lahoradigital.com

Concha Minguela

A punto de acabar esta campaña electoral tan decisiva para la elección del tipo de Gobierno que queremos en España, y con apenas cuarenta y ocho horas para frenar el envalentonamiento del fascismo y la extrema derecha, he decidido escribir un artículo en el que quiero compartir mi experiencia en el partido en el que milito desde hace ya 32 años.

Ni un solo corresponsal extranjero entiende el extraño fenómeno que está sucediendo en España, donde la deslealtad con el Estado, el bloqueo y la irresponsabilidad política se banalizan mediáticamente y son utilizados como combustible altamente inflamable contra el pueblo, el orden público, y la desestabilidad territorial. Cuando Carles Puigdemont proclamó en 2017 la DUI, que inmediatamente desconvocó, Pedro Sánchez, entonces en la oposición y en las antípodas políticas de Rajoy, acudió a La Moncloa y se puso al lado del Presidente del Gobierno, incluso cuando privadamente le había dicho que personalmente “no estaba de acuerdo con la aplicación del art.155 en aquellas condiciones concretas”. De este modo demostró, cara al indepentismo catalán, al resto de España y a Europa, una Unidad con el Gobierno frente al desafío territorial.

¿Quien está detrás de Tsunami Democratic?. Los servicios de inteligencia del ministerio de Interior están investigando quien maneja los hilos de una plataforma, instalada en Instagram, que ya tiene más de doscientos setenta mil seguidores y que sigue una hoja de ruta, de guerrilla urbana, perfectamente diseñada, orquestada y distribuida a través de apps de móviles. Aplicaciones que cuestan mucho dinero, talento e inversión. TS mueve, como un comandante en jefe, a todo un ejército de miles de jóvenes anarquistas, que más allá de su ideología, están sirviendo como carne de cañón a las altas instancias del govern de Torra -brazo ejecutor a su vez del jefe Puigdemont-. En definitiva “el cerebro de Tsunami Democratic moviliza e inflama de rabia y fuego a los jóvenes catalanes para que sus Mossos les apaleen en las calles”.

Que no nos engañen los vendedores de humo. Los de “la banda de Sanchez”, los de “no sin mi sillón” "los del dictador Franco" y los trileros varios que alientan a no ir a votar. España ha avanzado mucho en derechos sociales y bienestar social, y todo este barullo para repetir elecciones no tiene más que un movil: el acuerdo entre las tres derechas y la pinza de Podemos, para dar una nueva oportunidad a la derecha. Sólo hay un Gobierno capaz de poner esto en orden, el ganador. Moderado, estable y progresista. El que respeta la territorialidad y a la vez la unidad de España. El que dijo “No al chantaje”; ”No a una investidura a cambio de un mal gobierno, inexperto e incapaz”, No gracias!. Sánchez ha dado una lección de firmeza y responsabilidad. Ojalá pronto se pueda cambiar la ley electoral y evitar este bloqueo irresponsable de las “otras fuerzas” que no quieren asumir los resultados de las urnas.

Vaya por delante mi admiración por las causas altruistas sean de Greenpeace, de SOS Mediterranée o del Proactiva Open Arms, o de cualquier otra ONG. Pero observando la deriva que está tomando el caso del Open Arms y analizando las declaraciones de su capitán, Oscar Camps, llega un momento que entran las dudas sobre si en este caso la ayuda es eficaz y además del rescate -lo cual es esencial- sirve también para solucionar el problema migratorio y de salvamento presente y futuro a gran escala o más bien se consigue el efecto contrario...

Hace falta enfriarse y distanciarse. Un buen líder tiene la obligación de dejar la química personal en casa y negociar sólo desde el pragmatismo. Especialmente cuando el oponente tiene poco que perder y está dispuesto a jugárselo todo a una carta. Los hiper liderazgos complican las negociaciones mientras los necios afilan los cuchillos. Hubo un tiempo en que la política y sus líderes se conjuraron contra un invencible Felipe González y el PSOE. Un grupo de periodistas ilustres, socios y directores de sus propios medios, decidieron que había que torcer el pulso a la democracia. Y entonces apareció el "sindicato del crimen", hoy vigente aún...

Una oleada de falta de sentido de la democracia y ausencia de responsabilidad de Estado, empaña la sociedad española, bloquea el Estado sine die y está a punto de romper los nervios a los que han votado para que haya un gobierno progresista en España. La desconfianza, basada en hechos y actos reales, se ha instalado en el seno dirigente del Psoe y de Pedro Sanchez con respecto a Pablo Iglesias. Iglesias y Rivera, Rivera e Iglesias. ¿Quo Vadis?.

Un poco de temple señor Rivera. Si usted consiguiera quitarse la venda de “inseguridad y ambición" entrecruzadas y al alimón, que lleva encima, se daría cuenta de que los resultados electorales de este 26 de mayo le dan a su partido una excelente oportunidad de sacar gran rendimiento. Pero sobre todo, de usted depende o no, el reconocimiento europeo para Ciudadanos. Ahora son Macrón, Sánchez, Timmerman, con el papel preponderante que seguro tendrá Josep Borrell, quienes liderarán la alianza socialdemócrata y liberal europea. O más Europa, o usted se convertirá en ese subaltero del PP que abrió las puertas a la extrema derecha en las instituciones españolas. Escuche a sus dirigentes, Valls y Garicano y abandone estúpidos vetos.

