lahoradigital.com
Edición testing    22 de enero de 2021

CCAA

El cambio de aplicación de las dosis desarrolladas por Pfizer y BioNTech ha puesto nuevamente el punto de mira en la efectivad de la campaña de vacunación contra el coronavirus en España. La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprobó la extracción de hasta seis dosis de los viales, en vez de cinco. Un aprovechamiento de las dosis que no ha podido ejecutarse en algunas comunidades autónomas debido a la carencia de jeringas adecuadas para esta aplicación, a pesar de que en junio el ministerio les informó del material que iban a necesitar. Principalmente, Madrid, Cataluña y Andalucía han sido las primeras en reconocer esta pérdida que alcanza miles de dosis. Por su parte, País Vasco, Castilla y León y Asturias no han querido pronunciarse al respecto. La farmacéutica Pfizer ha comunicado que continuará distribuyendo las dosis en función de los acuerdos establecidos por la UE, lo que supone una disminución del 8% para España. Desde el Ministerio de Sanidad se envía un mensaje de tranquilidad asegurando que no condicionará el transcurso de la campaña, teniendo en cuenta que ahora las dosis podrían llegar a incrementarse un 10%.

De nuevo, España acredita un repunte en los casos por Covid-19 durante esta semana, notándose las aglomeraciones y los correspondientes efectos del pasado diciembre. Preparándose para un mes difícil tras notificarse los peores datos en los últimos once meses con respecto a contagios, muchas autonomías sienten que lo queda más remedio que endurecer las restricciones nuevamente. Territorios como Andalucía, Murcia, Castilla y León y Asturias piden ya que haya una modificación del actual Estado de Alarma, con la opción de conceder a cada región el poder de decretar un aislamiento como el del pasado marzo. Sin embargo, muchas otras descartan esta dura decisión y prefieren optar por otras medidas que también han sido contundentes y eficaces durante la segunda ola, siguiendo, así, el ejemplo de otros países europeos.

España descarta el confinamiento aunque las cifras notificadas en los días miércoles y jueves de esta semana superan los 35.878 casos y una incidencia disparada hasta los 522. Todo ello es achacable a los "excesos navideños" y se espera que en la próxima semana se estabilicen o desciendan.

La pandemia evoluciona en España, en esta tercera ola, batiendo récords de contagios. Unos resultados alarmantes según los últimos datos que arrojan 35.878 nuevos casos de COVID-19, en las últimas 24 horas, siendo la segunda peor cifra desde el inicio de la pandemia ya que el pico de contagios, desde marzo, llegó a los 38.869 del pasado miércoles. Asimismo, la incidencia acumulada (IA) a nivel nacional también sube progresivamente, situándose en torno a los 522 nuevos casos, en comparación con los 492 del pasado miércoles o los 454,22 del martes. A pesar de la dureza de estos datos, Sanidad vuelve a desechar el confinamiento domiciliario. En el Consejo Interterritorial de todas las semanas con los presidentes autonómicos, incluso algo de ellos es ya partidario de pedir el confinamiento total como “la mejor opción para mitigar el impacto epidemiólogo durante más de 15 días”. Sin embargo, dado que las autonomías tienen potestad para determinar sus confinamientos en sus territorios, Sanidad considera que las medidas drásticas y restrictivas deberían servir para paliar este "efecto post navidades y Nochevieja", donde no todo el mundo ha sido lo responsable que debería.

  1. El paso de la borrasca 'Filomena' ha dejado a más de medio España cubierta de un manto blanco de nieve y con temperaturas más própias de países como Polonia y Suecia. Todas las Administraciones trabajan para tratar de recuperar la normalidad, pero se tardará tiempo en tener despejado de nieve tanto carreteras como infraestruturas de Transporte. Desde el Gobierno central, el Ministerio del Interior y el de Transportes están coordinando las actuaciones; y están recibiendo la colaboración del Ministerio de Defensa que ha movilidado nuevamente a la UME. Las Autonomías también han puesto en marcha todos sus recursos, así como los ayuntamientos. Pero nuestro país no tiene la capacidad de hacer frente a una situación que no se ha producido en más de cien años y que, probablemente no se volverá a repetir de manera tan intensa. Las consecuencias de esta situación es que este lunes, cerca de 700 carreteras de la red principal y secundaria siguen afectadas.

