lahoradigital.com
Edición testing    13 de julio de 2020

crisis sanitaria mundial

El país norteamericano ha registrado una nueva cifra récord con más de 65.500 casos en 24 horas según datos de la Universidad Johns Hopkins. Pese a que Estados Unidos es el país más afectado del mundo por la pandemia, con 3,1 millones de contagios, el presidente Donald Trump continúa con su política negacionista de la gravedad de la situación sanitaria. A través de sus redes sociales ha asegurado que las cifras son tan elevadas porque su país es el que más test ha realizado.

El cuarto análisis desde el inicio de la pandemia al que se ha sometido el presidente de Brasil ha dado positivo. Tras presentar síntomas durante todo el fin de semana, Bolsonaro acudía al Hospital de las Fuerzas Armadas de Brasil, donde se realizó una radiografía pulmonar y una prueba para detectar el coronavirus. En una entrevista concedida a la televisión estatal y a CNN Brasil ha informado de los resultados y ha declarado que pese a haber dado positivo se encuentra bien.

Jair Bolsonaro acudía al Hospital de las Fuerzas Armadas de Brasil tras presentar algunos síntomas propios de la Covid-19 durante el fin de semana. Allí se realizaba su cuarta prueba desde que comenzó la crisis sanitaria, y una radiografía pulmonar. Fuentes oficiales han informado de que el presidente obtendrá los resultados a lo largo del día de hoy.

El número de casos positivos en todo el mundo ha alcanzado los 11.457.993, según los últimos datos de la Universidad Johns Hopkins. Una cifra que no ha parado de crecer debido al repunte de positivos en países como Estados Unidos e India, donde la curva de contagios aún no ha alcanzado su máximo. Por su parte, en China y en Europa, donde la crisis sanitaria se creía controlada, continúan detectándose nuevos rebrotes que alertan de una posible segunda oleada.

El país norteamericano se ha hecho con casi todas las existencias de remdesivir, el primer fármaco aprobado por las autoridades sanitarias de Estados Unidos y Europa como tratamiento contra el coronavirus. En los próximos tres meses ningún otro país podrá acceder al tratamiento creado por la farmacéutica Gilead. La comunidad internacional teme que la decisión de la administración Trump vuelva a repetirse cuando se descubra una vacuna.

Así lo manifiesta la presidenta de la subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, María Arena, que ha hablado en una entrevista realizada a través de Facebook de la gestión que la Unión Europea ha realizado sobre la pandemia por Covid-19. La crisis sanitaria ha puesto a prueba algunos de los principios fundamentales de la UE, y Arena considera que pese a la situación deben, ante todo, respetarse.

A partir de mañana 1 de julio, la Unión Europea levantará las restricciones a la entrada de viajeros al espacio Schengen de 15 países del resto del mundo. En el listado están China, Japón o Canadá, pero no Estados Unidos o Brasil. Las decisiones son exclusivamente sanitarias y ahora, el Consejo de la UE espera recibir el visto bueno de los veintisiete Estados miembro para publicar el listado definitivo de países. Croacia, que ejerce la Presidencia del Consejo hasta finales de mes, ha dado de plazo hasta mediodía de hoy para presentar el apoyo al procedimiento escrito. El listado podrá ser modificado cada dos semanas para incluir nuevos países o excluir aquellos cuya situación se vea agravada.

Tras tres meses de retraso a causa de la Covid-19, este domingo se ha celebrado la segunda vuelta de las elecciones municipales francesas. Se decidían los gobiernos de casi 5.000 ayuntamientos. Una votación celebrada en medio de la pandemia que ha registrado un 59 por ciento de abstención, alcanzando una cifra récord. La izquierda, con Anne Hidalgo a la cabeza, mantiene París, y Los Verdes han celebrado unos resultados históricos tras ganar en Grenoble, Lyon, Estrasburgo, Tours y Besazón.

Los países miembros del Espacio Schengen han levantado las restricciones de desplazamiento y han suprimido la cuarentena obligatoria para los turistas. La necesidad de reactivar la economía ha llevado a los Estados de la Unión Europea (UE) a asumir ciertos riesgos frente a la posibilidad de una segunda oleada de contagios. El continente acumula un total de 2.549.584 casos positivos y roza las 200.000 muertes.

En medio de la crisis sanitaria provocada por la Covid-19, ACNUR ha publicado su informe anual de Tendencias Globales revelando que el 1 por cierto de la humanidad es desplazada. Unas cifras que desde 2010 se han duplicado, alcanzando un máximo histórico.

Los nuevos casos se han detectado en un matadero del grupo Toennis, localizado en la ciudad de Gütersloh, al oeste del país. Con esta son ya tres las empresas alemanas dedicadas a la industria cárnica afectadas por un brote de coronavirus. La cifra de contagios en Alemania alcanza los 188.604 casos positivos según datos de la Universidad Johns Hopkins.

A partir del 21 de junio, España reabre sus fronteras con los países del espacio Schengen y Reino Unido. Salvo Portugal, que tendrá que esperar hasta el 1 de julio, el resto de los ciudadanos europeos serán recibidos con la esperanza de reactivar el sector turístico. El Gobierno está analizando la situación de cada país y pretende establecer las medidas necesarias para evitar la importación de nuevos contagios.

El Senado de Brasil ha aprobado una proposición de ley que permite la reducción de los salarios y de la jornada laboral mientras dure la crisis sanitaria. Con 75 votos a favor y ninguno en contra, el Gobierno pretende poner en marcha esta medida que considera fundamental para hacer frente a la crisis económica derivada de la pandemia por Covid-19.

La OMS advierte de que la propagación del coronavirus en África empieza a acelerarse. África acumula ya un total de 254.214 personas contagiadas. En las últimas horas se detectaba un pico de casi ocho mil nuevos casos positivos. La cifra de muertes asciende a los 6.793, con 200 nuevas defunciones registradas. El continente africano es el menos afectado del mundo. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que la propagación de la Covid-19 en África empieza a acelerarse.

La Organización Mundial de las Naciones Unidas ha alertado de una posible gran crisis psicológica provocada por la pandemia. La ONU anima a los países a tomar medidas. Naciones Unidas solicita los países aumentar su inversión en salud mental ya que las consecuencias provocadas por el coronavirus sigan a largo plazo.