lahoradigital.com
Edición testing    25 de octubre de 2020

Cs

La Sesión de Control al Gobierno ha elevado el tono cuando el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha criticado que tanto el Partido Popular como Ciudadanos apoyasen el "fraude de ley" de Vox para quitar los nombres a las calles a los dirigentes socialistas Largo Caballero e Indalecio Prieto en Madrid, lo que ha considerado "perverso" y que ratifica la imposibilidad de entendimiento con la formación ultraderechista.

El líder los socialistas madrileños, en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, no oculta que quiere un cambio de Gobierno en la Comunidad. Aunque fue el ganador de los comicios del pasado año, no reclama para sí la presidencia de la región, sino que ha instado tanto a Ciudadanos que retire su apoyo a la 'popular' Isabel Díaz Ayuso por su "estremecedora gestión de la pandemia, "dejando caer un mandato al que no augura mejores tiempos". Gabilondo ha dicho que nadie se ensaña con Madrid, "lo único que se ensaña con Madrid son los datos, más del 30% de nuevos positivos, hospitalizaciones y UCI, están en Madrid", dado que Ayuso ni ha contratado rastreadores, ni sanitarios, ni docentes, como fue su compromiso en el mes de junio y lo ha dejado todo al albur de un nuevo hospital, IFEMA, innecesario si realmente los Centros de Salud abrieran y tuvieran dotación de médicos y enfermeras.

El Partido Popular se ha vuelto a ver sumido por un caso que queda fuera de la política. La conocida como 'Operación Kitchen', relacionada con el espionaje de la formación que lidera Pablo Casado al que fuera su tesorero, Luis Bárcenas, ha llevado a su socio de Gobierno en varias comunidades y municipios a pedir que se cree una comisión de investigación con el fin de sacar a relucir esta trama. Sin embargo, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha pedido también que no se deje de lado la presunta 'corrupción' de Podemos.

La mayoría del Partido Popular y Ciudadanos en la Mesa de la Asamblea, órgano rector de la institución, ha hecho presión para aprobar un calendario de sesiones que, a juicio de los socialistas, "limita seriamente la actividad parlamentaria e institucional". Ambos grupos parlamentarios han rechazado la propuesta del PSOE de ampliar el número de sesiones de las Comisiones y Plenos, y habilitar semanas declaradas inhábiles en la propuesta de estos dos grupos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, prosigue su ronda de consultas con los principales líderes políticos este jueves. En esta ocasión, ha sido el turno del portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, quien se ha mostrado abierto a negociar unos Presupuestos Generales del Estado (PGE) centrados en la industria y en la reactivación, tal y como ha reclamado tras la reunión.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, se ha mostrado este lunes muy crítico con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, al que acusa de estar más pendiente de la "confrontación" con el Gobierno central que de la mesa de diálogo de la que "solo pueden salir cosas buenas para Cataluña". Por otro lado, ha insistido en rechazar una alianza con Ciudadanos y el Partido Popular de cara a las inminentes elecciones catalanas.

El portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha manifestado la necesidad existente de dar apoyo a la candidatura de Nadia Calviño para presidir el Eurogrupo. Para ello ha declarado que su partido enviará una carta a los líderes liberales europeos considerando que debe haber una española al frente.

María Jesús Montero, Ministra de Hacienda y Portavoz del Gobierno ha invitado a todas las fuerzas políticas a ponerse de acuerdo para implantar los nuevos Presupuestos Generales del Estado una vez haya finalizado la pandemia. Propone acuerdos sin “vetos cruzados” así como una apertura “modular” en el acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos ante las nuevas circunstancias. El partido de derecha moderada, Ciudadanos, ve un posible pacto con PSOE siempre y cuando entren en el pacto sindicatos y empresarios. Sin embargo, PP y Vox mantienen su voto en contra.

La campaña #NoEstásSola, lanzada este martes por parte del Ayuntamiento de Madrid, tiene el obejtivo de recordar a las víctimas de violencia de género los recursos de protección que tienen a su disposición durante el Estado de Alarma. Aquellas mujeres que sufran agresiones pueden salir de casa para acudir a los recursos de la red destinadas a las víctimas de violencia machista.

