lahoradigital.com
Edición testing    8 de agosto de 2020

coronavirus

Durante la rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, defendió la seguridad de viajar a España tras las recomendaciones de varios países europeos de no hacerlo por no ser un destino seguro. Sin embargo, la ministra de Hacienda sostuvo que nuestros visitantes conocen más que de sobra que "una de nuestras principales fortalezas es la calidad de nuestro sistema sanitario público" y que, además, el Plan de Respuesta Temprana ante el Covid-19 "está funcionando".

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, volvió a hacer gala este lunes de su criterio experto en la materia, espetando a los países que han recomendado no viajar a España, incluso con una situación epidemiológica más acusada que la nuestra, que no pasa nada por aconsejar esto, ya que "es un problema que nos quitan".

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez estuvo este lunes en informativos Telecinco donde contestó a las cuestiones de la actualidad como la decisión de Boris Johnson de imponer una cuarentena a los turistas que lleguen a nuestro país, las ayudas europeas aprobadas o la situación de los rebrotes del coronavirus. El jefe del Ejecutivo defendió al sector turístico español y lamentó la desconfianza de algunos países europeos. Sánchez reconoció que la decisión del Reino Unido va a suponer un duro golpe para el sector turístico de nuestro país, pero aseguró que se trabaja de forma activa para "hacer recapacitar" a las autoridades británicas ya que el sector turístico de España ha sido y es un gran ejemplo de responsabilidad. Se mostró estusiasmado sobre las ayudas europeas que llegarán a España en los próximos años y explicó en qué se va a invertir. Además, lanzó un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía ya que la situación epidemiológica de gran parte de las Autonomías está controlada y la cifra de contagios es mucho menor que la media en Europa.

El coronavirus no se ha ido, ni mucho menos. Mientras que en el ámbito internacional la pandemia suma más de 200.000 casos nuevos, rozando los 650.000 muertos y más de 16 millones de contagios, en nuestro país no dejan de florecer nuevos brotes que apuntan hacia una segunda ola del Covid-19 ante la desesperación de las comunidades más azotadas, como es el caso de Cataluña, donde el propio Quim Torra ha reconocido que la situación es "crítica", o Aragón, donde desde este martes se ha preparado una sala multiusos en Zaragoza para acoger a un centenar de personas que tengan que pasar la cuarentena.

Los esfuerzos de la ministra de Exteriores española Arancha González Laya con su homónimo de Reino Unido, parecen a punto de dar sus resultados para conseguir sacar a Canarias y Baleares de la cuarentena turística. La decisión del premier Boris Jonhson, de imponer la cuarentena de los vuelos a España, incluidas las islas, sin previo aviso, ha sentado muy mal a los tour operator que ya tenían desplazados a España a millones de turistas británicos. La ministra de Exteriores ha declarado que sigue debatiendo con el gobierno británico, mientras la directora nacional de turismo británica reconoce que las islas tienen menos rebrotes que el propio UK. La presidenta de Baleares, Francina Armengol ha asegurado que los turistas se encuentran más seguros en las islas que en el propio Reino Unido.

La decisión de las autoridades del Reino Unido de obligar a los turistas que vengan a España a realizar una cuarentena tras su paso por nuestro país ha sido un mazazo para el sector turístico. Esta situación se basa en los importantes rebrotes de la Covid-19 en la práctica totalidad de nuestras comunidades y hará que durante estos meses uno de los principales mercados emisores de turistas caiga en picado. La ministra de exteriores, Arancha González Laya trata estos días de que se levante esa cuarentena a Canarias y Baleares, lugares turísticos por excelencia de los británicos, donde en estos momentos la situación epidemiológica está totalmente controlada.

Tal y como anunció este viernes el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, se prohibe abrir al público discotecas, salas de baile y salas de fiestas para "frenar la transmisión del Covid-19", en el marco del Plan de Protección Civil de Cataluña (Procicat). Por otro lado, también se han suspendido actividades musicales y el cierre a las 24 horas de salones de juego, casinos y salas de bingo.

Sanidad afirma que podemos estar ante una nueva oleada de contagios por Covid-19, ya que, con un total de 270.160 casos registrados, España se enfrenta de nuevo a una situación que esta afectando a nivel nacional, por lo que este viernes, en varias zonas del país encontramos nuevas medidas restrictivas después de los alarmantes datos de ayer en los que se registran casi 1000 neuvos casos más en menos de 24 horas, unas cifras cercanas a las vistas durante las últimas semanas del Estado de Alarma.

