lahoradigital.com
Edición testing    18 de septiembre de 2020

Comunidad de Madird

Madrid no puede más y Sánchez acude al rescate. Ayuso caerá quemada en la hoguera, como un pelele, en la fiesta de San Judas, como sucedió con Cifuentes, pero los que mueven los hilos, quedarán con sus políticas ultraliberales y sus negocios a costa de la Salud de los madrileños. Estos dos fatídicos días de septiembre, el 17 y el 18, en los que el gobierno de la Comunidad de Madrid estuvo desaparecido, previamente se había afirmado y negado a sí mismo, pasarán a la historia por transitar del "déjadme a mí" o "se han ensañado con Madrid", al "me siento sola" . Ya ha pasado la primavera negra del Covid y el verano del desastre donde la pandemia se puso fuera de control. Ahora toca doblar el espinazo: "Sánchez, ayúdanos".

El Ministerio de Sanidad recibía esta semana una notificación de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid en la que avisaba de un nuevo brote por coronavirus con 47 casos positivos y un fallecido en una residencia de la localidad de San Martín de la Vega. Los familiars se quejan de falta de información.

La comunidad madrileña hacía pública la firma de varios contratos sin publicidad, con un valor de 7 millones de euros para la realización de pruebas PCR en centros de Atención Primaria y en el Laboratorio Clínico Central.

El Gobierno regional está estudiando una serie de iniciativas para establecer medidas de seguridad y prevención en la segunda etapa de la pandemia por coronavirus. Una de las medidas que han aprobado es la limitación de aforo en terrazas, limitaciones en cuanto a reuniones de individuos y un mayor control en locales de ocio nocturnos.

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha la iniciativa “Garantía Madrid” desde el pasado 1 de junio, con el fin de que las empresas puedan fomentar la implantación de buenas prácticas en sus establecimientos, garantizando así la protección de sus trabajadores frente a posibles riesgos asociados al coronavirus.

La Comunidad de Madrid será la encargada de autorizar los operativos y recabar los resultados. Desde hace semana muchos alcaldes reclaman a la administración de Isabel Díaz Ayuso la autorización para poder monitorear la evolución del virus en sus territorios. Solo Torrejón de Ardoz recibió la aprobación y estalló una ola de reclamos y denuncias políticas. Muchos aseguraron que la comunidad prioriza a las administraciones del mismo partido o afines.

Desde el inicio del confinamiento a consecuencia del Estado de Alarma, decretado el 14 de marzo, para frenar la pandemia del Covid-19, los españoles han sido ejemplo ante mundo, llevando arte, música, alegría, bailes, y sobre todo muchos aplausos al colectivo de más de doscientos mil sanitarios que lucharon en primera fila, arriesgando sus vidas, para salvar las nuestras. Tras dos meses de aplausos diarios,el doctor Fernando Simón y el ministro de Sanidad, anunciaron que se estaba doblegando al virus, y los datos empezaron a descender, relajando las emergencias y las UCIs desbordadas de los hospitales. Elló costó casi 50.000 sanitarios contagiados, más de doscientas mil personas contagiadas en toda España, además de casi 27.000 muertos. Cuando la gente ha podido salir a la calle, los aplausos ya no eran necesarios, pero lamentablemente han sido sustituidos por un puñado de insolidarios y ultras con las cacerolas, que han puesto en riesgo la salud de todos, en aglomeraciones no permitas en sus calles, de barrios ricos. Este lunes, miles de personas se han desplazado a las puertas de los hospitales, guardando rigurosamene las distancias y con sus mascarillas, a homenajearles desde la calle y pedir conjuntamente: "Sanidad Pública" y recordar a los gobiernos del PP que "la Sanidad Pública se defiende, no se vende"

En total son 11.669 profesionales, de los cuales 13 han fallecido. Según trascendió desde la Consejería de Sanidad, 4.893 empleados del SERMAS están de baja a causa de la enfermedad.

La Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en el pleno monográfico de ayer en la Asamblea, defendió los menús de las empresas que han sido contratados por parte del Ejecutivo regional como sustituto de la beca comedor durante el Estado de Alarma. La medida ha provocado las críticas tanto de la oposición como de numerosos profesionales de la nutrición, dada la escada calidad y valor nutritivo de los menús. Otras Comunidades Autónomas han buscado soluciones más saludables para los niños.

Fue durante la Comisión de Educación de la Asamblea de Madrid

Propusieron al consejero Ossorio comenzar a trabajar ya en un pacto por la educación y la ciencia en Madrid. Reclamaron por la suspensión de los convenios con los ayuntamientos para la etapa 0-3 años, y por el despido de 20.000 docentes en los últimos 45 días. Recordaron que, a pesar de poseer el PIB más elevado, Madrid es dónde menos dinero se invierte por alumnos.

Alcobendas reparte 270.000 unidades de mascarillas entre todos sus vecinos y vecinas. Se entregaran embolsadas y las cantidades serán 5 unidades por domicilio.

Ignacio Aguado, se ha reunido los especialistas que llevan adelante el proyecto

La investigación estuvo a cargo del Instituto Madrileño Estudios Avanzados en Nanociencia (IMDEA Nanociencia). El test combina las principales ventajas de los test rápidos y PCR. Los nuevos dispositivos permitirán "realizar pruebas de alta sensibilidad de forma rápida. Resultaría especialmente útil para los pacientes que no presentan síntomas en los primeros días de infección".

Asistencias económicas, flexibilización, y formación

Esta propuesta fue realizada a través de su Grupo Parlamentario en la Asamblea de Madrid y de los Grupos Municipales Socialistas en los diferentes ayuntamientos de la Comunidad de Madrid. Es una batería de medidas de carácter económico y laborales que acompañan las medidas tomadas por el Gobierno de España. El Gobierno central insiste en que "España necesitará de la unión y el compromiso de todos los sectores políticos para salir adelante".

Afirman que todavía falta sumar los deseos en las residencias de mayores

Hasta ahora se contabilizan 620 decesos que eran desconocidos. Con ellos, las cifras oficiales fallecidos en la Comunidad de Madrid a causa del virus chino ascenderían a 7.188.

Son más que un par de manos. Son los ojos, la mirada cómplice y el todo de los miles de personas dependientes que viven en la Comunidad de Madrid. Ellas cuidan por vocación y con gran devoción las vidas de quienes o están en soledad en sus casas, o necesitan de su profesionalidad para seguir pasando las hojas del calendario. Sin embargo, para las grandes compañías en las que trabajan son “simples números” que nos les dan “la protección necesaria con la que poder protegerse del coronavirus”. El de la trabajadora Laura López de Sacyr- Social, es solo un ejemplo.