lahoradigital.com
Edición testing    10 de agosto de 2020

Ciudadanos

Irene Montero sigue sin saber lo que significa estar en el Gobierno, mientras las ministras Carmen Calvo y Carolina Darias consiguen que Ciudanos se abra a convencer a Podemos. La semana comenzaba con un encuentro entre la vicepresidenta primera del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, y la titular de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, con una delegación de Ciudadanos, encabezada por su portavoz adjunto en el Congreso, Edmundo Bal. Una reunión que no ha gustado a los miembros del Gobierno de Unidas Podemos, como Irene Montero, quien no ha dudado en espetar su rechazo a que "parte del Ejecutivo" mire hacia la derecha, pese a que Cs ya se ha mostrado abierto a pactar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) también con la formación 'morada'.

El Centro de Investigaciones Sociológicas ha publicado el barómetro del mes de julio en el que incluye la intención de voto si se produjeran unas elecciones generales. Se trata del primer sondeo tras dejar atrás el Estado de Alarma y parece que el PSOE y el Gobierno se afianzan en el poder con una clara ventaja de casi 11 puntos sobre el Partido Popular que, no obstante, sube más de un punto respecto al mes de junio. Unidas Podemos se coloca como tercera fuerza política delante de Vox y Ciudadanos. La extrapolación de estos datos a escaños daría una mayoría absoluta de PSOE y Podemos, según ha calculado la web especializada en sondeos electomania.es

El acuerdo, que ha sido resultado de la suma de propuestas de todos los partidos con representación en el municipio excepto Vox, incluye medidas como la flexibilización del pago de tributos, el incremento de ayudas a emergencias sociales o la creación de un fondo para reactivar el comercio y el emprendimiento en Móstoles.

Este pasado miércoles acabó el plazo para que las distintas formaciones políticas presentaran sus borradores con las propuestas y conclusiones de la Comisión de Reconstrucción. Cada grupo podía presentar cuatro documentos, uno para cada grupo de trabajo. PSOE y Podemos han presentado sus medidas en las que han aparcado temas conflictivos como la subida de impuestos a las rentas más altas o la derogación de la reforma laboral. Anteponen la búsqueda de un consenso amplio que pudiera incluir al PP y por eso sus borradores son propuestas de mínimos para, a partir de ahí, poder debatir cuestiones más ambiciosas. Concluyen que nuestro modelo de bienestar social ha mostrado sus debilidades y proponen su fortalecimiento; también señalan los desequilibrios y cambios de nuestro modelo productivo con un débil sector industrial y asumen que hay que actualizarlo; Detallan las fortalezas y debilidades de nuestro Sistema Nacional de Salud que consideran que hay que reforzar; y estiman que el papel de la Unión Europea en la reconstrucción tiene que ser urgente, decidido y orientado a la recuperación social y económica.

El portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha manifestado la necesidad existente de dar apoyo a la candidatura de Nadia Calviño para presidir el Eurogrupo. Para ello ha declarado que su partido enviará una carta a los líderes liberales europeos considerando que debe haber una española al frente.

El Gobierno se ha reunido este viernes en La Moncloa con Ciudadanos de forma presencial con el fin de analizar los mecanismos que permitan a España seguir avanzando hacia la denominada como 'nueva normalidad', haciendo frente a posibles rebrotes o nuevas oleadas del virus, como apuntan los expertos a partir de otoño, todo esto sin tener que recurrir al tan cuestionado por la derecha estado de alarma y que tantas vidas ha ahorrado al país en los últimos meses tras enfrentarnos a una emergencia sanitaria global, que no ha hecho más que comenzar en otros puntos de la geografía mundial donde emulan las medidas seguidas por el Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez.

El pasado 6 de mayo, el Gobierno del PSOE llegaba al Congreso de los Diputados sin la certeza de poder aprobar la prórroga del Estado de Alarma. Un acuerdo con Ciudadanos a pocas horas del comienzo del debate le salvó del desastre. El PP amenazaba ya con votar en contra y ERC dejó al Ejecutivo a su suerte. Desde entonces, Sánchez ha conseguido fortalecer sus apoyos, aprobar otras dos prórrogas más y ahora contará, una vez más, con el partido de Inés Arrimadas y con PNV para sacar adelanta el Real Decreto que marca las medidas que habrá que cumplir en la “nueva normalidad”. La relación con ERC es la más volátil, aunque las llamadas al diálogo son constantes. Ahora, el objetivo de los socialistas es lograr que estos apoyos se mantengan en los Presupuestos Generales del Estado, un auténtico desafío político.

