lahoradigital.com
Edición testing    18 de septiembre de 2020

Concha Minguela

Pedro Sánchez ha luchado a fondo en la cumbre de la EUCO y ha tenido éxito. Con él, los presidentes Conte, de Italia, Costa, de Portugal y Macron, de Francia. Eso si, apoyados por la todapoderosa Alemania con Angela Merkel como maestra de ceremonias, esta vez si, Europa ha dado ejemplo poniendo por delante la solidaridad como uno de los grandes valores europeos. Los grandes tenían claro que Europa, en esta desastrosa situación de pandemia mundial, o era solidaria, generosa y valiente en las ayudas, o se hundía. Frente al nuevo orden mundial que ha adquirido el panorama con las grandes potencias en el eje central con China, Rusia y Estados Unidos. Tras cinco días de interminables y durísimas reuniones multilaterales, al fin el Consejo Europeo ha aprobado la concesión de 750.000 millones para la reconstrución frente al Covid19, de los cuales 140.000 corresponden a España, la mitad más o menos en créditos y la otra mitad en ayuda directa (no reembolsable). Todo un éxito para el Presidente Charles Michel, y sobre todo para el Presidente español, Pedro Sánchez. Veremos cómo se lo toma el jefe de la oposición, Pablo Casado, que ha hecho todo lo posible para que Sánchez, y por ende, España sacase malos resultados en esta cumbre.

Ya se han cansado de estar en sus amplios pisos del barrio rico de Madrid. Ya se han hartado de que sólo sus banderas nacionales -algunas con el aguilucho fascista y crespón negro- luzcan en sus balcones-. De que su himno nacional y sus caceroladas se oigan menos que los aplausos a los sanitarios, auténticos héroes de esta pandemia. Ya se han cansado de ver y escuchar a todas horas lo que el Gobierno de España está haciendo por salvar nuestras vidas. Ya les empieza a inquietar que se esté pensado en todos, incluidos los pobres, desasistidos y vulnerables, para repartir “dividendos” y salir unidos de esta catástrofe sin precedentes. Ustedes al lado de los pobres, ni a misa. Les molesta que se esté legislando por vía de urgencia para humanizar las residencias, que ustedes o sus parientes de renombre, explotan en rimbombantes Consejos de Administración de empresas que se lucran de la indefensión de nuestros abuelos. Muy cristiano esto, por cierto, no es. Ya no pueden soportar más que de esta crisis estemos saliendo todos unidos. Se alinean a la irresponsabilidad perniciosa y zafia de sus líderes, Ayuso, Casado, Abascal, Ortega Smith…¡Salen a la calle a pedir libertad!. Su gesto insolidario puede suponer nuestras muertes.

Los datos falsos, por mas que se repitan no se convierten en ciertos. Pero las mentiras, si se pueden volver contra quien las utiliza con ánimo de confundir y falsear la realidad. La tan cacareada frase de Pablo Casado y de Santiago Abascal de que España es el país con más muertos por coronavirus, y por ende, el culpable de los muertos no es el Covid-19 como sucede en todos los países, sino Pedro Sánchez y su Gobierno, sobre cuyos hombros colocan las víctimas, siempre ha sido falsa, además de zafia e irresponsable, y siempre ha sido desmentida por los datos. Y sobre todo por los ranking mundiales que se publican en toda la prensa europea, salvo en la caverna mediática de la derecha española, tan aficionada a mentir incluso saltándose todos los códigos deontológicos profesionales. Pues si, algo se estará haciendo bien en España cuando somos el segundo paíss con mayor índice de recuperados del mundo occidental, y el que más rápidamente respondió a la crisis a pesar de los 85 millones de visitantes y del mayor tránsito europeo. Pero en algo sí es España el primero en el ranking, en ser el único país, donde la oposición en lugar de unirse y luchar contra el Covid-19, lucha contra el Gobierno.