Los grupos parlamentarios de izquierda (PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos) y Ciudadanos se han reunido este jueves para leer en conjunto una declaración sobre el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, al no haberse llegado a un acuerdo para una declaración institucional entre todos los grupos. Sin embargo, PP y Vox no han participado al suceso.

El Secretario general del Grupo Socialista, Rafael Simancas, ha salido en defensa del presidente del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, ante las críticas recibidas por su inminente encuentro con el presidente de la Generalitat, Quim Torra: "el PSOE trata de involucrar a todos los actores políticos en la gobernabilidad". Además, ha llamado a la "responsabilidad" al resto de formaciones, insistiendo en que "a todos nos importa que haya gobierno cuanto antes".

Más Madrid ha propuesto a los partidos que componen la coalición de Gobierno en el Ayuntamiento de Madrid, Cs y PP, un pacto que permita salir adelante el proyecto de presupuestos de 2020 sin que haya que contar con VOX. A cambio, la formación de izquierdas propone una oferta de "mínimos", en la que va a estar incluida la ampliación de Madrid Central, en aumentar en un 45% los servicios de atención y acogida a víctimas de violencia machista y sus hijos, que no realicen más vertidos en Valdemingómez y el lanzamiento de la línea M-35 para autobuses, para que el Gobierno municipal de PP y Cs no dependa de Vox.

La concejala socialista en el ayuntamiento de Madrid, Maite Pacheco, explica que es necesario el consenso de todos los grupos políticos y VOX no está dispuesto a hablar de violencia de género. El PSOE no va a apoyar el Pacto Municipal contra la Violencia de Género del Gobierno del PP y Cs, excepto que aumenten el presupuesto para luchar contra la violencia machista.

Este jueves tuvo lugar el último debate de la campaña 10-N, protagonizado solo por mujeres y emitido por La Sexta. María Jesús Montero (PSOE), Ana Pastor (PP), Inés Arrimadas (Cs), Irene Montero (UP) y Rocío Monasterio (Vox) han participado en este encuentro apenas un día antes del cierre de la campaña. La dirigente y ministra socialista, consiguió mantener el temple frente a los ataques recurrentes de las representantes del resto de formaciones, las tres derechas y Podemos. Las declaraciones de la portavoz de Vox, Rocío Monasterio, demonizando inmigrantes, homosexuales, menores, mujeres que "se inventan las denuncias de falso maltrato o agresión"... dieron una idea muy exacta de lo que amparan los dos partidos de la derecha, PP y Cs, que lejos de poner un cordón sanitario a la extrema derecha, lo han hecho contra el PSOE. Por su parte, la podemita Irene Montero, digna alumna de su jefe y marido, como siempre, con su carta a los Reyes Magos. En el debate se palpó la diferencia entre las dos Montero, que representan a la izquierda; la joven e inexperta, que se lee las "solapas del libro y copia dos o tres ideas efecto..." y la otra, la ministra de Hacienda, la que escribe los libros, pone en marcha las medidas y sabe lo que cuesta hacer avanzar la economía de un país, sin dejar a las clases trabajadoras atrás, sino poniéndolas por delante.

El debate en las anteriores elecciones generales cambió la intención de voto en un 7 %. En este, en el mejor de los casos, lo mismo. Espectáculo aparte este tampoco ha añadido mucho. Los convencidos al suyo sin duda, solo el dudoso habrá apreciado los matices y le hará pensar antes de votar. El resultado posible sigue siendo una gran incógnita. Es reiterativo que los electores deciden en el último momento su voto. En la última encuesta del CIS un 67,3% tiene seguro que irá a votar el día 10; de ellos sólo un 66,6% tiene decidido su voto, hay un alto porcentaje que no sabe si irá a votar y, en su caso, a quién. Todas las encuestas marcan una tendencia parecida. En todo caso, en estos momentos, las encuestas no dejan de ser potenciales intencionalidades. Queda la prueba del algodón y en unos días tendrán que ser millones de votantes los que corroboren, o no, lo dicho por unos millares de encuestados. No podemos vivir en estado de elección permanente y este viaje es el que tenemos para encontrar camino y no puede desaprovecharse.