lahoradigital.com
Edición testing    28 de enero de 2021

Castilla La Mancha

El Consejo de Ministros de este pasado martes declaró como zonas afectadas gravemente por la emergencia de protección civil a Asturias, Castilla y León, Castilla La Mancha, Andalucía, Aragón, Madrid, La Rioja y Navarra al verse afectadas por el paso de la histórica tormenta “Filomena” que dejó cubierta de nieve a media España y después sufrió una ola de frío que ha alargado los problemas. El Ejecutivo de Pedro Sánchez se sitúa, así, al lado de las regiones afectadas, a pesar de que no se ha podido cuantificar aún las pérdidas con precisión. Tras la estimación de todos los daños, se aprobará un nuevo acuerdo para delimitar el ámbito geográfico y las medidas compensatorias.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha confirmado el recurso que ha presentado el Gobierno ante el Tribunal Superior de Justicia por la decisión tomada por la administración de Castilla y León de ampliar el toque de queda a las 20.00 horas. El ministro ha recalcado la eficiencia de las actuales medidas para hacer frente a la Covid-19, por lo que pide a las CCAA que opten previamente por un refuerzo de éstas, siempre que esté amparado por el actual decreto del estado de alarma, antes de solicitar la prolongación del estado, vigente hasta el 9 de mayo. Por su parte, al igual que ha comunicado hoy la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, el Gobierno se muestra abierto a escuchar las propuestas de mejoras de las directivas autonómicas, siempre que se planten desde al ámbito del consenso. Será este miércoles cuando el Gobierno tenga la oportunidad de reunirse en el Consejo Interterritorial para debatir sobre la posibilidad de ampliar el toque de queda hasta las 20.00 horas y otras medidas.

El pasado domingo la Comunidad de Madrid ya advirtió al Gobierno central que pediría la declaración de zona catastrófica tras las consecuencias de la borrasca Filomena. El ministro de Interior, Fernando Grande–Marlaska, contesta que desde su ministerio se estudian todos los daños causados por las fuertes nevadas y heladas para ofrecer las ayudas a las Comunidades más afectadas. “Estamos en la fase de respuesta para que los daños sean los menores posibles y para ayudar en la recuperación para que todos salgan indemnes. No se va a dejar a nadie atrás. Se dará respuesta para que nadie sufra un daño suplementario”, explicaba el ministro tras el primer Consejo de Ministros del año.

España se encuentra en una situación de alerta extrema ante el repunte en los contagios de coronavirus. Desde finales de diciembre, se muestra un empeoramiento de la pandemia y las comunidades autónomas han comenzado a endurecer sus restricciones tras la relajación de las medidas permitidas durante las fiestas navideñas. En el marco de la situación, muchas autonomías han optado por mantener el confinamiento perimetral en sus regiones, otras creen oportuno aplicar medidas en la hostelería y el comercio, mientras que Cataluña y la Comunidad Valenciana han impuesto el teletrabajo como forma para reducir la movilidad. Asimismo, algunos gobiernos regionales ya han anunciado que reforzaran las medidas impuestas hasta ahora para evitar que las cifras que está dejando la pandemia sigan en alza, ya que, tal y como han comentado las autoridades, se espera que pronto se llegue al pico de la tercera ola.

La borrasca ‘Filomena’ y la ola de frío que se extenderá en los próximos días ha obligado a algunas comunidades autónomas a suspender las clases en distintos niveles educativos. La Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha y Aragón han cerrado sus centros educativos el lunes y martes, mientras que una parte importante de Castilla y León y 49 ayuntamientos de Valencia han optado por suspender las clases tan solo el lunes. Asimismo, los Gobiernos de la Comunidad de Madrid y de Castilla-La Mancha estudian prolongar dicho cierre más allá del martes, hasta que la situación en ambas comunidades mejore y se pueda garantizar de manera correcta la seguridad de los alumnos y docentes. En general, todas las autonomías afectadas por ‘Filomena’ trabajan a contrarreloj para solucionar los problemas causados por la borrasca, que ha dejado carreteras cortadas, clases suspendidas y algunas ciudades, como la capital, con calles aun intransitables.

Los primeros resultados del cuarto Estudio Nacional de sero-epidemiología ENE-COVID presentado esta semana por el Ministerio de Sanidad y el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) revelan que el 9,9% de la población española se ha contagiado de coronavirus desde el inicio de la pandemia, duplicándose de esta forma el número de casos detectados en el mes de julio, cuando tan solo habían contraído la enfermedad el 5,2% de la ciudadanía. A nivel geográfico, el virus se ha desarrollado intensamente en la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León, mientras que los territorios de Canarias, Galicia, la Comunidad Valenciana, Huelva y Córdoba han sido los menos afectados. Asimismo, el tramo de edad con mayor seroprevalencia es el comprendido entre los 50 y los 54 años de edad y la tasa global de seroconversión, es decir, de personas que no tenían anticuerpos en la primera oleada y que los han desarrollado a lo largo del estudio al tener contacto con el virus, es del 3,8%.

