lahoradigital.com
Edición testing    1 de marzo de 2021

Carles Puigdemont

En pleno fragor de las elecciones catalanas, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, declaró este lunes que "España no vive una situación de plena normalidad democrática y política” mientras que los líderes de los partidos que forman parte del Gobierno de la Generalitat estén en la cárcel y en Bruselas, en alusión a Junqueras y Puigdemont. Es su forma de intentar arañar votos ante una previsible nueva caída electoral de la formación morada en las elecciones catalanas y en medio de una campaña electoral en la que las encuestas le dan malos resultados. El Ejecutivo ya ha contestado con contundencia a este nuevo exceso verbal del vicepresidente a través de Carmen Calvo, que afirmó que "España tiene la normalidad propia de un Estado de Derecho donde a todos se les aplican las leyes por igual”. También lo ha hecho, otra vicepresidenta, Nadia Calviño, que ha recalcado que nuestro país goza de una “Democracia plena”. Una vez más, las declaraciones del líder de Podemos han sido utilizadas por la Oposición que pide la comparecencia de Iglesias, Calvo y González Laya en el Congreso de los Diputados para que aclaren el asunto.

El juez de Barcelona, Joaquín Aguirre, ha autorizado una operación que se ha saldado, de momento, con una docena de detenidos por presuntos delitos de malversación, prevaricación y blanqueo de capital. La justicia investiga si varios empresarios habrían tenido acceso a subvenciones y adjudicaciones irregulares del Govern y otras administraciones para luego inyectar este dinero en el proceso independentista, entre ellos la financiación del movimiento popular en protesta contra la sentencia del procés, Tsunami Democràtic. Entre los detenidos se encuentran Xavier Vendrell, David Madí y Oriol Soler, empresarios que contaron con posiciones en partidos independentistas catalanes y que formaron parte del “estado mayor” del procés. También se investiga, entre otras cosas, la estructura que sostiene al ex – president huido a Bélgica en su residencia en Waterloo.

El presidente de la Generalitat de Catalunya va a llevar a cabo una remodelación exprés de su gabinete para adecuar el ejecutivo a la nueva realidad política de los post convergentes tras el trasvase de cargos desde PDECat a JxCAT. Abandonan el Gobierno el conseller de Interior, Miquel Buch; la consellera de Empresa Ángels Chacón; y la consellera de Cultura, Mariángela Villalonga. Y entran Ramón Tremosa, Miquel Sàmper y Ángels Ponsa. Este movimiento de Torra aleja también la posibilidad de un inminente adelanto electoral a expensas de lo que ocurra en unas semanas cuando el president tiene la vista oral en el Supremo que podría inhabilitarle.

Un nuevo frente judicial acecha al que fuera presidente de la Generalitat, y esta vez nada tiene que ver con el denominado 'procés'. Se trata de irregularidades detectadas en la gestión de la empresa de Aguas de Girona, Agissa, entre los años 1998 y 2013, precisamente cuando el prófugo de la justicia española era alcalde de la localidad.

El que fuera presidente catalán y eurodiputado, Carles Puigdemont, ha dedicado su primera intervención ante el pleno del Parlamento europeo para negociar "una solución política" a la crisis en Cataluña, al tiempo que ha pedido a la Unión Europea un "mecanismo común democrático para la autodeterminación". Al mismo tiempo, no ha descartado visitar a los presos en las cárceles catalanas en una misión de parlamentarios de la Eurocámara.

Los magistrados de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Supremo evitan así, y de forma unánime, interferir en la condena acordada por sus homólogos de lo Penal, por lo que el líder de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) no podrá acudir a la sesión constitutiva del Parlamento Europeo el lunes tras haberle retirado la Junta Electoral Central (JEC) su condición de eurodiputado.

Este viernes se ha dado a conocer que el Tribunal General de la Unión Europea ha anulado finalmente el auto por el que el pasado mes de julio se desestimó la aplicación de medidas cautelares, lo que hubiera permitido al ex president, Carles Puigdemont, y al ex conseller Toni Comín, ocupar su escaño como eurodiputados en Estrasburgo (Francia). El Parlamento ha iniciado ya los trámites con el fin de que ambos políticos catalanes inicien su andadura en el mismo desde el primer Pleno de 2020, puesto que la institución europea cierra este viernes sus puertas hasta el próximo 6 de enero.

