lahoradigital.com
Edición testing    15 de abril de 2021

Debate RTVE

Excluyendo las declaraciones y propuestas de Gabriel Rufián, de ERC, dejando claro que lo que quiere es sacar a Oriol Junqueras de la cárcel y re-establecer el diálogo y recuperar la convivencia con el Estado español; de Aitor Esteban, PNV, que explica claro y conciso que quiere mejor financiación para que los vascos vivan mejor, y tengan más oportunidades, y de Adriana Lastra, PSOE, que explica por qué y para qué el Psoe necesita conformar un gobierno estable que amplíe y mejore lo ya realizado durante 16 meses, es decir, llevar al BOE reformas sociales y laborales para que los españoles disfruten de mayor bienestar social. Quitando esto, el debate a siete de RTVE fue entre mediocre y obsesivo contra Sánchez. Álvarez de Toledo, PP, Arrimadas, Cs, e Irene Montero, UP, se dedicaron a lanzar salvas al aire con un común denominador: la culpa de todos los males que acechan a España la tiene Pedro Sánchez. Su programa: echar a Sánchez de España.

A seis días de la final, el principal enemigo de Pedro Sánchez y el Psoe, pueden ser las "confiadas encuestas". Ni las televisiones ni los debates. Eso se ha quedado muy anticuado. Aunque sirven como pasto y devaneo de politólogos demoscópicos que no quieren perder protagonismo y tienen que amortizar su trayectoria profesional, mientras se adaptan a los tiempos nuevos donde la incertidumbre es quien reina. Adaptarse a la incertidumbre es ganar.
  • 1