lahoradigital.com
Edición testing    22 de septiembre de 2020

Congreso de los Diputados

Una semana más, la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados se ha convertido en un ‘control de reproches’, especialmente por parte de los partidos de la oposición. Pablo Casado, ha preguntado al presidente por unos hipotéticos recortes que deberá hacer el Ejecutivo en el fututo, y el Presidente socialista se ha mostrado contundente al recordar al PP la ‘operación Kitchen’ y les ha acusado de “tapar un delito con otro”. En el rifirrafe político de este miércoles la oposición ha vuelto a sacar a ETA, la corrupción, la gestión de la pandemia, la renovación de los órganos judiciales… en definitiva la ristra de acusaciones ya conocida.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha confirmado que su departamento está trabajando en un nuevo Real Decreto que incluya medidas para que los municipios aumenten sus recursos económicos para hacer frente a la crisis del coronavirus y tengan más margen presupuestario. Tras la no convalidación sobre los remanentes de tesorería de los entes locales, el Ejecutivo de Pedro Sánchez propone ahora una alternativa, aunque lamenta que la oposición haya bloqueado un sistema que venía a solucionar un problema estructural provocado por la Ley de Estabilidad Presupuestaria aprobada por el Partido Popular. Ahora, el Gobierno abrirá un proceso de negociación con los partidos de la oposición para garantizarse los apoyos necesarios. Si la medida sale adelante, supondrá una inyección de unos 3.000 millones de euros para los municipios y también mejorará las condiciones de financiación de aquellos ayuntamientos que peor situación económica tienen. El objetivo, según Montero, es no dejar a nadie atrás en la actual crisis provocada por la Covid-19.

El Congreso de los Diputados derogó el Real Decreto Ley de medidas financiaras aplicables a las Entidades Locales por el que el Ejecutivo de Pedro Sánchez había ideado un sistema legal para que los ayuntamientos pudieran utilizar sus remanentes de tesorería, unos 3.000 millones de euros, así como un fondo adicional del gobierno de 5.000 millones para hacer frente a las necesidades más urgentes ocasionadas por el coronavirus. En estos momentos, esas cantidades no se pueden tocar ya que lo impide la Ley de Estabilidad Presupuestaria de Cristóbal Montoro y el artículo 135 de la Constitución. La votación en contra del mismo de todos los grupos de la cámara, dejaron solos al PSOE y a Unidas Podemos. La ministra de Hacienda María Jesús Montero, lamentó que se utilice a los ayuntamientos como “estrategia de confrontación con el Gobierno” y llama a los grupos de la oposición a que planteen “una solución viable para que las entidades locales puedan tener recursos adicionales para defender los intereses de sus ciudadanos”.

El Congreso de los Diputados ha vivido este miércoles la primera sesión de control al Gobierno del curso parlamentario en el que el líder de la oposición, Pablo Casado, ha preguntado al presidente si el Gobierno ha derrotado al virus, cuestión que ha servido al dirigente popular para criticar una vez más la gestión que ha tenido el Ejecutivo frente a la pandemia. También para ratificar el bloqueo de su partido a la renovación de los órganos constitucionales ya que considera que el PSOE busca su “rendición incondicional” para seguir gobernando “impunemente”. Por su parte, el presidente del Gobierno ha vuelto a insistir en la unidad pero, ha lamentado que “el PP ha decidido no hacer nada, ni arrimar el hombro, ni ayudas a la sociedad española”. Además, les ha acusado de “no cumplir la Constitución” por su negativa a renovar las instituciones.

La Diputación Permanente debate este martes las solicitudes de comparecencia del presidente del Gobierno, del vicepresidente segundo en un Pleno extraordinario para tratar temas en relación a la crisis sanitaria del Covid-19 y también a la presunta financiación irregular de Podemos. También se pide la comparecencia urgente de los ministros de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya; de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá; de Sanidad, Salvador Illa; de Hacienda, Mª Jesús Montero; y de Educación y Formación Profesional, Isabel Celáa.

VOX ha pasado olímpicamente, en el Pleno de hoy, del debate propiciado por la comparecencia de Pedro Sánchez sobre las Ayudas de los Fondos Europeos para la recuperación. Y buscando protagonismo, anuncia que presentará en septiembre una Moción de Censura, en teoría, al Presidente Pedro Sánchez y el gobierno de coalición.

Tensa mañana en el Congreso de los Diputados, donde el portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya, Gabriel Rufián, ha tirado de ironía a la hora de referirse a la moción de censura propuesta por Vox para el mes de septiembre. Por otro lado, ha considerado que Pedro Sánchez intentará convencer a Ciudadanos para aprobar los Presupuestos Generales del Estado, por lo que ha pedido a Unidas Podemos que "se rebele".

