoz del Gobierno ha invitado a todas las fuerzas políticas a ponerse de acuerdo para implantar los nuevos Presupuestos Generales del Estado una vez haya finalizado la pandemia. Propone acuerdos sin “vetos cruzados” así como una apertura “modular” en el acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos ante las nuevas circunstancias. El partido de derecha moderada, Ciudadanos, ve un posible pacto con PSOE siempre y cuando entren en el pacto sindicatos y empresarios. Sin embargo, PP y Vox mantienen su voto en contra.

El portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, se ha mostrado muy crítico este miércoles en el Congreso de los Diputados con el acercamiento entre el Gobierno y Ciudadanos, tras el anuncio de la formación liderada por Inés Arrimadas de apoyar la última prórroga del Estado de Alarma, una situación que el político republicano ha pedido al propio jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que ataje al considerar que hay que "frenar a la derecha" y Cs, a su juicio, es "Vox en Fase 1".

La semana pasada Pedro Sánchez ya consiguió los apoyos del PNV y de ERC para que este miércoles, la sexta prórroga del Estado de Alarma salga aprobada en el Congreso de los Diputados. Este martes suma al acuerdo a Ciudadanos que votará a favor de extender la medida hasta el 21 de junio. A cambio, el partido de Arrimadas ha firmado con el Ejecutivo un documento para adoptar varias medidas relacionadas con la gestión de la pandemia. Con los nacionalistas vascos se llegó al consenso de traspasar la gobernanza en la Fase 3 a las Comunidades Autónomas. Y con ERC se firmó un documento de cinco puntos para que Cataluña recupere competencias, se estudien cambios legales para futuras crisis o se garantice la intervención de Cataluña en la gestión de los futuros fondos europeos.