Por fin se ha empezado a hacer un poco de justicia histórica, con la exhumación de los restos del dictador genocida Francisco Franco, este jueves 24 de octubre, en cumplimiento del mandado Legislativo, Ejecutivo y Judicial de una gran Democracia como es la española. Y además, se hizo respetando la dignidad de la familia del dictador, familia, que desprecia nuestra democracia y a nuestros representantes libremente elegidos por el pueblo soberano. Hasta este acto, aplaudido sin ambages en el mundo democrático internacional, y aprobado por el Parlamento Español, sin ningún voto en contra, les parece mal a nuestros tres líderes de la oposición, Casado, Rivera e Iglesias, que ciegos ante los brotes de fascismo tanto en España como en Europa, hacen nube de gas al auge de la ultraderecha y la llevan a las instituciones.

Fue una quimera bien orquestada por un grupo de políticos que quisieron hacer historia y dinero a costa de la ensoñación y el engaño de muchos. Todo arranca con los líderes políticos de la burguesía catalana, los Pujol, Maciá Alavedra, Artus Más... que pisaron el acelerador del Espanya ens roba, en las calles, mientras ellos se lo llevaban crudo en los despachos camino a sus bancos en Suiza, Panamá y otros paraísos fiscales a lo largo de todo el mundo. Convergencia i Unió siempre jugó fuerte con el nacionalismo para ordeñar las arcas nacionales. Les fue saliendo bien…mientras respetaron la ley. Después no les quedó mas remedio que “derramar la tinta del calamar del independentismo" para intentar salir impunes del proceso. Culminaron la farsa, hicieron delinquir a otros a sabiendas… y ahora vienen los años de cárcel y los llantos.

La puesta en escena en vivo y en directo, de las negociaciones entre Podemos y el PSOE, Iglesias y Sánchez, nos ha enseñado a los españoles una lección: “en política las formas son tan importantes como el fondo”. “El aquelarre de ofensas” (Simancas dixit) de las portavoces de PP, Cs y Podemos contra la vicepresidenta, llamada al Pleno del Congreso a hablar del Open Arms y la política migratoria, y a la que ninguna de ellas -Cayetana, Arrimadas y Vera- escuchó, ni contestó en clave de crisis migratoria, sino con descalificaciones personales, nos da una idea del bajísimo nivel profesional y ético de los y las dirigentes que vinieron a “regenerar la democracia”.

ENTREVISTA A JOSE LUIS ABALOS, SECRETARIO DE ORGANIZACION DEL PSOE Y MINISTRO DE FOMENTO

"Podemos siempre reclama que cuando se ofende a sus líderes se ofende a sus inscritos". "Ese mismo respeto les pido yo a ellos". "Cuando se ofende al Partido Socialista, se exhiben permanentemente dudas de si es de izquierdas, se ofende a los militantes y a los votantes socialistas". "Para pedir respeto hay que ejercer el respeto". "La confianza hay que recuperarla". "Para recuperar confianza hay que invertir en ella". "Las descalificaciones de Echenique y Monedero parece que más bien invierten en desconfianza". "Un partido no puede solo generar frustración". "El diagnóstico y la crítica están bien pero hay que construir"."Si el fundamento de un Gobierno de coalición se sustenta en la propia desconfianza, para qué quieren entrar". "Supongo que una buena parte de la militancia socialista se ha sentido aliviada por el rechazo de Pds a la oferta del PSOE". "También muchos militantes se han sentido ofendidos [por la actitud de Podemos] pero otra parte de la militancia de izquierda es bastante racional, y tiene siempre el propósito y el deseo de reencontrarse en la izquierda".

Jose Luis Ábalos explica, en una entrevista a LaHoraDigital las claves de la desconfianza mutua entre Podemos y el Partido Socialista. Es optimista pero advierte que la lógica política requiere de un acuerdo programático entre las izquierdas.

El principal escollo, Pablo Iglesias, se ha auto eliminado del escenario del Consejo de Ministros pero ha dado paso a otras entradas. De un lado Unidas Podemos no quiere vetos, y del otro, Pedro Sánchez y el Psoe no quieren imposiciones. Los nombres de Irene Montero, Pablo Echenique o Rafa Mayoral, los coloca UP encima de la mesa equiparando su perfil político a los de Calvo, Ábalos, Maroto, Borrell...La buena noticia es que tanto PSOE como UP quieren llegar a un acuerdo de invfestidura en julio.

Llevo semanas mordiéndome la lengua, pero tengo que decírselo….Hágaselo usted mirar señor Rivera. Esa obcecación con el presidente del Gobierno no es sana. Y hoy voy a decírselo porque ya veo que sus corífeos no se atreven. No es el sanchismo lo que vamos a “tragarnos”. Es el riverismo sin que nadie le haya mandatado para que eche a Pedro Sánchez. Es usted el que se ha adjudicado un papel que nadie le ha otorgado. Ha sido usted, incapaz de asumir su derrota. Porque usted es un perdedor, un tercer ola, y el pueblo soberano, el dueño de sus propios votos, no quiere que usted gobierne...¡Hágaselo mirar!.