lahoradigital.com
Edición testing    12 de agosto de 2020

Boris Johnson

El ranking de fallecidos por COVID-19 lo encabeza Italia, seguido por GB, y Francia y España casi a la par

La cifra oficial es de 26.097 muertos, si bien, el Gobierno británico asegura de que la cifra de muertos incluye únicamente a aquellos que fallecieron tras dar positivo de coronavirus. En total, unas 45.000 personas podrían haber muerto por causa de la enfermedad.

Tras contabilizar a los fallecidos en los centros y residencias de ancianos, la cifra de mortalidad en el Reino Unido sumó un total de 3.811 decesos, sólo los que dieron posito en el test. Según las autoridades británicas, los fallecimientos se produjeron entre el 2 de marzo y el 28 de abril. En las últimas 24 horas el país sumó 765 fallecimientos. Con 26.097 muertos, Reino Unido es el segundo país en víctimas mortales en Europa, por detrás de Italia, y seguidos casi a la para, en tercer y cuarto lugar Francia y España.

John Newton, el responsable de tests de las autoridades sanitarias, ha informado de que el material comprado a AllTest Biotech y Wondfo Biotech emite "falsos positivos" y "falsos negativos" en la detección de la Covid-19. La compra de material defectuoso por valor de 20 millones de dolares se suma a las adquisiciones de otros países como España, Alemania o Países Bajos, que también recibieron material fraudulento.

Las redes sociales se han convertido en un peligro ya que cada día crece más la desinformación en forma de bulos, en especial en estos tiempos de emergencia sanitaria mundial. Este martes se difundió la noticia falsa de la muerte del Primer Ministro británico, Boris Johnson, a través de la cuenta de Twitter que suplanta la identidad de la BBC Breaking News. También se hizo eco de otro bulo, la noticia sobre el rechazo que el Gobierno de Sánchez hizo a la oferta de una empresa española que se dedicaba a la fabricación de tests del coronavirus. Por otro lado, la Policía Española ha informado que se impondrán fuertes sanciones a los autores de estos bulos.

Desde su confinamiento seguirá ejerciendo como jefe de Gobierno

El consejo del Gobierno de Reino Unido es que su primer ministro Boris Johnson permanezca aislado siete días y su mujer Carrie Symonds al menos catorce. El Reino Unido acumula 11.816 casos positivos de COVID-19, y ya es el noveno país con mayor cantidad de infectados. Con 580 muertes confirmadas. Se da la circunstancia de que el dirigente británico fue uno de los líderes que se rió publicamente de la pandemia y se negó a adoptar medidas hasta que la evidencia le obligó a hacerlo.

Entre las medidas de Boris Johnson, se ha recomendado a los mayores de 70 años que se mantengan en aislamiento durante 12 semanas. Todas las medidas que va anunciando el primer ministro británico son ‘recomendaciones’, ‘sugerencias’ y ‘peticiones’ a los ciudadanos.

Reino Unido ha confirmado 596 contagiados por covid-19, aunque se estima que la cifra real podría ser de más de diez mil casos. No obstante, el primer ministro británico no tomará medidas drásticas para contener el virus: no se cerrarán escuelas y por ahora no se prohibirán eventos multitudinario.

El polémico líder conservador ha dado a su partido la mayor victoria electoral en décadas y supone el espaldarazo definitivo al brexit británico. Ahora, los planes de Johnson se empezarán a ejecutar de inmediato. Por su parte, los laboristas cosechan uno de sus peores resultados históricos lo que acaba con el liderazgo de Jeremy Corbyn. El resultado de las urnas supone también la presencia de un nuevo problema en el horizonte de la política inglesa y es el gran triunfo del Partido Nacional Escocés (SNP) que podría abrir la puerta a un nuevo referéndum de independencia en Escocia.

Boris Johnson ha ganado probablemente la batalla política de su vida. Ha persuadido a un número suficiente de británicos para imponer su estrategia y su designio. El tiempo dirá si el rumbo que ha fijado este nuevo timonel conduce al país al desastre, como sostienen muchos analistas, o si, por el contrario, se abrirá paso un futuro prometedor.

Los partidos políticos británicos han decido librar la siguiente batalla del Brexit en un campo distinto al actual: del Parlamento a la calle. Con apenas alguna excepción menor (sólo 20 votos en contra por 438 a favor), los diputados aceptaron la disolución de la Cámara de los Comunes y el sometimiento al veredicto de las urnas, el próximo 12 de diciembre, después de que la oposición se asegurara un nuevo aplazamiento de la fecha de salida de la UE.

El primer ministro británico, Boris Johnson ha logrado su objetivo de tener un nuevo Parlamento británico antes de Navidades, el 12 de diciembre, de esta manera podría conseguir la aprobación de su acuerdo del Brexit, con la esperanza de ''cambiar el sentido'' de Westminster y culminar con la salida de la Unión Europea el próximo 31 de enero. Para ello, la ley deberá de completar la tramitacion en la Cámara de los Lores y ser ratificada por la Reina Isabel II, a tiempo para los 25 días lectivos en los que prescribe la ley

A escasas horas del comienzo de la cumbre de los líderes políticos en Bruselas, Reino Unido y la UE llegan a un acuerdo para el Brexit. Sin embargo, Boris Johnson tendrá que pasar por varios filtros como la votación por mayoría en el Parlamento Británico, necesitaría de todos los apoyos para sumar incluidos los de la DUP y también el del parlamento europeo. Los unionista irlandeses de la DUP ya han anunciado su negativa, lo que supondría una complicación en el acuerdo para una futura salida de Reino Unido el próximo 31 de octubre.

El primer ministro británico lleva a su país a una grave crisis institucional al cerrar el Parlamento hasta el 14 de octubre para impedir que la cámara frene la posibilidad de un Brexit sin acuerdo. Los laboristas de Corbyn ya buscan forzar un debate de emergencia que obligue al Gobierno a buscar una prórroga con la UE para no salirse de las instituciones europeas por las bravas

  • 1