El Congreso de los Diputados recupera poco a poco su normalidad y este jueves llega a la cámara baja dos iniciativas parlamentarias que nada tienen que ver con la crisis del Coronavirus. Y hoy llega una de las leyes más controvertidas, el Proyecto de ley del Impuesto sobre determinados Servicios Digitales, es decir la conocida como 'tasa Google' que los países europeos están dispuestos a poner en marcha a pesar de las amezanas de Estados Unidos a imponer aranceles a productos europeos. También se debate el Acuerdo Internacional de protección de los intereses financieros entre España y Reino Unido en relación con Gibraltar y la Sesión concluirá con la toma de decisión sobre la Proposición de Ley sobre la equiparación salarial de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, se ha mostrado muy crítico este miércoles en el Congreso de los Diputados con el acercamiento entre el Gobierno y Ciudadanos, tras el anuncio de la formación liderada por Inés Arrimadas de apoyar la última prórroga del Estado de Alarma, una situación que el político republicano ha pedido al propio jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que ataje al considerar que hay que "frenar a la derecha" y Cs, a su juicio, es "Vox en Fase 1".

A pesar de las muchas dificultades, el Gobierno de Pedro Sánchez conseguirá terminar su proceso de desescalada hacía la normalidad post-Covid-19 y este martes ha remitido al Congreso de los Diputados la sexta y última prórroga del Estado de Alarma que permitirá a la mayoría de las CCAA alcanzar la Fase 3 donde el Ejecutivo les traspasará la plena gobernanza en la crisis sanitaria, económica y social. El Gobierno únicamente ejercerá la limitación de movimientos que ha demostrado ser el instrumento más eficaz para frenar la pandemia, y con ello, proteger la salud y la vida de miles de españoles. El Consejo de Ministros ha dado luz verde también al Anteproyecto de Ley de Residuos y suelos contaminados que se enmarca en la estrategia española de economía circular 2030.

La semana pasada Pedro Sánchez ya consiguió los apoyos del PNV y de ERC para que este miércoles, la sexta prórroga del Estado de Alarma salga aprobada en el Congreso de los Diputados. Este martes suma al acuerdo a Ciudadanos que votará a favor de extender la medida hasta el 21 de junio. A cambio, el partido de Arrimadas ha firmado con el Ejecutivo un documento para adoptar varias medidas relacionadas con la gestión de la pandemia. Con los nacionalistas vascos se llegó al consenso de traspasar la gobernanza en la Fase 3 a las Comunidades Autónomas. Y con ERC se firmó un documento de cinco puntos para que Cataluña recupere competencias, se estudien cambios legales para futuras crisis o se garantice la intervención de Cataluña en la gestión de los futuros fondos europeos.

Las agendas políticas de PP y Ciudadanos han vuelto a chocar en la Comunidad de Madrid añadiendo más tensión a la relación entre los socios de gobierno en la región. El vicepresidente, Ignacio Aguado, ha organizado una reunión entre todos los Grupos Parlamentarios que componen la Asamblea para abordar la reconstrucción tras la pandemia. Sin embargo, la presidenta, la popular Díaz Ayuso, ha rechazado dicha reunión, puesto que no quiere reunirse con PSOE o Podemos, con quien tiene un enfrentamiento directo. Rocio Monasterio ha confirmado que Vox tampoco se plantea acudir.

El municipio madrileño de Alcobendas contará con la mayor promoción de alojamientos dotacionales de nuestro país con alquileres a partir de los 400 euros.

La formación ultraderechista se ha hecho la Presidencia de la comisión de reconstrucción de Andalucia, pese a haber sido la única formación que votó en contra de su creación. Los socios del Gobierno andaluz le han entregado a Vox este cargo con sus votos, con tal de tejer lazos con el partido que permitió su investidura. La oposición, Partido Socialista y Adelante Andalucía, se han mostrado muy críticos con ésta decisión y se han levantado de la comisión.

Parte de los miembros del Grupo Plural, además de ERC, no han visto con buenos ojos el apoyo de Ciudadanos al Gobierno de Pedro Sánchez, aún habiendo defendido su segundo portavoz, Edmundo Bal, que se trata de actuar con responsabilidad, y no de un pacto de socios.