La contribución del PP de Casado a combatir la pandemia, además del teatrillo y las fotos falsas, los crespones y corbatas negras, en realidad es nula, pero tiene dos vectores de interés político. Por un lado desgastar al Gobierno a base de repetir y repetir, con doble tono acusatorio, que España es el país con mas muertos por Covid-16, lo cual es radicalmente falso como así lo avalan los datos, está a la par que Francia, por debajo de Italia, de Reino Unido, incluso Bélgica y por supuesto muy por detrás que los Estados Unidos. Y por el otro, sacar músculo de la "maravillosa gestión" que la presidenta Isabel Ayuso, del PP, ha hecho y está haciendo de la Salud Pública madrileña. También los datos le desmienten rotundamente.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso está resultando incontenible en cuanto a propaganda y banalización sobre la peor catástrofe sanitaria que vive España, Europa y el drama que vive el mundo entero. Sus ansias de figurar, sus poses de starlet, ni siquiera le impiden saltarse las normas de seguridad exigidas por Real Decreto Ley a todos los españoles con tanto sacrificio, como así lo ha demostrado en el multitudinario jolgorio que ha organizado, este 1 de Mayo, en el IFEMA. Ha pasado de posar con los féretros en el Palacio de Hielo, de llorar con falsas lágrimas negras y negar los aplausos y las alegrías en los hospitales cada vez que daban un alta, a ponerse al frente de una multitud, convocada por ella misma, bien juntitos, todo su séquito e invitados, y hasta ponerse detrás de la barra de un food-truck a repartir bocatas a mano limpia (es decir mucha gente sin guantes). A ello le precede la queja permanente hacia todo lo que hace el Gobierno. Todo está mal. Ayuso no matiza. ¿Qué está mal?. Todo. Se lo pone fácil a si misma. "No a todo", que diría la "inclita" Teresa Saíz, la transfuga ignorante del Tamayazo cuando le preguntaban sobre su huida de la Asamblea para robarle la presidencia a Simancas: "A todo no". Y de la misma manera, la insustancial Ayuso, la que le llevaba el perrito a Aguirre, acusa a Sánchez de una cosa y la contraria. Se queja de que Sánchez no se reune con los presidentes, de que no les informa, pero es ella misma la que se escapa de las teleconferencias con todos los presidentes autonómicos porque tiene hora con los fotógrafos, bien para un posado en la misa de la Almudena, preparada con el ritmel corrido por las lágrimas de actriz de quinta, o bien porque llega tarde tras el posado con el avión. Este dos de Mayo, día de la Comunidad de Madrid, no extrañaría a nadie que se auto impusiera la medalla de Oro. ¿A qué señora Presidenta, al estado en el que mantenía su gobierno la inspección y gestión de las Residencias de Mayores?.

Ante una pregunta de La hora Digital y la respuesta perfectamente lógica y clara del general de la Guardia Civil (hablando siempre en el contexto de combatir bulos perniciosos) , la derecha y la ultra ya quieren montar otra vez crispación y un golpe de Estado pidiendo de nuevo un gobierno de salvación nacional. Es lo que piden todos los días, cualquier excusa les sirve.

Todo les vale para deteriorar al Gobierno y justificar que, en lugar de ayudar en la peor crisis de todos los tiempos, la derecha y la ultra derecha se dedican a crear y difundir excusas, bulos, y hasta a justificar un golpe de Estado. Abascal lleva desde el inicio de la pandemia pidiendo que el Gobierno de Sánchez dimita en pleno para crear un Gobierno de Salvación nacional, eso en román paladino tiene un nombre que recuerda mucho a aquel 23F con el ruido de los sables. Casado no sólo no arrima el hombro sino que día si y día también, amarga a la población poniendo el foco en los muertos, como si le fuera el cargo en ello, en lugar de ayudar a los vivos a seguir viviendo. Y ahora, ante una pregunta de La Hora Digital sobre un bulo grotesco y hasta grosero -difunde la derecha en redes que el Ejército nos va a fumigar desde aviones a las personas- el general de la Guardia Civil, Jose Manuel Santiago, con su pulcra transparencia y mejor intención contesta que es completamente falso y que : “Estamos trabajando para atajar todos los bulos por un lado y para minimizar, por otro lado, las criticas [originadas por esos bulos se sobreentiende perfectamente] a la gestión del Gobierno”.

Ahora nos preguntamos cómo un país demócratico como España ha llegado a tener una oposición que arrasa todo lo que toca, miente sin disimulo y hasta cuando los hechos y las realidades les deberían abochornar, siguen mintiendo. Nos preguntamos cómo hemos llegado a tener una oposición tan poco sensible y humanitaria, que en plena pandemia mundial y con miles de muertos encima de la mesa, explota las imágenes de morgue y tragedia, y le molestan las imágenes de ayuda y esperanza para los españoles. Muchos lo vimos venir cuando, en contra de lo que se hacía en Europa, los líderes del PP y de Ciudadanos, se abrazaron a la extrema derecha de Vox y le dieron entrada en las instituciones y en los gobiernos regionales. De aquellos polvos estos lodos.

Malas noticas para la derecha. Ya se ve luz al final del túnel. Con ello, se les esfuma un poco más la esperanza de aprovechar la pandemia para derrocar al Gobierno. Tal como afirman los expertos parece que llegamos al pico y que las drásticas medidas de confinamiento empiezan a dar sus resultados. Esta pandemia tardará meses, si no años, en ser encarrilada y normalizada en nuestras vidas. Pero después de esto ya nada será igual. Los occidentales habremos pasado nuestro bautismo de sangre y fuego (en África y Asia ya lo hacen desde siempre). Pero aquí, en concreto en España, la sangre la han puesto nuestros mayores. Ellos han recibido la artillería masiva de un virus que se ha ensañado en la Tercera Edad, las Residencias y que a la vez ha convertido en héroes, y también en afectados, a aquellos que les atienden y ofrecen una mano mientras mueren.

Mil ancianos han muerto en las residencias de mayores. Cuando el Ejército ha entrado se ha encontrado auténticos Tanatorios. Pero a ellos todo eso les da igual. Nunca aceptaron el resultado de las urnas. No aceptaron -tan patriotas ellos- que tenemos un Gobierno de la Nación a quien corresponde ahora tomar la iniciativa y salvarnos de la pandemia. También les da igual. Creen que España es suya y de su patrioterismo. No tienen ninguna consideración. Incluso, en este último pleno del Congreso, interminable, el presidente del Gobierno, el ministro de Sanidad y los grupos parlamentarios dejaron claro que en momentos de crisis, cuando lo que nos jugamos son vidas, se espera de los representantes políticos unidad, lealtad y responsabilidad. Que va. A ellos les resbala. Siguen crispando y expandiendo el odio que creen les da algún rédito político.

