lahoradigital.com
Edición testing    5 de diciembre de 2020

EPA

El número de ocupados se incrementó en el tercer trimestre del año en más de 500.000 personas lo que supone un aumento de más del 3% y eleva la cifra total de ocupados a los 19,1 millones de personas. Por otro lado, se ha producido un repunte del paro del 0,93% en el último trimestre lo que lleva la tasa de paro a un preocupante 16,26%. Así se desprende de los datos que ha publicado la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre de este aciago 2020. Los datos demuestran la enorme volatilidad del mercado de trabajo y las que, en principio, podrían ser contradicciones, pero que en realidad no son más que el reflejo de la coyuntura económica actual, con miles de personas aún en ERTE y otras sin posibilidad de encontrar trabajo ante las negativas perspectivas.

La Encuesta de Población Activa del segundo trimestre ha puesto negro sobre blanco la incidencia directa de la pandemia del coronavirus sobre el empleo. Según el INE durante este periodo se ha contabilizado 1.074.000 personas ocupadas menos, una caída fuerte pero que podría haber sido peor ya que no se cuenta aquí los afectados por un Expediente de Regulación de Empleo, la herramienta que puso en marcha el Gobierno para proteger precisamente el empleo. Estos trabajadores son considerados como ocupados según la metodología de la Organización Internacional del Trabajo. Por tanto, el número de ocupados que efectivamente han trabajado entre abril y junio es de casi 14 millones de personas, un 35,14% de la población activa.

Los datos están marcados por la crisis del COVID-19 y la cifra no incluye a los afectados por ERTE con suspensión de empleo dado que, según la metodología EPA, se consideran ocupados mientras la suspensión sea inferior a tres meses

La declaración del Estado de Alarma ha tenido importantes repercusiones sobre la EPA del primer trimestre del 2020. Aunque los efectos del coronavirus sólo se han manifestado de la semana 11 a la 13 de referencia de este trimestre, la ocupación ha descendido en 285.600 personas. Por su parte, el paro ha aumentado en 121.000 personas. Sin embargo, es probable que muchos trabajadores que hayan perdido su empleo se hayan clasificado como inactivos (su número ha crecido en 257.500 este trimestre) debido a que no han podido cumplir con las condiciones de búsqueda de trabajo que la definición de paro de la EPA determina para que sean considerados parados.

La tasa de abandono escolar temprano en España se situó en 2019 en 17,3%, según las variables educativas de la Encuesta de Poblacion Activa (EPA) estudiadas por el Ministerio de Educacion y FP. Esto significa que es el nivel más bajo desde que hay datos registrados.

Los datos de la EPA que acaban de hacerse públicos este martes arrojan una disminución del paro en 462 000 personas en variación anual y deja el porcentaje en el 14,4%, la tasa más baja desde 2008. Además se ha producido un incremento las contrataciones indefinidas. Las últimas medidas del Gobierno de Pedro Sánchez con el incremento del Salario Mínimo Interprofesional y las pensiones reducen poco a poco la desigualdad que se generó por las políticas de austeridad de los últimos siete años de Rajoy. A pesar de que el anterior gobierno popular presumía de crecimiento económico, lo cierto es que la clase trabajadora cada vez padecía mas desigualdad.Con estos datos, el objetivo es no solo el crecimiento, sino un crecimiento que frene la escalada de desigualdad y que se solidario.

La Encuesta de Población Activa del tercer trimestre de 2018 arroja unos datos de empleo esperanzadores. El número de parados ha bajado en este periodo en 164.100 personas, es decir, el 4,7% menos y se sitúa en 3.326.000 desempleados. En términos desestacionalizados la variación trimestral es del –2,29%. En los 12 últimos meses el paro ha disminuido en 405.800 personas (–10,87%).
  • 1