El ritmo de contagios en España parece haberse estabilizado, aunque sigue registrando unas cifras muy elevadas con cerca de 20.000 casos diarios. Es cierto que la incidencia acumulada en el país ha disminuido, pero las muertes siguen estando por encima de las 300 diarias. La mayoría de las comunidades autónomas han mostrado una ligera mejora en los datos de positivos y decesos en comparación con las semanas anteriores, pero en el caso de Andalucía, Murcia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Baleares y en parte de Galicia, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Extremadura siguen en aumento. A su vez, aunque numerosos indicadores apuntan hacia una estabilización de los datos, la presión hospitalaria, tanto en planta como en UCI, es muy elevada en muchas autonomías.

Ayuso sigue jugando a su capricho, desdiciéndose de sus propios pactos. Los presidentes de las Castillas salieron de una reunión a tres, en Avila, “absolutamente convencidos de que había un pacto a tres para cerrar las tres comunidades” y así lo manifestaron a la prensa: “Tenemos claro que el virus no entiende de ideologías ni fronteras. Apostamos por proteger la vida y la salud de las personas”, anunció Mañueco. El problema llegó cuando Ayuso pidió “hablar la última” en la rueda de prensa y dio un giro de 180 grados que dejó a los dos líderes atónitos. “Madrid ha sido tratada a veces como apestada y con madrileñofobia”, comenzaba en un discurso sin ningún otro mensaje más que victimismo para después anunciar que pediría al Gobierno un confinamiento por días, siendo plena conocedora de que el Decreto del Estado de alarma establece una duración mínima de las medidas de siete días. Finalmente, al retar al Gobierno de que o "Madrid cerraba por días o no cerraba", y ante la inminencia del puente de Los Santos, el Presidente Sánchez optó por proteger la salud de los madrileños y en un acto de responsabilidad y sensatez, prefirió aceptar "otro caprillo más de la díscola presidenta".

La mayoría de CCAA, incluidas algunas del PP, se suman a cierres perimetrales mientras Ayuso se desdice de su acuerdo con las dos Castillas y juega con la vida de los madrileños.

Ocho Comunidades, además de Ceuta y Cantabria, se suman a las restricciones perimetrales de movilidad que ya están en vigor en Navarra, La Rioja, País Vasco, Aragón y Asturias, Andalucía, la dos Castillas, Murcia, Cataluña y Valencia está a punto. Estas medidas se extenderían hasta el 9 de noviembre aunque se podrían prolongar si fuera necesario y entrarán en vigor este viernes. El principal objetivo es reducir la movilidad con la llegada del puente de todos los Santos y ante el imparable avance del coronavirus en España. Los casos han aumentado en un 71% en las últimas dos semanas y ya se alcanza la tasa de incidencia más alta en esta segunda ola de 452’63 positivos por 100.000 habitantes de media. Andalucía apuesta por un cierre de toda la región al que se suman los cierres de Granada, Sevilla y Jaén. Murcia va un paso más allá y restringe la movilidad dentro de la propia región confinando los 45 municipios que la forman. Las dos Castillas han establecido un cordón sanitario alrededor de Madrid ante la posición "irracional y a la contra" de Ayuso que solo ha conseguido aumentar la confusión entre los madrileños. Sin haberse leído el RDL del Estado de Alarma, impropio de una presidenta de CCAA, Ayuso ahora pide caprichosamente que se aplique el decreto durante los días que ella quiera. Alguien debería recordarle que el RDLey establece que las medidas deben durar un mínimo de siete días. Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León, explicaba perplejo que le habían tenido que recordar a Ayuso esta condición que, al parecer, desconocía.

Los presidentes de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page y Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco se reúnen este miércoles en Ávila, para coordinar la respuesta en común contra la pandemia de coronavirus. En el encuentro se debatirá un posible cierre perimetral coordinado para evitar la propagación del coronavirus ante la llegada de dos puentes consecutivos, el de Todos los Santos y el de La Almudena.

España sigue presentando malos datos en esta segunda ola de la pandemia de coronavirus, algo que sucede en toda Europa. El Ministerio de Sanidad, dirigido por Salvador Illa, ha reportado este martes 13.873 nuevos positivos y ha añadido 218 fallecimientos al balance total, lo que eleva la incidencia acumulada en los últimos 14 días a 322,9 casos por 100.000 habitantes, la mayor registrada desde que comenzó la epidemia en el mes de febrero y marzo.

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha anunciado la creación de alrededor de 40 puestos de trabajos para la inauguración del nuevo centro de Robótica e Inteligencia Artificial de Alcázar de San Juan. Con la colaboración de RENFE, este nuevo centro forma parte del Plan de Deslocalización propuesto por el Gobierno para evitar la despoblación de las zonas rurales, ofreciendo, a nivel regional, una igualdad de oportunidades. El proyecto se iniciará en enero del próximo año.

Así lo ha señalado el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, quien ha considerado que no se debe mezclar la financiación autonómica con la que van a recibir las regiones para hacer frente a la crisis del coronavirus, debiendo repartirse esta, a su juicio, según la incidencia del virus.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha convocado una reunión interterritorial con el objetivo de controlar la transmisión del virus entre Comunidades autónomas, particularmente Madrid y las Castillas, debido al aumento de casos en la primera.

El Ministerio de Sanidad recibió propuestas de los Gobierno de Andalucía, Aragón, Asturias Madrid, Catilla- La Mancha, Castilla y León y Cataluña. En algunos casos solicitan el paso de todo el territorio, en otros plantean que el plan se adapte a cada región. Muchas comunidades también reclamaron que se habilite la libre circulación entre sus provincias.