La borrasca Filomena ha traído nevadas nunca vistas en muchos lugares del centro peninsular. Un acontecimiento inolvidable para los madrileños y madrileñas, y para muchas otras regiones españolas, aunque no todo es tan bonito como parece. El fin de semana miles de personas salieron a la calle como si la pandemia del coronavirus hubiera pasado ya. Se hicieron fotos, empezaron guerras con bolas de nieve o sacaron los esquís como si de Vaqueira se tratase. Pero para otros, han sido días de quitar nieve en sus casas o una odisea por quedar atrapados en carreteras, trenes, autobuses e incluso aeropuertos. Ahora, la predicción meteorológica facilitada por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) señala que tras ahora nos llega una ola de frío que azotará toda la semana. Las nevadas se marchan, pero para dar paso a una ola de frío polar hasta alcanzar los -15 grados, a excepción de Cantabria que sigue en alerta por nieve. En otras zonas de la costa este e Islas Baleares se anuncian próximas lluvias y fuerte oleaje. La situación aún es peligrosa y las nevadas se han convertido en hielo que dificultará la movilidad. Este lunes, muchos trabajadores no han podido acudir a sus centros de trabajo, los escolares permanecen en casa en varias provincias, y el Gobierno recomienda no salir de caso, salvo que sea absolutamente imprescindible. Aún queda mucho trabajo por hacer para recuperar la normalidad.

Las circunvalaciones de Madrid M30 y M40, así como la Castellana y las principales arterias de la capital han sufrido grandes atascos, con cientos de coches atrapados y patinaje por las calles madrileñas, túneles cortados, coches cruzados, como nunca se había visto. La Guardia Civil, policía y los bomberos no han dado abasto para socorrer a los conductores.

Nevada histórica en Madrid. Hacía cincuenta años que no se veía una acumulación de nieve y una falta de previsión así por parte del alcalde madrileño, Martínez Almeida y la presidenta Ayuso. Coches cruzados en la Castellana, la Puerta de Alcalá atascada, cientos de vehículos atrapados en las circunvalaciones...Se prevee que la ola de frío polar y nieve que lleva varios días azotando la península, se incremente durante el fin de semana. Además de la capital de España, las zonas más castigadas, esta noche y el fin de semana, serán la Comunidad madrileña y las dos Castillas. Con temperaturas hasta por debajo de diez bajo cero en localidades en el centro peninsular. Autoridades gubernamentales han puesto sobre aviso a más de 45 provincias españolas. La Red de Carreteras nacional, en Alerta Roja, han sido preparadas con toneladas de sal, durante todo el día. Además cientos de agentes han ordenado el tráfico para evitar atascos. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) puso desde el primer momento en marcha el plan de Emergencia para despejar las calzadas en varios puntos de España. El ministro Jose Luis Ábalos, ha asegurado que la situación más crítica se estaba dando en Madrid capital, y que, en el resto de carreteras, gracias al despliegue de medios y agentes, y de la previsión del dispositivo del MITMA, la red de Carreteras nacional, está más o menos controlada. No obstante pide a la gente que no viaje. Dada la situación de hielo de las pistas del Aeropuerto de Barajas, se han suspendido los vuelos. Ábalos también recuerda que dada la situación de pandemia, lo mejor es quedarse en casa.

A consecuencia del incremento del número de casos en la Comunidad de Madrid, que ya vuelve a ir a la cabeza de positivos, además de doblar la media de contagiados según el estudio nacional de seroprevalencia, el Ejecutivo madrileño ha presentado nuevas limitaciones para estas celebraciones. Distando de las 10 personas permitidas hasta ahora en encuentros familiares, Madrid, al igual que otras CCAA - Valencia, Galicia, Asturias, Canarias y Baleares- ha limitado la cifra a 6 personas, permitiendo la agrupación de hasta dos núcleos familiares. Sin descartar un mayor endurecimiento de los protocolos, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, hecho hincapié en el empleo de la mascarilla como principal medida efectiva. Diversas asociaciones de médicos y sanitarios achacan al gobierno regional "hacer contabilidad imaginativa", con los datos de la pandemia, ya que la CAM no realiza apenas PCR y además los positivos no los suma en el día, sino en el acumulado, con lo cual, da sensación equívoca a la población de que mejora cuando es justo lo contrario.