Desleales, insolidarios y cretinos no aportan nada del valor y la unidad que se necesita para ganar la guerra. Viajamos en un enorme transatlántico que lucha contra la tormenta más devastadora jamás vista desde hace casi un siglo. Y, como suele ocurrir, ya aparecen los grumetes cretinos que van disparando contra el capitán y la tripulación, creyendo que ellos llevarían mejor el timón. Se nos está quemando la casa común, con todos nosotros dentro, y ya aparecen por doquier los miserables que pretenden tumbar al Jefe de Bomberos y su equipo, con sus mini ridículas mangueras privadas echando agua por aquí y por allá, siempre a favor de si mismos.

Un virus llama a nuestras puertas y el Gobierno nos ha pedido que las cerremos a cal y canto. Nos encerremos en casa y sólo salgamos para buscar víveres y enseres de vital importancia. Resistencia y moral de victoria. Se trata de protegernos nosotros, proteger a los nuestros, a los enfermos crónicos y a las personas mayores. Se trata de no saturar la Sanidad Pública. Madrid se ha convertido en el principal foco de la pandemia. Y tenemos que hacerla frente con una Sanidad esquilmada en las anteriores legislaturas por líderes que hoy están enjuiciados por corromperse a costa de desmantelar el Servicio de Hospitales Públicos. Malaje del destino, que ha querido que el Covid-19 se haya cebado con Madrid y ya nos está saturando las UVI y sumando más de la mitad de los fallecidos nacionales de esta pandemia. Si el Gobierno y el mando único no les han dicho nada sobre su nefasta gestión que ha dejado sin camas, ni sanitarios necesarios a esta Comunidad, al menos, señora Ayuso, Casado, y compañía, tengan la decencia de callarse, arrimar el hombro, obedecer las instrucciones y ¡estar a la altura!.

Entrevista a Lorena Morales

La secretaria de Igualdad del PSOE-M concede una entrevista a La Hora Digital con motivo del especial ‘8 de marzo’, Día Internacional de la Mujer.

Lo primero ¡felicitar su cumpleaños a un resistente!. Y después aprovechar esta jornada para decirle al Presidente del Gobierno que ahora que, por fin, ha podido constituir un gobierno progresista frente a la jauría de la derecha, más que nunca los y las españolas y en especial los y las progresistas, necesitamos un líder capaz de impulsar un Ejecutivo preparado para hacer frente a los grandes desafíos que nos trae el futuro. Y también para hacer frente a la extrema derecha sin escrúpulos que avanza sin parar. Necesitamos líderes progresistas éticos porque los tiempos vienen muy tramposos.

La caza de Sánchez y de Ábalos es el objeto central de la oposición patriota que no aporta nada más que bronca y crispación

Casado, Cayetana, Teodoro, Arrimadas, Abascal, van de ridículo en ridículo hasta la derrota final. Por el bien del Partido Popular, no estaría nada mal que Nuñez Feijóo pierda la mayoría absoluta en Galicia este 5 de abril, para que alguien con algo de sentido de la política y responsabilidad de Estado tome las riendas de un PP que naufraga. Igea haría otro tanto si vence a Arrimadas. Abascal no tiene remedio. Más les valdría a los tres arrinconar la bronca y la crispación y olvidarse de las jaurías y la caza del hombre. Huelen a sangre pero no se dan cuenta de que es la suya. Tanto el ministro Ábalos como el Presidente Sánchez, son piezas mayores, demasiado grandes para su ridícula envergadura. Ni hay caso. Ni lo habrá.

ENTREVISTA A CRISTINA NARBONA PRESIDENTA DEL PSOE Y VICEPRESIDENTA DEL SENADO

"Para ser socialista hay que ser feminista", "No hay Economía sin Ecología", "La contaminación mata", son algunas de las frases favoritas de la Presidenta del Psoe y vicepresidenta del Senado, Cristina Narbona. Según ha explicado la socialista en una extensa entrevista a LaHoraDigital.com, la Cámara Baja se convertirá aún más si cabe en el epicentro de la cohesión territorial. También ha expresado que ve con entusiasmo la labor que en estas primeras semanas está llevando a cabo el gobierno socialista de coalición con Podemos. “Hemos hecho de la necesidad virtud” ha dicho. La política socialista en su doble vertiente de experta en Transición Ecológica y economista ha reconocido que uno de los retos de este gobierno es la "transformación de las energías fósiles en renovables". Con lo que no solo "se reducirán las enfermedades", "sino que además bajara de forma notable la factura del Estado". Y además "se creará riqueza y muchos puestos de trabajo en la producción de energías renovables". Narbona además, ha recordado como uno de los principales ejes fundamentales de este Gobierno, la Igualdad.