Tras los resultados del 10 de noviembre, el PSOE marcó en rojo los días 18, 19 y 20 de diciembre. En esas fechas podrían haberse celebrado las votaciones de una posible investidura de Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados. Sin embargo, ya está prácticamente descartada dicha posibilidad y esta semana la actualidad política girará en torno a los posibles avances en la negociación entre el PSOE y ERC para llegar a un acuerdo que desbloquee la legislatura. Además, el foco estará puesto en distintas decisiones judiciales que afectarán a las negociaciones: la extradición de Puigdemont, la inmunidad de Junqueras o incluso la posible inhabilitación de Quim Torra. Entre medias, el presidente en funciones, Pedro Sánchez, se ha reunido con Pablo Casado e Inés Arrimadas y hablará con todos los presidentes autonómicos.

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, ha afirmado en una entrevista concedida a la Cadena COPE que no hay que buscar "tres pies al gato" en las declaraciones del candidato a la reelección, Pedro Sánchez, sobre el buen hacer de la Fiscalía en cuanto a la euroorden contra el líder independentista catalán Carles Puigdemont: "La Fiscalía no es independiente, tiene autonomía funcional". Por otro lado, ha puesto en duda la confesión uno de los CDR investigados, que apunta a que detrás del plan para ocupar el Parlamento catalán estaba el president Quim Torra.

Ni un solo corresponsal extranjero entiende el extraño fenómeno que está sucediendo en España, donde la deslealtad con el Estado, el bloqueo y la irresponsabilidad política se banalizan mediáticamente y son utilizados como combustible altamente inflamable contra el pueblo, el orden público, y la desestabilidad territorial. Cuando Carles Puigdemont proclamó en 2017 la DUI, que inmediatamente desconvocó, Pedro Sánchez, entonces en la oposición y en las antípodas políticas de Rajoy, acudió a La Moncloa y se puso al lado del Presidente del Gobierno, incluso cuando privadamente le había dicho que personalmente “no estaba de acuerdo con la aplicación del art.155 en aquellas condiciones concretas”. De este modo demostró, cara al indepentismo catalán, al resto de España y a Europa, una Unidad con el Gobierno frente al desafío territorial.

El magistrado ha aceptado la petición de Carles Puigdemont de dar más tiempo para preparar su defensa hasta el próximo 16 de diciembre. Carmen Calvo ha señalado que ''no entendería que el Estado belga no entregue a quienes se encuentran huídos de la justicia española''

La Fiscalia belga solcita al Tribunal de primera Instacia de ese país que haga efectiva, este mismo martes, la extradición a España del ex president de la Generalitat, Carles Puigdemont, fugado a la capital europea en noviembre de 2017. Los delitos que se le imputan son los mismos por los que sus compañeros del independentismo catalán han sido juzgados y condenados en España cuya sentencia ha sido hecha pública el pasado 14 de octubre. Los abogados de Puigdemont previsiblemente solicitarán una prórroga de la vista con el argumento de haber tenido un día para preparar la defensa del expresidente catalán

Este mismo lunes la Policía Nacional ha llevado a cabo el registro del domicilio de Gonzalo Boye, abogado del ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Al parecer, la operación ordenada por la juez de la Audiencia Nacional María Tardón se ha desarrollado por un presunto delito de blanqueo de capitales relacionado con el tráfico de drogas.

Carles Puigdemont ha comparecido a primera hora de este viernes de forma voluntaria ante las autoridades belgas en respuesta a la euroorden de detención y entrega cursada por el Tribunal Supremo (TS) el pasado lunes. Por otra parte, el juez instructor de la causa del 'procés', Pablo Llarena, prepara un escrito para sus homólogos en Bruselas en el que recuerda que el expresidente de la Generalitat no tiene inmunidad parlamentaria porque no es miembro del Parlamento Europeo, pese a que la justicia belga finalmente le ha dejado en libertad sin fianza, por lo que podrá salir del país con permiso del juez.

El líder del PSC en el Parlament, Miquel Iceta, ha reclamado este jueves al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que dimita y convoque elecciones, después de que se haya comprometido a que en la actual legislatura "se acabe volviendo a ejercer el derecho a la autodeterminación" de Cataluña y validar la independencia.