lahoradigital.com

Brexit

Los partidos políticos británicos han decido librar la siguiente batalla del Brexit en un campo distinto al actual: del Parlamento a la calle. Con apenas alguna excepción menor (sólo 20 votos en contra por 438 a favor), los diputados aceptaron la disolución de la Cámara de los Comunes y el sometimiento al veredicto de las urnas, el próximo 12 de diciembre, después de que la oposición se asegurara un nuevo aplazamiento de la fecha de salida de la UE.

El primer ministro británico, Boris Johnson ha logrado su objetivo de tener un nuevo Parlamento británico antes de Navidades, el 12 de diciembre, de esta manera podría conseguir la aprobación de su acuerdo del Brexit, con la esperanza de ''cambiar el sentido'' de Westminster y culminar con la salida de la Unión Europea el próximo 31 de enero. Para ello, la ley deberá de completar la tramitacion en la Cámara de los Lores y ser ratificada por la Reina Isabel II, a tiempo para los 25 días lectivos en los que prescribe la ley

A escasas horas del comienzo de la cumbre de los líderes políticos en Bruselas, Reino Unido y la UE llegan a un acuerdo para el Brexit. Sin embargo, Boris Johnson tendrá que pasar por varios filtros como la votación por mayoría en el Parlamento Británico, necesitaría de todos los apoyos para sumar incluidos los de la DUP y también el del parlamento europeo. Los unionista irlandeses de la DUP ya han anunciado su negativa, lo que supondría una complicación en el acuerdo para una futura salida de Reino Unido el próximo 31 de octubre.

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha afirmado tras la celebración del Consejo de Ministros, que el Ejecutivo de Pedro Sánchez, aunque en funciones, tiene mecanismos institucionales y leyes para “afrontar los retos” a los que se enfrenta España, tanto nacionales, refiriéndose al tema catalán; como internacionales, con el Brexit y los aranceles a productos españoles como grandes preocupaciones. Precisamente, el ministro de Agricultura, Luis Planas, ha tachado de inaceptables las medidas de EEUU. Y la ministra de Economía, Nadia Calviño, ha querido mandar un mensaje de tranquilidad recordando los buenos marcadores de la economía española ante la situación económica internacional.

El primer ministro británico lleva a su país a una grave crisis institucional al cerrar el Parlamento hasta el 14 de octubre para impedir que la cámara frene la posibilidad de un Brexit sin acuerdo. Los laboristas de Corbyn ya buscan forzar un debate de emergencia que obligue al Gobierno a buscar una prórroga con la UE para no salirse de las instituciones europeas por las bravas

Los socialistas españoles consiguen que por primera vez en una ley europea reconozca a Gibraltar como colonia británica.

El Consejo Federal Español del Movimiento Europeo ha organizado un acto al que ha acudido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Durante la reunión, Pedro Sánchez ha propuesto una hoja de ruta que pasa por una Europa social, feminista y ecológica, con un presupuesto más ambicioso, unión monetaria y un marco de defensa propio, entre otros objetivos. Sánchez apuesta por las fuerzas europeístas en unas elecciones en las que “nos jugamos impulsar o hacer languidecer a Europa”.

La Junta de Andalucía tomará medidas para el impacto del Brexit a través de un comité de análisis, que será el encargado de formularlo estando integrado por las consejerías.

Esta reunión se ha celebrado con motivo del acuerdo al que llegaron ayer Boris Johnson, el primer ministro de Reino Unido, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Los 27 ha suscrito el acuerdo alcanzado entre Reino Unido y la Unión Europea y confían en que sea ratificado por el parlamento británico y parlamento europeo. Pedro Sánchez ha destacado la importancia que este acuerdo tiene para el comercio de la UE.

La secretaria de Estado de Comercio en funciones, Xiana Méndez, ha presidido hoy el Consejo Interterritorial de Internacionalización, en el que se ha acordado una estrategia a seguir en cuanto al Brexit y a las tensiones arancelarias con Estados Unidos. El objetivo de estos planes es actuar en favor de la internacionalización de la economía española, en su doble faceta de promoción comercial y de atracción de inversión extranjera en España.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, presidió ayer la reunión de la Comisión Interministerial para el seguimiento del proceso de retirada del Reino Unido de la Unión Europea. Esta reunión, de carácter extraordinario, se ha producido debido a la proximidad del 31 de octubre, fecha marcada por el propio Boris Johnson, primer ministro británico, para una salida con o sin acuerdo de la UE.

Turespaña arranca en Reino Unido la campaña de publicidad "We have Spain in common" con el objetivo de fidelizar al turista británico a pesar de la incertidumbre que pueda crear el Brexit, utilizando en sus vídeos atractivos como el sol, la playa y la gastronomía de lugares localizados en Andalucía, Comunidad Valenciana e Islas Baleares

Como una Ana Bolena de estos tiempos, Theresa May rendirá su cabeza (política) mil días después de haber llegado a lo más alto. No será el Rey (o la Reina) quien la arroje al cadalso, sino el alter ego del poder británico, el Parliament, o más bien sus partenaires tories, que la escogieron como segunda esposa, tras repudiar al primerizo Cameron, un pretendiente que nunca pudo complacer los anhelos soberbios de un Reino rupturista.

El Brexit es ya nuestro pan internacional de cada día. Como tantos otros temas. Eje de debate y clara preocupación mundial. En tiempos convulsos, Conde Duque presenta No Sleep Till Brexit. We’re Still Here, un festival de escena contemporánea en el que detenerse a reflexionar colectivamente. El tema de la trayectoria, que aúna a más de 10 artistas, es la salida de UK de la UE y sus consecuencias.

Del 28 al 31 de marzo, artistas y diversas compañías británicas esparcirán su obra en Madrid por primera vez. Colaboran, además, con locales. En diferentes idiomas y formatos, No Sleep Till Brexit. We’re Still Here invita a cruzar fronteras y pensar sobre el presente y el futuro de la situación brexitiniana.

A poco más de dos meses de las elecciones europeas, el panorama político de la Unión es sombrío. Cabe preguntarse incluso si puede hablarse de Unión strictu sensu, es decir, de proyecto compartido, de estrategias consensuadas, de políticas coordinadas, de lealtades comprometidas pese a las normales y deseables diferencias ideológicas.
El Brexit suele citarse como el caso más preocupante de la política europea. En parte, es cierto, pero este largo y agónico proceso de desacoplamiento británico está escondiendo o relegando otros procesos menos evidentes.