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha detallado en el Congreso de los Diputados el histórico acuerdo para aprobar el Fondo de Reconstrucción europeo para hacer frente a la crisis económica. El jefe del Ejecutivo ha puesto en valor el “plan Marshall” que supone este hito en el seno del club comunitario y ha afirmado que el futuro está alineado “con la agenda del país” que hará que “no cambie las prioridades” del Gobierno de coalición. Además, ha afirmado que España ha tenido que ver mucho con este acuerdo ya que fue el primer país “que planteó abiertamente planteó transferencias directas” a los países más afectados. Tras el acuerdo, Sánchez ha vuelto a llamar a los partidos en el Congreso al consenso “si España quiere, puede” para acordar cómo y de qué manera se invertirán los 140.000 millones de euros que le corresponden a España. Ha reconocido que la recuperación económica “acaba de comenzar tras meses difíciles” y ha dicho que estamos ante “una enorme oportunidad” para retomar la senda del crecimiento.

La iniciativa del grupo parlamentario insta al Gobierno a dotar de mayores recursos a los servicios sociales de las Comunidades Autónomas durante los periodos de recolección en el campo. Piden que se cuente con alojamientos dignos para los temporeros y temporeras, que se dote de mayores recursos a las zonas donde trabajan y se eviten así situaciones de exclusión social. La pandemia del coronavirus ha puesto de manifiesto las duras y casi inhumanas condiciones en las que se trabaja en este sector, capitalizado en su mayoría por inmigrantes, que están sometidos a condiciones higiénicas inapropiadas lo que ha llevado a sufrir rebrotes importantes de la enfermedad.

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet firmó este miércoles una resolución en la que ordena la repetición de la votación del dictamen sobre Recuperación Económica que salió de la Comisión de Recuperación. El motivo fue la anulación de un voto de una diputada de Unidas Podemos que pidió el voto telemático, pero que finalmente votó de forma presencial en la cámara. Dicha anulación llevó al empate en la votación a 168 y a la obligación de repetirla.

El Congreso de los Diputados ha debatido y votado en pleno las propuestas de resolución de la Comisión de Reconstrucción. En total se sometieron a votación 290 propuestas divididas en cuatro áreas: Sanidad y Salud Pública (70 propuestas); Reactivación Económica (140); Unión Europea (60) y Políticas Sociales (20). Los El Ejecutivo ha utilizado la ‘geometría variable’ para buscar el apoyo de unos y otros grupos parlamentarios, incluido el PP, en los dictámenes de las cuatro áreas de trabajo. Sin embargo, ha perdido la votación del área de Políticas Sociales ya que no consiguió convencer a Ciudadanos que pedía igual trato para la educación concertada que para la pública. El PSOE tampoco ha querido acordar con Bildu una enmienda sobre pensiones a cambio de su apoyo. Pero el balance final de la Comisión puede calificarse como positivo ante el amplio respaldo de 270 de las 290 medidas planteadas.

Pedro Sánchez ha tenido este miércoles una de sus sesiones de control al Gobierno más plácidas que se le recuerdan. Tras el éxito de las negociaciones europeas en las que nuestro país ha tenido un papel fundamental, el presidente del Gobierno ha llegado al parlamento arropado en aplausos por la bancada del grupo socialista. El dirigente socialista no ha desaprovechado la oportunidad de poner en valor “un acuerdo histórico” y de afear al líder de la oposición, Pablo Casado “que no arrimara el hombro durante las negociaciones en Bruselas”. Mientras, el líder del Partido Popular solo ha podido encajar el golpe y ensalzar el papel de su partido en Europa, liderado por Angela Merkel. Lo que no ha podido explicar Casado es su estrategia política tan diferente a su familia política en Bruselas.

Este martes 21 de julio el Pleno del Congreso debate y somete a votación el dictamen de la Comisión de Reconstrucción Social y Económica que es el resultado de cuatro meses de trabajo dividido en cuatro grupos de trabajo por donde pasaron más de 125 comparecientes para proponer medidas en Sanidad y Salud Pública, Reactivación Económica, Políticas Sociales y Sistema de Cuidados y Unión Europea. Este fin de semana, representantes del PSOE y del PP aún se intercambiaban propuestas para cerrar acuerdos en Sanidad y en políticas europeas. En políticas sociales y economía el acuerdo ya está descartado desde hace semanas.

La crispación y la bronca de ultras y cayetanos no han impedido ni los numerosos acuerdos alcanzados por el gobierno en ejercicio del diálogo con otros partidos, durante estos duros meses de pandemia, ni los procesos participativos de deliberación y consulta que se vienen desarrollando.

Con frecuencia se recurre a la Transición española del 78. Se la considera como una conjunción de fuerzas políticas, de muy distinto signo, donde comunistas y franquistas, pasando por socialistas y gente liberal de centro, consiguieron unirse, tras la muerte de Franco y dar paso a una nueva Constitución y a un periodo democrático que ya dura más de cuarenta años. Fue un momento histórico y único en nuestro país. Entonces veníamos de cuarenta años de dictadura franquista, y lo conseguimos. Ahora el presidente socialista Pedro Sánchez, quiere volver a llamar a la unidad de todos los grupos políticos para reconstruir la economía y la sociedad tras la devastación de la pandemia del coronavirus ¿serán capaces PP y Vox de estar a la altura de las circunstancias y arrimar el hombro?.