Comienza la cuenta atrás para que todo el país se movilice en esta Navidad 2020. Preparándose para lo peor y con una posible tercera ola ya iniciada, el Gobierno central y las distintas autonomías se coordinan para decretar los nuevos planes de actuación frente a la covid-19 en las próximas semanas, caracterizadas por reencuentros y reuniones familiares. Toda medida ya determinada por muchas comunidades es poca para hacernos disfrutar estas fechas junto con nuestros seres queridos, además de evitar un futuro y caótico rebrote.

El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) en el que se encuentran representadas todas las CCAA sigue trabajando en el plan de actuación previsto en España para las primeras semanas del próximo año en las que se empezará a poner en marcha la campaña de vacunación en la población española. Nos encontramos un paso más cerca para poder transitar el final de esta pandemia y ahora, las autoridades prestan la total atención al estricto y necesario control que se llevará a cabo para cada una de las personas vacunadas con su correspondiente ficha, método que permitirá al Ministerio de Sanidad evaluar la situación en cada autonomía frente a la COVID-19. Además, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha manifestado la inefectividad de las pruebas de detección rápida de anticuerpos por inmunocromatografía siendo no válida para el diagnóstico de esta infección y ha otorgado a las CCAA el poder de decretar medidas más restrictivas si lo requiriesen de cara a las próximas semanas.

El Consejo de Ministros y Ministras ha aprobado el pasado martes la distribución del fondo para el desarrollo del Plan de Modernización de la FP en las distintas autonomías, que tiene como objetivos garantizar la igualdad de oportunidades, tanto en el sistema educativo como en el empleo, a partir de cinco líneas estratégicas. Partición financiera que dependerá del Programa de Cooperación Territorial Extraordinario, el Gobierno propone un incremento de la inversión en educación hasta alcanzar los 265.572.000 euros.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, no se cansa de advertir a los españoles que tengan unas Navidades responsables y que regalen distancia y con ello vidas. Los datos de propagación y nuevos casos, que aumentan o descienden levemente, según qué CCAA, no deben hacernos confiar, ya que dependen completamente del número de PCR que se practiquen. En el último mes, muchas autonomías han cambiado el test PCR por el de antígenos, el cual no cuantifica en el registro de nuevos casos. Por tanto, prudencia y no confiarse de los datos que pueden ser muy interpretables. La incidencia española por 100.000 habitantes se sitúa en los 200, pero eso no quiere decir mucho. El reciente caso de Alemania, que se mantuvo en unos datos bajísimos durante la primera ola, y que ahora se han disparado hasta los 600 muertos en 24 horas, nos da una idea de lo cambiante que es la pandemia.

A pesar de “la estabilización” y los resultados positivos de las medidas adoptadas durante las últimas semanas por todas las CCAA, la curva de fallecimientos vuelve a coger velocidad y cierra noviembre con datos escalofriantes, alcanzando las 9.200 muertes.

Esta vez, la pandemia vuelve a coger velocidad, pero solo en la cifra del número de muertes registrando en nuestro país 537 decesos en esta segunda ola. En las últimas 24 horas, se han notificado más de 4.584 contagios, aunque Sanidad alude a la evolución positiva que está estabilizando los índices de nuevos casos en estas últimas dos semanas. Este pasado martes, se notificaron más de 12.228 contagios, acumulando desde que comenzó la pandemia el pasado mes de marzo un total de 1,59 millones de casos por COVID-19.

El ritmo de contagios en España parece haberse estabilizado, según las autoridades sanitarias, aunque sigue registrando unas cifras muy alarmantes. En las últimas 24 horas, se han notificado más de 3.321 contagios, aunque en Sanidad creen que la evolución es favorable al producirse en la mayoría de las autonomías una ligera mejora en los datos de positivos y decesos en comparación con las semanas anteriores. Es cierto que la incidencia acumulada en el país ha disminuido, pero las muertes siguen estando por encima de las 300 diarias. Durante el fin de semana se sumaron 38.273 nuevos casos de COVID-19, 14.113 contagios menos que el pasado fin de semana. España acumula en los últimos ocho meses los 1.496.864 contagios.

Muchas son las CCAA que decretan nuevas medidas para frenar la expansión del virus. En este caso, Galicia, Asturias, Castilla y León, Navarra y Murcia han ordenado el cierre de la restauración como consecuencia de que el Gobierno se oponga a un nuevo confinamiento domiciliario.