Pedro Sánchez ha luchado a fondo en la cumbre de la EUCO y ha tenido éxito. Con él, los presidentes Conte, de Italia, Costa, de Portugal y Macron, de Francia. Eso si, apoyados por la todapoderosa Alemania con Angela Merkel como maestra de ceremonias, esta vez si, Europa ha dado ejemplo poniendo por delante la solidaridad como uno de los grandes valores europeos. Los grandes tenían claro que Europa, en esta desastrosa situación de pandemia mundial, o era solidaria, generosa y valiente en las ayudas, o se hundía. Frente al nuevo orden mundial que ha adquirido el panorama con las grandes potencias en el eje central con China, Rusia y Estados Unidos. Tras cinco días de interminables y durísimas reuniones multilaterales, al fin el Consejo Europeo ha aprobado la concesión de 750.000 millones para la reconstrución frente al Covid19, de los cuales 140.000 corresponden a España, la mitad más o menos en créditos y la otra mitad en ayuda directa (no reembolsable). Todo un éxito para el Presidente Charles Michel, y sobre todo para el Presidente español, Pedro Sánchez. Veremos cómo se lo toma el jefe de la oposición, Pablo Casado, que ha hecho todo lo posible para que Sánchez, y por ende, España sacase malos resultados en esta cumbre.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha concedido la primera entrevista tras la finalización del Estado de Alarma al periódico La Vanguardia. El jefe del Ejecutivo habla de la estrategia de la derecha, que cree que “ha fracasado” y considera que este posicionamiento político proviene de que el PP aún no “ha asimilado la pérdida del poder ni en 2018 ni en la doble derrota electoral del 2018”. Sobre la crisis que ha tenido que gestionar, reconoce que ahora sabemos que Europa “llego tarde” a la crisis sanitaria y sitúa el peor momento de estos tres meses cuando se llegó al pico de la pandemia, con miles de enfermos y fallecidos. Pero también saca las cosas positivas, como la colaboración con las Comunidades Autónomas y el diálogo continuo con los presidentes regionales.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha advertido este martes ante los brotes que se dieron a conocer a comienzos de semana en Galicia y en Aragón que, llegados al caso de que fuesen a más, el Gobierno se plantearía "decretar la alarma en una parte del territorio, si no en todo". Por otro lado, ha lamentado el "dislate" del secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, empeñado en convertir en "un nuevo 8 de marzo" las medidas tomadas en el aeropuerto de Barajas, pese a que el propio ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y el titular de Sanidad, Salvador Illa, adelantaron el pasado fin de semana desde las instalaciones de la capital las distintas fases de prevención ante posibles casos, de las más estrictas no solo de Europa, sino del mundo.

El modelo desarrollado por ISGlobal muestra que el desconfinamiento debe ser gradual y que el comportamiento individual es un factor clave para evitar rebrotes. Nuestro mejor seguro de vida es sencillo y barato: mascarilla, distancia social y lavado de manos con geles hidroalcohólicos

El comportamiento humano puede marcar la diferencias en la prevención de una segunda ola de infecciones por Covid-19. El distanciamiento social y otras intervenciones, como el uso de mascarillas, la higiene de manos y otros factores higiénicos podría, según ISGlobal, eliminar la necesidad de futuros confinamientos.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha puesto fin a las comparecencias públicas semanales en televisión con una última declaración institucional que se produce a pocas horas de que España abandone el Estado de Alarma que ha limitado la movilidad y otros derechos de los ciudadanos para hacer frente a la peor pandemia sanitaria de los últimos 100 años. Por el camino han quedado más de 28.000 víctimas mortales, a las que se rendirá tributo el 16 de julio; más de 250.000 infectados por el SARS-Cov2; una economía paralizada; y momentos muy duros. Ahora, es el turno de la recuperación económica, de la reactivación, para lo que el dirigente socialista ha vuelto a pedir unidad a todas las fuerzas políticas, “lo útil es unir fuerzas y propósitos; lo eficaz y lo que tiene sentido en estas horas tan críticas es cooperar”, ha afirmado. Y ha recordado que “la unidad ha evitado contagios, la unidad ha salvado miles y miles de vidas. La unidad puede y debe salvar empresas, puede y debe salvar empleos. También para eso nos necesitamos todos y todas”.

La Dexametasona es un medicamento barato y de fácil acceso que se utiliza como tratamiento a base de esteroides y que podría ser, según los investigadores, un gran avance contra el coronavirus. El uso de este tipo de fármacos se desechó al principio de la pandemia por la OMS, que reconoce ahora los beneficios del mismo.

La Junta de Castilla y León ha detectado dos nuevos brotes de Covid-19 en dos centros residenciales de Valladolid. Se han confirmado cinco y 11 casos en cada uno. Además, hay un nuevo contagio de coronavirus en el Hospital Río Hortega. A pesar de estas informaciones la consejera de Sanidad de la comunidad asegura que está controlado.

España ha realizado más tres millones de pruebas PCR para detectar el coronavirus desde que comenzó la epidemia por COVID19. Hay que recordar que estas pruebas son las más fiables para diagnosticar la enfermedad. Concretamente, las Comunidades Autónomas han notificado al Ministerio de Sanidad que, hasta el 11 de junio, han llevado a cabo un total de 3.061.738 pruebas diagnósticas PCR. La realización de pruebas a todas las personas con sospechas de la enfermedad es una prioridad en esta fase de desescalada para localizar posibles rebrotes y controlarlos y aislarnos en el menor tiempo posible.